Cargando...

Secciones

Publicidad

Cultivo de lavanda en la Provenza francesa. / Provence

Medicina Alternativa Algunos aceites esenciales pueden hacer crecer las mamas en los niños

Publicidad

La lavanda y el árbol de té tienen componentes químicos que actúan como disruptores endocrinos, indica un estudio

Ciencias

Utilizados de forma continua y tópica, algunos aceites esenciales, que ahora están de moda, pueden hacer que aumenten los pechos en los niños, según un estudio que confirma indicios precedentes sobre este efecto. Los aceites esenciales se llaman así porque son preparados concentrados —la esencia— de partes de una planta y se encuentran asimismo en muchos productos de perfumería y limpieza. También se les adjudican propiedades curativas en la medicina alternativa y en la aromaterapia.

Publicidad

En el caso de la lavanda y el árbol de té (que no es la planta de la que se obtiene el té para infusiones) se ha observado este efecto de los aceites esenciales de estas dos plantas en el aumento del tejido mamario en tres niños estadounidenses (de cuatro, siete y diez años), que volvieron a la normalidad cuando dejaron de utilizar diariamente productos que los contenían. Sin embargo, es necesario estudiar más casos de este trastorno, denominado ginecomastia prepuberal, para poder confirmar la acción de estos productos y quizás pasar a regularlos, señalan los expertos. Además del uso externo, los aceites esenciales se están recomendando para su ingestión, una indicación arriesgada en la mayor parte de los casos que se incluye en el auge de la medicina alternativa, una potente industria en muchos países.

Los aceites esenciales contienen disruptores endocrinos, sustancias similares a las hormonas.

El mensaje es que no todo lo natural es seguro y que todo exceso es perjudicial. “Nuestra sociedad cree que los aceites esenciales son seguros”, explica el biólogo J. Tyler Ramsey. “Sin embargo, contienen diversos compuestos químicos y deben ser utilizados con precaución porque algunos de estos compuestos son potenciales disruptores endocrinos”. Los disruptores endocrinos son sustancias similares a las hormonas cuyos efectos negativos sobre la salud reproductiva de las personas y animales es una preocupación creciente desde hace 20 años.

Hace ya 10 años que un estudio planteó la cuestión de los disruptores endocrinos en los aceites esenciales, al hallar en los mismos dos compuestos químicos que imitan los estrógenos (hormonas femeninas) e inhiben la testosterona (hormona masculina). Desde entonces ha continuado la discusión sobre el tema. El estudio que se presentó hace unos días en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología, en Chicago, es más amplio y sus resultados más contundentes.
Los investigadores, del Instituto Nacional de la Ciencias Ambientales de la Salud (NIEHS), seleccionaron ocho compuestos que se incluyen siempre en los aceites esenciales de lavanda y/o del árbol de té (Melaleuca alternifolia, un arbusto de origen australiano). En laboratorio, observaron el efecto de cada uno de los compuestos sobre células humanas. Los compuestos se confirmaron como disruptores endocrinos en grado variable.

Publicidad

Liderados por Kenneth Korach, el director del primer estudio, los científicos comprobaron además que la mayoría de los compuestos analizados se incluyen también en otros 65 aceites esenciales. El tema está sobre la mesa y va a seguir estudiándose, porque todas las personas no responden de igual forma a los compuestos químicos a los que están expuestos. “No todos sufren efectos adversos, así que es posible que esos niños sean más sensibles de lo normal al efecto de los compuestos, o quizá estuvieran utilizando el producto en exceso”, ha dicho a la BBC el pediatra Ieuan Hughes, de la Universidad de Cambridge. “La relación entre estrógenos, testosterona y otras hormonas del cuerpo humano es compleja y no se puede reproducir en estos experimentos”, matizó, por su parte, Rod Mitchell, endocrinólogo pediátrico. Sin embargo, la conveniencia de regular estos productos y alertar de que hay que tener en cuenta que son concentrados va ganando adeptos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad