Cargando...

Secciones

Publicidad

Ahorramos agua porque no llueve sobre mojado

Ahorramos agua porque no llueve sobre mojado

Publicidad

El agua es un bien preciado y escaso y es labor de todos hacer un uso adecuado de este recurso básico. Las últimas lluvias han paliado en parte el grave problema de sequía que sufre España desde hace décadas pero sigue siendo necesario un uso racional que propicie el ahorro, llueva o no.

Ciencias

Este jueves, 22 de marzo, conmemoramos el Día Mundial del Agua, que se viene recordando desde 1992 por iniciativa de la ONU, con la finalidad de concienciar a la población sobre la necesidad de racionalizar su utilización. Las intensas lluvias que nos ha dejado el final del invierno han venido a paliar un poco un problema que acecha a nuestro país desde hace décadas, la sequía. El pasado otoño se daba la voz de alarma ante la falta de precipitaciones, después de varios años hidrológicos bastante secos en general, especialmente el 2014/15.

Publicidad

La media de lluvias de los últimos años ha sido en todos los casos menor al valor histórico medio de 648 mm, pero el hecho de que el año hidrológico 2012/13 fuera excepcionalmente intenso en cuanto a precipitaciones, redujo en buena medida una situación de sequía que hubiese sido más que preocupante de no haberse dado ese año de intensas lluvias.

A pesar de las cuantiosas precipitaciones de este año en todo el país, sería necesaria mucha más lluvia para revertir una situación de sequía de décadas. Estas lluvias de 2018 han sido un buen alivio a una situación que ya era comprometida, pero aún estamos casi 15.000 Hm3 por debajo de la media de los últimos cinco años.

Un uso responsable del agua es primordial ante esta situación de incertidumbre que provoca la sequía. Una labor de ahorro de cada día, llueva o no. Por ello, resultan fundamentales las campañas de concienciación específicas destinadas a interiorizar que debemos hacer día a día un uso sostenible de un recurso básico como es el agua. Y no menos importante es entender que son necesarias políticas de prevención por parte de las administraciones e inversiones durante los años en que las reservas de agua de nuestros pantanos sí son óptimas.

Publicidad

Cómo lo hacemos

Para prevenir los efectos de las sequías hay que tomar medidas cuando aún no se han producido y promover soluciones de gestión eficiente y equidad para conseguir un uso sostenible de los recursos hídricos. ¿Cómo? Optimizando los recursos subterráneos, aumentando la aportación de agua desalada, aplicando soluciones inteligentes a los usos agrícolas del agua, incrementando las inversiones en reposición de activos y regenerando el preciado líquido.

El mejor recurso que tenemos en la lucha contra la sequía es la reutilización. Por eso promover el uso de agua regenerada es fundamental, potenciándola para el riego de parques y jardines, el baldeo de las calles o incluso el regadío agrícola. Así se ahorra agua.

Publicidad

Planificación

Como señala el Director de Operaciones, Eficiencia y Calidad del Agua de SUEZ España, Rubén Ruiz, para ahorrar agua “lo que debe hacerse es planificar a medio largo plazo, evaluando las necesidades para todos los usos y evaluar el recurso disponible, teniendo en cuenta que el cambio climático está reduciendo dicho recurso. A partir de aquí, habrá que priorizar usos y buscar nuevos recursos”.

Para racionalizar el uso del agua, es necesario que muchos cambien sus malos hábitos de consumo. Como asegura Ruiz, “prever el futuro es complicado, pero cuando la NASA se plantea otro planeta donde poder vivir, lo primero que busca es el agua. El agua es el origen de la vida tal como la conocemos y, hoy por hoy, no es sustituible. Ni a nivel natural, ni a nivel social ni a nivel industrial. Por lo tanto, debemos cuidarla y aprovecharla sin poner en peligro que las generaciones futuras también puedan hacerlo. No nos podemos permitir el coste social, ambiental y económico de no hacerlo”.

Publicidad

Así pues, el agua es labor de todos en mayor o menor medida, De los consumidores, que deben hacer un uso adecuado; de las administraciones, de las empresas… El agua es de todos y entre todos debemos cuidarla.

L.M.G

Publicidad

Publicidad