Cargando...

Secciones

Publicidad

Dispositivo de búsqueda de Gabriel Cruz en Níjar. EFE/ Carlos Barba

Níjar El temporal complica la búsqueda del niño de ocho años desaparecido en Almería

Publicidad

La Guardia Civil continúa al frente del dispositivo de búsqueda que intenta localizar a Gabriel Cruz, aunque sin medios aéreos debido al viento y lluvia. La madre cree que "no se ha podido perder porque conoce la zona perfectamente"

Actualidad

La Guardia Civil continúa al frente del dispositivo de búsqueda que intenta localizar a Gabriel Cruz, el niño de ocho años desaparecido el martes en Níjar (Almería), aunque en esta ocasión sin medios aéreos debido al viento y lluvia que durante todo el día ha estado presente en la zona.

Publicidad

"Los dispositivos y los medios con los que contamos son los mismos que ayer. A diferencia del helicóptero, que por la climatología no nos iba a ayudar mucho y lo hemos descartado de momento", ha indicado el portavoz de la Comandancia de Almería, David Domínguez. Ha insistido en que el instituto armado trabaja en "todas las hipótesis" y no descarta nada "porque como no tenemos indicios a ciencia cierta de lo que haya podido pasar, no queremos cerrar ninguna posibilidad".

Aunque ha reconocido que en paralelo se está llevando a cabo una investigación que está declarada bajo secreto de sumario y que de momento no ha dado resultados, ha asegurado que los principales esfuerzos se centran en el dispositivo de búsqueda del menor.

Sobre la posibilidad de una desaparición forzosa que baraja la familia del niño, ha afirmado que no se descarta, pero ha recordado que "a lo largo de toda la jornada de ayer y de las primeras horas de la jornada de hoy, hemos visto que desgraciadamente por redes sociales y en grupos de WhatsApp se van emitiendo bulos e informaciones incorrectas que no nos ayudan en nada en el dispositivo de búsqueda y provocan un daño mayor a la familia".

Publicidad

Mientras, Patricia Ramírez, madre del niño, ha sostenido que "no se ha podido perder, no ha podido ir a la montaña, no es miedoso pero es prudente", por lo que considera que se trata de algo forzoso. "Estamos preocupados, no sabemos nada desde ayer. Es pequeño, tiene 8 años, estamos desconcertados y agradecidos con toda la gente que ha venido y esperamos que siga viniendo hasta que aparezca, porque tiene que aparecer", ha dicho Ramírez a los periodistas.

Patricia Ramírez, madre del menor. EFE/ Carlos Barba

Ha descartado que haya podido perderse porque "conoce la zona perfectamente, desde pequeño". Señala que esa misma mañana hizo el mismo recorrido, de unos cien metros, para visitar la casa de los primos a la que se dirigía cuando se perdió su rastro. La madre se ha dirigido a quien haya podido llevarse al niño para decirle que no habrá "represalias" por parte de la familia, por lo que lo único que tiene que hacer es "montarlo en un coche y dejarlo en un centro comercial, en la vía pública, donde puedan".

Publicidad

Ramírez cree que su hijo está vivo: "Tengo que pensar que sí. Sí porque cualquiera que vea a mi hijo como es, es muy especial, a Gabriel es imposible hacerle daño", ha dicho.

El dispositivo de búsqueda partió desde el mismo punto de la desaparición y a partir de ahí ayer se fue ampliando hasta los 800 metros a la redonda. El portavoz de la Guardia Civil indicó ayer que el número de voluntarios superó los 150, aunque esta mañana se ha notado un descenso, quizás porque es un día laborable, pero a medida que pasa la jornada se van incorporando más personas.

Ha subrayado que una de las especialidades que se ha activado para el dispositivo ha sido el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), los buzos de la Guardia Civil, para poder buscar en balsas y pozos. La meteorología también ha provocado en la jornada de este jueves que sea imposible utilizar el dron que la Policía Local de Níjar ha puesto a disposición del dispositivo y que ayer voló con una cámara térmica.

Publicidad

Publicidad

Publicidad