Cargando...

Secciones

Publicidad

Nuestro fango: hambruna, pobreza y subdesarrollo. A propósito de comerciantes, traficantes y guerra (2/3)

Publicidad

Opinión

Juan Antonio Palacios Castaño
Colaboran: Grupo LARCS [i] (Laboratorio Abierto de Reflexión Científica y Social) www.proyectolarcs.com Canal Telegram del blog: https:/t.me/Saludypensamiento

Publicidad

El hambre le tortura en forma tal que comprende que, si no la apacigua, enseguida enloquecerá. Se muerde un brazo hasta que siente sobre la lengua, la tibieza de la sangre. Se devoraría a sí mismo, si pudiera. Se troncharía ese brazo”
(Manuel Mújica Laínez. ‘El Hambre’ [2])

Resulta fácil y, por qué no, cómodo, asociar hambre y guerra. Una correlación instalada en nuestro imaginario, pero distante en la práctica de nuestro sentir y vivir. Porque “alguien ahí fuera” hace la guerra y a partir de ahí los desfavorecidos y “pillados” en ese campo sufren desplazamiento y hambre. Toda una lotería (“algo tendrán o habrán hecho para llegar a eso, ¿no?”). Tal vez, sintamos un instante “de pena” (y, si hay suerte, daremos apoyo a una maratón solidaria). Fin.

No es tan fácil asumir esa asociación si hablamos de ‘nuestra contribución proactiva’ a esas guerras. No es fácil asumir la tragedia humana cuando nos metemos en la piel del que siente que toda su vida sería diferente sin “esa violencia que hacen los nuestros aquí, pero no es nuestra’”. No es fácil porque, sin ella, sin la interferencia de otros, “los míos no estarían con hambre, desnutridos y desapareciendo […] porque con lo que tenemos, con lo que producimos, con los que hacemos, entre nosotros, podemos salir adelante […] no estaremos como vosotros los europeos, no tendremos tantas cosas, pero podemos volver a ser felices y estar tranquilos”[3].

Publicidad

Este artículo no va de desplazamiento de culpas, ni de búsqueda de sensibilización o visibilización, algo muy en boga en el momento actual. Va de reflexión y desvelamiento de ese Unheimlich[4], eso oculto que no debería descubrirse, ese sentimiento que siendo familiar y conocido regresa a nosotros con una sensación de extrañeza y contenido terrible. Tanto que nos produce angustia porque debería permanecer oculto.

Lo que sucede tras el desvelamiento siempre es impredecible. Lo más fácil es pasar a la racionalización como forma de resistencia. Lo más difícil, hacer una incorporación de lo descubierto porque, a partir de ese momento, nada ya es lo mismo. Empezamos a ser otro o, mejor, volvemos a ser nosotros de nuevo, por fin.

Publicidad

No es algo nuevo y algunos lo han relatado:

“Kierkegaard había oído contar a su padre la historia del bandido generoso. Se quedó muy impresionado.  Al subir a su cuarto se miró al espejo. Le entró una gran crisis de angustia. ¿Qué vio Kierkegaard en el espejo? El monstruo que todos llevamos dentro, la posibilidad de convertirse en criminal.”[5]

1.

Hay cuatro lugares, entre otros muchos, Somalia, Sudan del Sur, Yemen y Nigeria, donde la hambruna[6] se está instalando y va a crecer exponencialmente en próximas fechas. Dicho de otro modo, según terminología de nuevo cuño, se trata de países en alerta humanitaria por encontrarse en situación de inseguridad alimentaria[7].

Publicidad

Seamos concretos, en estos momentos, más de 20 millones de personas que viven en estos países no pueden acceder a los alimentos básicos. Y la cifra va a ir en aumento en los próximos meses[8].

Cada país, tiene sus peculiaridades, pero ¿qué tienen en común países tan diversos que pueden distanciarse más de 6.000 km. entre ellos?

  • Los cuatro países pertenecen al área llamada subsahariana y todos ellos son geoestratégicamente ‘de alto interés’ para el primer mundo, eso que llamamos Occidente[9]. Disponen de recursos estratégicos básicos en los que están involucradas diversas potencias también occidentales, como no podía ser menos. O se encuentran en las rutas de paso de materias primas vitales para el mundo occidental[10].
  • Son países en los que predomina la religión musulmana, con su complejidad y diversidad, lo que ha servido para, desde el exterior, agudizar sus contrariedades. Así, se han desencadenado conflictos por cuestiones, muchas veces circunstanciales y menores, que han sido justificados bajo el paraguas amplio de la “radicalización yihadista”.
  • Se trata de países con altos niveles de pobreza. Como muestra, Nigeria tiene adjudicado un 0,514 en el Índice de Desarrollo Humano (ocupando el puesto 152 del ranking mundial) [11]; Yemen el 0,498 (ocupando el puesto 160) [12]; Sudan del Sur con 0,467 (puesto: 169) [13] y Somalia con 0,364 (ocupando el puesto 229, habiendo alcanzado el último lugar del mundo)[14].
  • Todos ellos están con conflictos armados altamente cruentos, alimentados, a su vez, por los otros componentes comunes, donde los países llamados occidentales toman parte, con apoyos diversos, lo que en la práctica ha conseguido debilitar, fragmentar e imposibilitar una salida autónoma del mismo.
  • Con un brutal coste humano vinculado a la violencia desatada en estos lugares, como muestra el caso de Sudán del Sur que ocupa en el Índice de Paz Mundial el puesto 160 (sobre un total de 163 países analizados)[15]. El coste económico alcanza, en el caso de Somalia, 4.255 millones de dólares (el 33% de su PIB); en Yemen 17.948 millones de dólares (28,6% de su PIB); Nigeria con 109.508 millones de dólares (11.6% de su PIB); y Sudán del Sur con 11.605 millones de dólares (36.2% de su PIB)[16].

La conclusión parece clara, hablar de Guerra en estos países equivale a decir Hambre y viceversa.

Todo esto está bien pero el discurso no deja de ser lejano y distinto de “lo nuestro”. Nosotros no estamos en la ecuación (a primera vista, es lo que parece importar). Y, si pareciera que nos alcanza, que diera al menos la impresión de que estamos próximos, hablaríamos de “conspiraciones mundiales que pasan por encima nuestro”.

¿Estamos seguros de esto?

2.

Empecemos por Yemen.

Oficialmente España no participa en este conflicto ni en los de los otros países.

Se trata de un conflicto iniciado por Arabia Saudí al frente de una coalición, con apoyo logístico de los USA (“Operación Tormenta Decisiva[17]), iniciado en el año 2015, mediante bombardeo aéreo contra el presidente vigente en ese momento. Resultado: se desencadenó una guerra entre huzíes (de credo chií) y los sunni.

Amnistía Internacional[18][19] y otros organismos han denunciado crímenes de guerra y violaciones sistemáticas de derechos humanos tanto por parte de fuerzas huzíes como por parte de Arabia Saudí y sus aliados. La muerte, el daño y la destrucción han dado paso a la hambruna[20].

Según informes oficiales del Gobierno Español[21], nuestro país vendió en el año 2016 armas a Arabia Saudí por un montante de 116,2 millones de euros (un 2,9% de las exportaciones de armas) que incluyen desde aviones a repuestos, granadas, munición y equipos diversos. En el año 2015 fueron 546 millones.

Se ha insistido, desde instancias gubernamentales, que Arabia Saudí ha garantizado el no uso de esas armas fuera de su frontera desde diversas organizaciones internacionales (Amnistía Internacional, Greenpeace, Fundipau y Oxfam Intermón[22]), también que no existe un auténtico control sobre su destino último “pese al riesgo de complicidad en la comisión de crímenes de guerra en Yemen[23].

Vendemos repuestos de aviones[24]. ¿No hemos comentado que el conflicto con Yemen fue fundamentalmente aéreo?[25].

Arabia Saudí ha planteado un bloqueo naval de Yemen. ¿Es sólo coincidencia temporal la negociación de venta de cinco corbetas españolas de Navantia por valor de 2.000 millones?[26]. Por cierto, está suponiendo un desastre humanitario según ha denunciado Human Right Watch[27].

El Gobierno español autorizó en el primer semestre del 2017 la venta a Arabia Saudí de munición y piezas de artillería por valor de 141,7 millones de euros[28] que se había mantenido en suspenso desde 2016 por la guerra de Yemen. Sin embargo, sorprendentemente, se desbloqueó en las semanas previas a la visita de Felipe VI a Riad en enero de 2017[29], lo que fue denunciado por diferentes ONG[30]. ¿Otra casualidad?

Y sobre los países aliados en el conflicto con Arabia Saudí, las ventas de armas han seguido: Barheim (19,1 millones en morteros integrados en vehículos militares), Egipto (219,3 millones en aviones de transporte, recambios y otros materiales), Qatar (62.132 en recambios  para carros de combate y antenas telescópicas), Jordania (5,1 millones en materiales para aeronaves de transporte), Marruecos (30,2 millones en granadas, materiales de aeronaves y otros) y Pakistán (8,14 millones en recambios, sistemas antitanques, etc.).

En total, en el año 2016, hemos vendido a los países de la coalición liderada por Arabia Saudí que lucha en Yemen, armamento por valor de 425,6 millones de euros.

Esto sin incluir la participación de España en cinco operaciones militares próximas en la zona[31]: EUTM Somalia (con asesores militares) [32], EUCAP Nestor (de vigilancia marítima) [33], Ocean Shield (de vigilancia marítima)[34] y Atalanta (contra la piratería, con bases en la zona)[35].

Con todo esto, ¿seguimos creyendo que no participamos en el conflicto?

Sudán del Sur y Somalia

La guerra de Sudán comenzó en el año 2013 tras el fracaso de golpe de estado que desencadenó una guerra civil cruenta.

En la zona hay abundantes reservas de petróleo, por lo que es considerada ‘zona sensible’ para los países occidentales, lo que ha llevado a situar en la misma, fuerzas de pacificación de Naciones Unidas en el área[36].

Para nuestro país la consideración de “zona sensible” está justificada bajo el concepto de “fronteras avanzadas” dentro de la estrategia de defensa española[37].

El conflicto de Somalia viene desde hace más de 25 años y ha implicado múltiples países de la zona además de occidentales, con la disculpa de acabar con vinculaciones de la organización Al Qaeda. Como resultado, Somalia se dividió en dos zonas: Gobierno e Islamistas[38].

Todo ello aderezado por los señores de la guerra en el territorio, el tráfico de armas y la población como arma de guerra (desplazamientos, violaciones, masacres y hambre).

España tiene dos operaciones militares en la zona[39]: EUTM Somalia (que proporciona formación militar al ejército en su lucha con el terrorismo islamista de Al Shabab)[40] y EUCAP Nestor (de vigilancia marítima) [41].

También participa en operaciones de vigilancia del Golfo de Adén, importante lugar de tránsito de petróleo occidental, y en las operaciones de Atalanta y Ocean Shield.

El bloqueo de armas a Somalia es efectivo desde el año 2002, pero nuestro Gobierno ha encontrado la forma de darle la vuelta, según figura en el Informe sobre exportación de armas correspondiente al año 2016[42]:

“En los embargos a Costa de Marfil, Irak, Líbano, Liberia, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia y Sudán del Sur quedan excluidos de la prohibición los envíos de armas a sus Gobiernos, las fuerzas de seguridad y las fuerzas internacionales de pacificación”. 

Insisto, ¿realmente de veras es creíble que no participamos en el conflicto y somos responsables de las consecuencias del mismo?  Hablamos de hambruna, destrucción, muerte y dolor, mucho dolor.

Nigeria

Sin lugar a dudas, se trata de uno de los países africanos con mayor cantidad de recursos estratégicos y ‘más interesante’ para el mundo occidental, es decir, para nosotros, europeos y españoles, entre otros en competición[43].

Ha sido noticia en prensa que los grupos rebeldes en los años ’60-‘70 fueron apoyados por países como España y Francia[44], contribuyendo a la permanencia del conflicto hasta la actualidad. No fuimos los únicos. En el cisco estuvieron también, entre otros, Portugal, Francia, Sudáfrica y Rhodesia. El objetivo último de todos ellos finalmente fue debilitar el poder de Nigeria en África ante su potencial emergencia y frenar el panafricanismo.

Pero aquí los intereses de Francia y España se contraponen de alguna forma a los de los EEUU y Reino Unido, lo que hace sospechar de la influencia de las agencias petrolearas que operan en la zona[45][46].

La venta de armas a Nigeria es reducida, tan solo 89.500 euros en el 2016, pero la implicación de nuestro país en la zona, en colaboración con Francia, es amplia, como se observa en las operaciones especiales los planes específicos de diplomacia y los destacamentos militares en la zona:

EUTM República Centroafricana (con asesoría y formación de personal militar para combatir el terrorismo)[47][48], Plan diplomático específico de defensa en el Golfo de Guinea, (bajo el supuesto de ayudar a estabilizar el área)[49], EUTM Mali (con entrenamiento militar para combatir el terrorismo y secesionismo)[50], Destacamento Marfil en Senegal (para ayudar desde Senegal con aviones de transporte militar de tropas y material a las operaciones de guerra de los otros países de la UE en Mali)[51], Seguridad Cooperativa con Mauritania (para adiestrar tropas)[52], Seguridad cooperativa en Senegal[53], Operación de Apoyo a RCA/OP A/C Gabón[54] (destacamento Mamba, para apoyo de despliegue de las fuerzas armadas francesas en la región).

¿Le parece poca participación y presencia directa en la zona?

Podemos añadir más: se ha comunicado que entre los años 2011 y 2012 tres patrulleras de la Armada Española visitaron Nigeria y otros países de la zona para hacer operaciones militares conjuntas y participar en actividades de formación de personal local[55].

¿Qué hay tras ésto? Lo podemos suponer: Nigeria es un importante suministrador de crudo a España, con un 12,6%[56], y de gas natural, con un 13,9%[57].

¿Queremos seguir con la inocencia infantil con la que nos tratan nuestros gobernantes de las últimas décadas? ¿Realmente no hemos participado ni participamos en el conflicto nigeriano?

Podemos llenarnos de eufemismos (como el de “fronteras de seguridad avanzada”) y terminología cooperativa cuando definamos nuestra participación en estos países, intentando invisibilizar nuestras actuaciones en el exterior. Pero la realidad, digámoslo claro, es que participamos en la expansión militarista y nos vinculamos a esa estrategia europea de cuño francés, de imposición de la influencia, mediante la fracturación de los grupos, si es preciso, con tácticas de dominación y violencia, aunque den como resultado, debilidad, caos, desplazamientos y guerra, si gracias a todo ello se favorecen los intereses de las empresas occidentales.

Resulta obvio que estamos altamente implicados en la violencia estructural (ya hablamos de ella en otro artículo[58]) que da resultados como es esta hambruna en expansión que alcanza en estos países ya a más de 20 millones de personas.

Es el comercio de armas uno de los núcleos duros, tal vez el principal, que causa el hambre en el mundo. Y somos participes.

Pero, ¿aquí queda todo? ¿hasta aquí nuestra corresponsabilidad como país en ello? No, hay más

Porque, sigue vigente lo que dijo Lawrence de Arabia en 1920: “They have been tricked into it by a steady withholding of information” (“Nos han engañado ocultando información sistemáticamente”)[59] y siguen haciéndolo

En el próximo capítulo (Nuestro fango: hambruna, pobreza y subdesarrollo. A proposito de ministerios, complicidades y armas 3/3) continuaremos con la implicación y participación de nuestro país en el comercio de armas internacional y su impacto en los conflictos y hambre en el mundo.

NOTAS
[1]Integrantes del Grupo LARCS: María José Vílchez Lara, María C. Vázquez Torres, Elena García Sánchez, Raúl Sánchez Fernández, Juan José Portolés Radiu, María Luisa Álvarez Méndez, Emilio Silva Barrera y Juan Antonio Palacios Castaño, entre otros
[2] Mujica Lainez, M. (1950), “Misteriosa Buenos Aires”. Ed. Sudamericana (02/05/10) y texto completo consultado con fecha 21/12/17. En http://biblio3.url.edu.gt/Libros/misteriosa-BA.pdf
[3] Palacios Castaño. J.A. (2017) Transcripción de entrevista con responsable municipal somalí. DARTC. 09/09/17.
[4] Kristeva, J. y Vericat, I. (1996) “Freud: ‘heimlich/unheimlich’, la inquietante extrañeza”. Debate Feminista. Vol. 13 /abril 1996. Pág. 359-368. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.jstor.org/stable/42624343
[5] Lopez Ibor, J.J. (1964) “Rasgos Neuróticos del Mundo Contemporáneo”. Ed. Cultura hispánica. Pags. 154-155, 82 y 208-209.
[6] Latham, M.C. (2002). “Nutrición Humana en el Mundo en Desarrollo”. Cap. 24: Hambruna, inanición y refugiados. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Colección FAO: Alimentación y nutrición N° 29. Roma, 2002. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.fao.org/docrep/006/w0073s/w0073s0s.htm#bm28x
[7] “108 millones de personas en países con crisis alimentarias se enfrentan a la inseguridad alimentaria aguda, y la situación empeora”. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.fao.org/news/story/es/item/876604/icode/
[8] Karimi, F. (2017) “20 millones de personas en riesgo de inanición en la peor crisis humanitaria desde 1945, según la ONU”. Sociedad. CNN. 13/03/17. Consultado con fecha 21/12/17. En http://cnnespanol.cnn.com/2017/03/13/20-millones-de-personas-en-riesgo-de-inanicion-en-la-peor-crisis-humanitaria-desde-1945-segun-la-onu/
[9] “Cuatro lugares donde la hambruna acecha”. Programa Mundial de Alimentos. esglobal: Política, economía e ideas sobre el mundo en español. 12/04/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.esglobal.org/cuatro-lugares-donde-la-hambruna-acecha/
[10] “Cuatro lugares donde la hambruna acecha”. Programa Mundial de Alimentos. esglobal: Política, economía e ideas sobre el mundo en español. 12/04/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.esglobal.org/cuatro-lugares-donde-la-hambruna-acecha/
[11] Jahan, S. et al (2015) “Informe sobre Desarrollo Humano 2015: Trabajo al servicio del Desarrollo Humano“. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). New York. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/hdr/2015-human-development-report.html
[12] Jahan, S. et al (2015) “Informe sobre Desarrollo Humano 2015: Trabajo al servicio del Desarrollo Humano“. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). New York. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/hdr/2015-human-development-report.html
[13] Jahan, S. et al (2015) “Informe sobre Desarrollo Humano 2015: Trabajo al servicio del Desarrollo Humano“. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). New York. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.undp.org/content/undp/es/home/librarypage/hdr/2015-human-development-report.html
[14] Avakov, A.V. (2015). “Quality of Life, Balance of Powers, and Nuclear Weapons (2015)”. Algora Publishing. 01/04/15. Consultado con fecha 21/12/17. En https://books.google.es/books?id=hGAiCwAAQBAJ&pg=PA62&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false
[15] Global Peace Index 2017 (2017): Measuring peace in a complex world. Quantifying Peace and its Benefits. The Institute for Economics and Peace (IEP). Consultado con fecha 21/12/17. En http://visionofhumanity.org/app/uploads/2017/06/GPI17-Report.pdf
[16] Global Peace Index 2017 (2017): Measuring peace in a complex world. Quantifying Peace and its Benefits. The Institute for Economics and Peace (IEP). Consultado con fecha 21/12/17. En http://visionofhumanity.org/app/uploads/2017/06/GPI17-Report.pdf
[17] ¿Qué es “Tormenta Decisiva” la operación en Yemen liderada por Arabia Saudí?”. Mundo. ElPaís.com.co. 08/04/15. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.elpais.com.co/mundo/que-es-tormenta-decisiva-la-operacion-en-yemen-liderada-por-arabia-saudi.html
[18] Los derechos humanos en Yemen – Amnistía Internacional (2017). Información extraída del Informe 2016/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/paises/pais/show/yemen/
[19] Arabia Saudí 2016/2017 – Amnistía Internacional Amnistía Internacional (2017). Información extraída del Informe 2016/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.amnesty.org/es/countries/middle-east-and-north-africa/saudi-arabia/report-saudi-arabia/
[20] Craig, I. (2017). “‘Only God can save us’: Yemeni children starve as aid is held at border”. The guardian. Yemen. 12/11/17. Consultado el 21/12/17. En https://www.theguardian.com/world/2017/nov/12/millions-on-brink-of-famine-in-yemen-as-saudi-arabia-tightens-blockade
[21] Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (2017). Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso. Año 2016”. Secretaría de Estado de Comercio y Turismo. Pag. 8. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.comercio.gob.es/es-ES/comercio-exterior/informacion-sectorial/material-de-defensa-y-de-doble-uso/PDF/publicaciones/INFORMEESTAD%C3%8DSTICAS2016.pdf
[22] “Global civil society alliance campaigning for a bulletproof Arms Trade Treaty” Consultado con fecha 21/12/17. En http://controlarms.org/en/
[23] Del Pozo, M.; Del Rio, S.; Armadans, J.; San Pedro, P. y Estévez, Al. (2017) “Las armas españolas, ¿cómplices de los crímenes de guerra saudíes?”. 29/08/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/las-armas-espanolas-complices-de-los-crimenes-de-guerra-saudies/
[24] Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (2017). Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso. Año 2016”. Secretaría de Estado de Comercio y Turismo. Pag. 8. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.comercio.gob.es/es-ES/comercio-exterior/informacion-sectorial/material-de-defensa-y-de-doble-uso/PDF/publicaciones/INFORMEESTAD%C3%8DSTICAS2016.pdf
[25] MacAskill E. and Torpey, P. (2016). “One in three Saudi air raids on Yemen hit civilian sites, data shows”. Saudi Arabia. 16/09/16. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.theguardian.com/world/2016/sep/16/third-of-saudi-airstrikes-on-yemen-have-hit-civilian-sites-data-shows
[26] “Ofensiva de Defensa y Navantia para conseguir macrocontratos con Arabia Saudí y Australia”. ECD: El confidencial digital. 09/05/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://www.elconfidencialdigital.com/defensa/Ofensiva-Defensa-Navantia-Arabia-Australia_0_2931306855.html
[27] “El bloqueo naval liderado por Arabia Saudita ha convertido Yemen en un ‘desastre humanitario’: HRW”. Arabia watch. 28/09/17. Consulatdo con fecha 21/12/17. En http://arabia.watch/es/sept2014/geopolitica/6772/El-bloqueo-naval-liderado-por-Arabia-Saudita-ha-convertido-Yemen-en-un-‘desastre-humanitario’-HRW.htm
[28] Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (2017). Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso. Año 2016”. Secretaría de Estado de Comercio y Turismo. Pag. 8. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.comercio.gob.es/es-ES/comercio-exterior/informacion-sectorial/material-de-defensa-y-de-doble-uso/PDF/publicaciones/INFORMEESTAD%C3%8DSTICAS2016.pdf
[29] González, M. (2017) “El rey Felipe inicia su polémica visita a Arabia Saudí, dos veces aplazada”. El país. 15/01/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://politica.elpais.com/politica/2017/01/14/actualidad/1484417188_458823.html
[30] Sánchez, G. (2017) “Las violaciones de derechos humanos de las que Felipe VI podría hablar en su visita a Arabia Saudí”. El diario.es. 09/01/17. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.eldiario.es/desalambre/Felipe-VI-visita-enero-Arabia- Saudi_0_599840569.html
[31] Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, CIFAS. “Manual de Area Somalia y Yibuti”. Sin clasificar. Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa. Ministerio de Defensa. Octubre 2008. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.emad.mde.es/Galerias/MOPS/files/MANUALES-AREA/MA_SOMALIAyYIBUTI.pdf
[32] “EUTM-Somalia”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/eutm-somalia.html
[33] “EUCAP Néstor”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/historico/listado/eucap-nestor.html
[34] “Ocean Shield”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/historico/listado/ocean-shield.html
[35] “Atalanta”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/atalanta.html
[36] “El conflicto de Somalia”. Fundació Solidaritat UB. Unersitat de Barcelona. Consultado en 21/12/17. En http://www.solidaritat.ub.edu/observatori/esp/dossiers/somalia/somalia.htm
[37] Ministerio de Defensa (2015). “Contribución del ejercito a la seguridad de Africa: Frontera avanzada” Jornadas El Ejército de Tierra y los retos futuros. Cuartel General del Ejército. Gobierno de España, 25-26/03/15. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.ejercito.mde.es/Galerias/Descarga_pdf/EjercitoTierra/departamentocomunicacion/frontera-avanzada-3.pdf
[38] “Somalia”. Reliefweb.  Consultado en 21/12/17. En https://reliefweb.int/country/som
[39] Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, CIFAS. “Manual de Area Somalia y Yibuti”. Sin clasificar. Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa. Ministerio de Defensa. Octubre 2008. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.emad.mde.es/Galerias/MOPS/files/MANUALES-AREA/MA_SOMALIAyYIBUTI.pdf
[40] “EUTM-Somalia”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/eutm-somalia.html
[41] “EUCAP Néstor”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/historico/listado/eucap-nestor.html
[42] Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (2017). Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso. Año 2016”. Secretaría de Estado de Comercio y Turismo. Pág. 101. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.comercio.gob.es/es-ES/comercio-exterior/informacion-sectorial/material-de-defensa-y-de-doble-uso/PDF/publicaciones/INFORMEESTAD%C3%8DSTICAS2016.pdf
[43] Rouen, K. and Heo, U.K. (2007). Civil wars of the world: Major conflicts since World War II. Tomo I. ABC CLIO. Santa Bárbara. California. Consultado con fecha 21/12/17. En https://ourrebellion.files.wordpress.com/2010/09/book-civilwars-of-the-world-major-conflicts-since-worldwar-2.pdf
[44] Frixa, O. “La primera guerra viral en África: Biafra”. África no es un país. Elpais. 30/05/17. Consultado con fecha 21/12/17. En https://elpais.com/elpais/2017/05/25/africa_no_es_un_pais/1495711215_453548.html
[45] Amunwa,B. “DIRTY WORK: SHELL’S SECURITY SPENDING IN NIGERIA AND BEYOND”. Platform. August 2012. Consultado con fecha 21/12/17. En http://platformlondon.org/wp-content/uploads/2012/08/Dirty-work-Shell%E2%80%99s-security-spending-in-Nigeria-and-beyond-Platform-August-2012.pdf
[46] Download the Shell data. Consultado con fechas 21/12/17. En : http://platformlondon.org/wp-content/uploads/2012/08/Shell-security-spending-leaked-data-August-2012.zip
[47] “EUTM RCA (República Centroafricana)”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/eutm-rca.html
[48] “Nueva misión en la República Centroafricana”. Misiones internacionales. Revista Española de Defensa. Mayo 2015. Número 317. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/Galerias/gabinete/red/2015/red-317-centroafrica.pdf
[49] “Golfo de Guinea (Diplomacia de la Defensa)”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/diplomacia-defensa.html
[50] “EUTM-Malí”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/eutm-mali.html
[51] “Destacamento Marfil (Senegal)”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/destacamento-marfil-senegal.html
[52] “Seguridad Cooperativa en Mauritania”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/seguridad-cooperativa-mauritania.html
[53] “Seguridad Cooperativa en Senegal”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/seguridad-cooperativa-senegal.html
[54] “Apoyo a RCA – OP A/C (Gabón)”. Ministerio de Defensa. Gobierno de España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.defensa.gob.es/misiones/en_exterior/actuales/listado/destacamento-mamba.html
[55] “Nigeria. República Federal de Nigeria”. Oficina de Información diplomática. Abril 2017. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/Nigeria_FICHA%20PAIS.pdf
[56] Informe “Energia 2017” (2017). Foro de la Industria nuclear en España. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.foronuclear.org/images/stories/recursos/publicaciones/2015/Energia_2017_pdf.pdf
[57] “Importaciones y exportaciones de gas natural por países”. Corporación de reservas energéticas: Cores. Octubre 2017. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.cores.es/sites/default/files/archivos/icores/i-cores-imp-export-gn-oct17.pdf
[58] Palacios, J.A. y Grupo LARCS (Laboratorio Abierto de Reflexión Científica y Social) (2017). “Violencia contra la sanidad (parte 2): Violencia estructural, guerra molecular y miseria”. Menos mal que no se oye lo que pienso (Salud y Pensamiento). Publico.es. 13/06/17. Consultado con fecha 21/12/17. En http://blogs.publico.es/salud-y-pensamiento/2017/06/13/violencia-contra-la-sanidad-parte-2-violencia-estructural-guerra-molecular-y-miseria/
[59] Lawrence, T.E. ‘Mesopotamia’. Sunday Times, 22/08/1920. Consultado con fecha 21/12/17. En http://www.telstudies.org/writings/works/articles_essays/1920_mesopotamia.shtml

Publicidad

Publicidad