Cargando...

Secciones

Publicidad

Los bomberos trasladan a un coche durante una nevada. EFE

Temporal de nieve Reabierto el tráfico en las autopistas AP-6, AP-61, AP-51 y A-1 tras las nevadas

Publicidad

Siguen cerradas una treintena de carreteras secundarias y puertos. Asturias y Cantabria, las zonas más afectadas por el temporal de nieve, continúan este viernes en aviso rojo por nevadas.

Actualidad

Recientemente, la DGT ha reabierto al tráfico las carreteras AP-6, AP-61, AP-51 y la A-1, que conectan Madrid y Castilla y León, después de los problemas y cortes puntuales registrados durante la madrugada a consecuencia de la nieve y el hielo, según ha informado en su cuenta de Twitter. En la red secundaria permanecen 116 carreteras afectadas, 23 cerradas, 11 puertos, y 50 con cadenas, añade.

Publicidad

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria aconsejan a los ciudadanos extremar las precauciones en las áreas de Asturias y Cantabria, las zonas más afectadas por el temporal de nieve, ante la continuación este viernes del aviso rojo por nevadas que se mantendrá vigente hasta las 12.00 horas.

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido desde las 18.00 horas de ayer jueves a las 6.00 horas de hoy viernes un total de 104 llamadas relacionadas con el temporal de nieve. Varios vehículos se han quedado atascados por la nieve en la autovía A-67 a la altura del punto kilométrico 144, en Santiurde de Reinosa, ha informado el 112 en un comunicado. 

Hasta esa hora para el área de Liébana se espera una acumulación de nieve de 20 a 30 centímetros por encima de 500-700 metros. Mientras, en el centro de la región y el valle de Villaverde se acumularán entre 10 y 15 centímetros de nieve por encima de 500-700 metros, y más de 20 centímetros por encima de 700 metros, también ocasionalmente en cotas inferiores.

Publicidad

Una vez desactivado el aviso rojo, en estas áreas se pasará al aviso amarillo hasta las 00.00 horas de mañana. El nivel amarillo implica extremar la precaución porque la calzada comienza a cubrirse de nieve y no se permite circula a camiones y vehículos articulados.

En Asturias está cortado al tráfico los puertos del Connio, San Isidro y con cadenas La Collada de Arnicio, Tormaleo, Colladona, El Acebo, Pozo de las Mujeres Muertas, Cerrero, Bustantigo, Cobertoria y Leitariegos y el Puerto de Pajares entre León y el Principado que tiene además prohibido el paso de camiones articulados y autobuses.

Publicidad

La DGT contabilizaba a la 7.00 horas de este viernes hasta 82 vías afectadas por la nieve, 19 cerradas, de ellas 8 pertenecen a puertos de montaña y cadenas en 35 vías. Según informó Autopistas, compañía del Grupo Abertis, se ha activado un dispositivo de seguridad vial en la AP-6, AP-61 y AP-51 para hacer frente a las nevadas de los próximos días y evitar colapsos de vehículos como los que se produjeron el fin de semana de Reyes.

Recomendaciones

Por la previsión de nieve, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan evitar la utilización del coche si no es imprescindible en las zonas afectadas por la nieve; solicitar información del estado de las carreteras y la situación meteorológica; en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos, y llevar cadenas, móvil cargado, el depósito lleno y ropa de abrigo. Se insta también a prestar especial atención a las placas de hielo que se puedan formar en la calzada, especialmente al amanecer y al anochecer.

Publicidad

En el caso de quedarse atrapado en el coche, se recomienda permanecer dentro del vehículo con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo. Es muy importante evitar quedarse dormido y comprobar que la salida del tubo de escape está libre, para evitar que el humo penetre en el habitáculo.

Del mismo modo, se pide no salir a la montaña. En el caso de que sea indispensable, se insta a mantenerse continuamente informado de la situación meteorológica y de los riesgos de aludes; conocer de los refugios cercanos; llevar el móvil cargado o sistemas de comunicación alternativos; respetar las indicaciones, señalizaciones y prohibiciones, y extremar las precauciones.

Publicidad

Publicidad