Cargando...

Secciones

Publicidad

Huérfanos del Patronato en el Colegio de Padrón (La Coruña) en 1953. Los orígenes del Patronato de Huérfanos se remontan a 1871, pero no fue hasta 1981 cuando su actividad quedó regulada oficialmente. ET

La opaca relación del Patronato de huérfanos del Ejército con el banco de las mafias

Publicidad

Esta asociación, registrada como "benéfica-particular", tiene inmovilizados más de un millón de euros en Banco Madrid, intervenido por blanquear dinero del crimen organizado ruso, chino y mexicano.

Actualidad

El Banco Madrid fue intervenido en 2015 en el marco de la investigación de la Banca Privada de Andorra (BPA). Los investigadores de la Policía Nacional y la Guardia Civil constataron que en la entidad "el blanqueo de dinero estaba institucionalizado" y tenían entre sus clientes a organizaciones rusas, mexicanas y chinas dedicadas al crimen organizado. Miembros de esta última red relacionados con Gao Ping llegaron a intentar comprar la entidad entera, según revelaron los informes de la operación Emperador

Publicidad

La fuga de capitales ante la intervención de la entidad llegó a tal punto que obligó al Banco de España a congelar todas sus operaciones. Dos años después muchos de sus clientes tienen todavía sus inversiones paralizadas. Uno de ellos fue el Patronato de Huérfanos del Ejército de Tierra (Pahuet), al que se le congelaron 2,5 millones de euros. 

Esta "asociación benéfica-particular", como la define el real decreto de 1981 que reguló una actividad que hasta entonces se desarrollaba en B, asegura en su última memoria de actividades que ya ha logrado recuperar la mitad de esos fondos. También menciona que sólo tres días antes del bloqueo de Banco Madrid, el Patronato consiguió sacar de la entidad una cantidad que no ha revelado, liquidando dos cuentas de ahorro. 

No obstante, esta no es la única ocasión en los activos de los huérfanos del Ejército se vieron inmersos en bancos intervenidos. En 2014, el Patronato contaba con 1,8 millones de euros en su 'Depósito Cristiano Ronaldo', del portugués Banco do Espirito Santo, quebrado ese mismo año. El Patronato no ha informado en su memoria del destino de esos fondos. 

Publicidad

30 millones de euros para invertir

Si estas inversiones financieras por parte de la organización encargada de asistir a los 1.355 huérfanos del Ejército de Tierra han llamado su atención, descuide: no es el único. También han sorprendido a la diputada socialista y comandante retirada del Ejército Zaida Cantera, que en julio elevó una batería de 31 preguntas a la Mesa del Congreso sobre las actividades del Patronato. 

A cada huérfano le corresponderían casi 30.000 euros en activos que gestiona el Patronato

Entre sus cuestiones, la diputada del PSOE pregunta al Ministerio de Defensa cómo es posible que las inversiones del Patronato de huérfanos del Ejército de Tierra hayan producido cuatro veces menos beneficios que las de sus organizaciones homólogas en la Armada y el Aire. Cantera cita el ejemplo de 2011, cuando el Pahuet invirtió 30,5 millones de euros, declarando unos rendimientos de 270.000 euros. En ese año, el Patronato de huérfanos de la Armada (Pahuar) invirtió 9,1 millones, que generaron 312.018 euros. El del Aire (Pahuea) sacó 321.347 euros de los 8,2 millones dedicados a finanzas. 

Publicidad

"¿Por qué a partir de aquel ejercicio 2011 hasta la fecha los rendimientos por inversiones en el Pahuet han sido proporcionalmente mucho menores que en el Pahuar y el Pahuea?", interpela Cantera.

Sin interventores de Defensa

"¿Ha podido influir en los resultados declarados por el Pahuet respecto a la diferencia de rentabilidad de las inversiones —continúa la diputada socialista— la ausencia de representantes de los cuerpos Jurídico y de Intervención en sus órganos de gestión que sí tienen el Pahuar y el Pahuea?".

La cúpula militar logró en 2010 que el Ministerio retirara la supervisión del cuerpo Jurídico de las actividades del Patronato

Efectivamente, pese a que tanto sus trabajadores como las instalaciones que utiliza (residencias y oficinas) son militares que mantiene y paga Defensa, el Ministerio no tiene control sobre los gastos y movimientos financieros de la institución. Sus actividades se desarrollan en la oscuridad gracias a una maniobra de la cúpula militar en 2010, cuando logró que la entonces ministra Carme Chacón firmara un nuevo reglamento en el que retiraba a los interventores de Defensa la supervisión de las actividades del Patronato. 

Publicidad

Pese a ello el Ejército considera el Patronato como una unidad más, y los militares asignados a él disfrutan de complementos al sueldo y beneficios como el coche oficial, si procede. En la estructura de Defensa, el Pahuet está directamente a cargo del Jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra, el teniente general Juan E. Aparicio, que preside su Consejo Rector. Sin embargo, ahí acaban las similitudes con las unidades operativas de las Fuerzas Armadas.

Cementerio de elefantes

Más allá de los militares asignados al Pahuet que realizan tareas administrativas y de oficina, el Consejo Rector de la institución está formado por una docena de altos mandos en la reserva (una situación previa al retiro definitivo) o a punto de entrar en ella. Un "cementerio de elefantes", según han informado a Público fuentes cercanas al Patronato, encargado de gestionar la ingente cantidad de fondos que la institución dedica a la inversión financiera. 

En 2015 un escándalo sobre regalos "de bastante importancia" que se hacía el Consejo Rector hizo saltar las alarmas

Una gestión sin vigilancia exterior alguna, puesto que son los altos mandos los únicos encargados de supervisarse. Tal y como cita la diputada del PSOE en su batería de preguntas, es el propio Aparicio el que lo explicó en 2015: "El Consejo Rector es el único Órgano de Intervención de las decisiones de la Junta de Gobierno del Patronato, ya que Hacienda no analiza la gestión de los gastos es buena o mala. Si ninguno de los vocales solicita alguna aclaración, es porque asume que está de acuerdo".

Las asociaciones militares (la figura más cercana al sindicato disponible para los profesionales de las Fuerzas Armadas, pero con numerosos derechos recortados) solicitaron en 2015 entrar en los consejos rectores de los patronatos a raíz de un escándalo producido al salir a la luz los regalos "de bastante importancia" que se hacían a sí mismos sus miembros. "Desde entonces" se acabaron esos regalos, pero la solicitud de las asociaciones militares fue denegada, explica un militar que pide no ser identificado por la potestad de los mandos para sancionar a sus subordinados por "hacer declaraciones contrarias a la disciplina" en la prensa. 

El 47% de los huérfanos tiene más de 27 años

Según su última memoria, el Pahuet tiene unos 1.355 huérfanos a su cargo. De ellos, 578 tienen más de 27 años, el límite para recibir la ayuda por orfandad. ¿Por qué la siguen recibiendo? El Patronato atestigua que tienen reconocida una discapacidad del 65% o más, por lo que según la regulación de la institución, tienen derecho a recibir la ayuda durante toda la vida. 

Sólo el 22% de los huérfanos son hijos de miembros de la tropa

Esta situación provoca que, durante 2016, un 10% de las bajas de huérfanos del patronato fueran a consecuencia de fallecimientos por edad. Hasta seis de los huérfanos contaban con más de 70 años. 

Además, también cabe destacar una desproporción entre el porcentaje de oficiales y soldados en el Ejército y sus respectivos huérfanos. Si en activo hay unos 50.000 soldados y otros 20.000 oficiales, entre los huérfanos a cargo del Patronato sólo un 22% son hijos de miembros de la tropa, mientras que el 45% son huérfanos de oficiales y el 33% de suboficiales. 

Los militares, obligados a pagar

Tengan hijos o no, todos los militares en activo o en la reserva están obligados a pagar un 1% de su sueldo base al correspondiente patronato de huérfanos, que se les descuenta directamente de la nómina. En el caso del Ejército de Tierra esto da como resultado que el Pahuet tenga unos 85.000 asociados que le generan unos ingresos por donaciones anuales de más de ocho millones de euros. 

Publicidad

Publicidad