Cargando...

Secciones

Publicidad

Carmen Franco, en una imagen de archivo

Carmen Franco Muere Carmen Franco a los 91 años

Publicidad

La única hija del dictador fallece de cáncer tras recibir este jueves la extremaunción.

Actualidad

Carmen Franco ha fallecido a los 91 años. Su estado empeoró bastante en las últimas horas, hasta el punto de que este jueves recibió la extremaunción, según ha asegurado su hija Carmen Martínez-Bordiú. 

La única hija del dictador ha fallecido en su domicilio del barrio de Salamanca, en Madrid, donde ayer recibió numerosas visitas a su domicilio.  Por allí aparecieron diversos familiares y amigos, entre ellos dos de sus hijas, Mariola y Carmen, y su nieta Cynthia Rossi.

Publicidad

Carmen Franco junto a su padre, el dictador, y su madre Carmen Polo

Su muerte ha sido confirmada en un tuit por su nieto Luis Alfonso de Borbón, en el que señala textualmente: "Dios se ha llevado a Man (d.e.p.) pero ella no se ha ido: la tendré siempre en mi corazón".

Padecía un cáncer terminal que le fue diagnosticado hace meses y que se dio a conocer este verano, después de múltiples visitas de doctores a su casa. La noticia sobre la enfermedad terminal de la hija de Franco se hacia pública este verano, después de que recibiera la visita de más de una quincena de médicos en pocos días.

"Todo ha ocurrido este verano, he estado 15 días de médicos y dicen que debe ser de hace tiempo, pero bueno, lo he asumido, no pasa nada”, declaraba Carmen Franco tras publicarse que padecía la enfermedad terminal.

Desde entonces, la hija del dictador ha permanecido en su casa con un estado de salud delicado que le ha impedido salir.

Patrimonio usurpado

El anuncio de su muerte se produce un día después de que sea admitida la demanda del Ayuntamiento de Santiago contra la familia Franco por la apropiación de varias esculturas del Pórtico de la Gloria de la catedral, obras del Mestre Mateo.

No es el única demanda a la que se enfrenta por usurpación de bienes. En 2007, el Ayuntamiento de Sada (A Coruña) solicitó la declaración como Bien de Interés Cultural del Pazo de Meirás, residencia veraniega de la familia Franco en Galicia, un edificio del siglo XIX ligado a la figura de la escritora Emilia Pardo Bazán.

Publicidad

Pese a la oposición de Carmen Franco y su familia a devolver la titularidad de la finca y a permitir el libre acceso, finalmente la justicia decretó su acceso.

Así, el 30 de diciembre de 2008, la Xunta de Galicia lo definió como Bien de Interés Cultural, lo que suponía la preservación del inmueble y su apertura al público.

En diciembre de 1996 entregó a la entonces ministra de Cultura, Esperanza Aguirre, los diarios inéditos del que fuera presidente de la II República española Manuel Azaña, encontrados en la biblioteca de su padre y que quedaron depositados en el Archivo Histórico Nacional, y en febrero de 1998 enviudó del marqués de Villaverde.

Pese a que se ha mantenido alejada del foco mediático en los últimos años, Carmen Franco siempre honró la figura de su padre y defendió su memoria, la del sangriento dictador, al frente de la presidencia de la Fundación Francisco Franco. De hecho, en noviembre de 2015, con motivo del 40 aniversario de la muerte de Francisco Franco, rememoró su imagen.

Publicidad

"Creo que a los muertos hay que dejarlos en paz, en su sitio" manifestó a raíz de la polémica por el traslado de los restos del general Franco del Valle de los Caídos.

Su detención

El 7 de abril de 1978 protagonizó un incidente en el aeropuerto de Madrid-Barajas, al ser detenida cuando intentaba llevar a Suiza 38 medallas y condecoraciones de su padre.

El Tribunal de Contrabando le impuso una multa de 6.800.000 pesetas por intento de evasión de objetos de valor histórico. Esta sentencia fue anulada por el Tribunal Económico Administrativo Central el 25 de abril de 1980.

María del Carmen Ramona Felipa de la Cruz

La hija del dictador fue bautizada como María del Carmen Ramona Felipa de la Cruz, nació en Oviedo el 18 de septiembre de 1926 y estudió el bachillerato con una profesora teresiana, pero nunca llegó a examinarse oficialmente.

En julio de 1936, al comienzo del golpe de Estado, su padre ordenó su embarque junto a su madre en el vapor de bandera alemana "Waldi", que las trasladó a Francia. Allí vivió bajo el nombre de María Teresa Martínez-Valdés.

A su regreso a España, y tras vivir por poco tiempo en dos palacios, en Salamanca y después en Burgos, la familia Franco se instaló en octubre de 1939 en Madrid; primero en el castillo de Viñuelas y después en El Pardo, su residencia desde marzo de 1940 hasta la muerte del dictador en 1975.

Carmen Franco conoció al que sería su marido, Cristóbal Martínez-Bordiú, a los 22 años. El 16 de diciembre de 1949 celebraron la petición de mano y la boda el 10 de abril de 1950 en el palacio de El Pardo.

El matrimonio tuvo siete hijos: María del Carmen (1951), María de la O (Mariola) (1952), Francisco de Asís (Francis Franco) (1954), María del Mar (Merry) (1956), José Cristóbal (1958), María Aranzazu (Arancha) (1962) y Jaime Felipe (1964).

Publicidad

A la muerte de su padre, en noviembre en noviembre de 1975, el rey le otorgó el título de duquesa de Franco con grandeza de España, que unió al de marquesa de Villaverde obtenido por su matrimonio.

Publicidad

Publicidad