Cargando...

Secciones

Publicidad

Un dron iraní en Israel

Publicidad

Balagán

Esta no es la primera vez que un dron enemigo entra en el espacio aéreo israelí puesto que Hizbolá ya se sirvió de este sistema de espionaje.

Israel dijo el sábado que un avión no tripulado iraní entró en Israel y al cabo de un minuto y medio fue abatido por un helicóptero. Los israelíes dicen que el dron partió de la base aérea T-4 que está cerca de la ciudad de Tadmor, en el centro de Siria.

Publicidad

Unas horas después en Teherán reaccionaron diciendo que la acusación de Israel era falsa y “ridícula” puesto que la base T-4 sí que posee drones pero estos se usan solo para detectar los movimientos de las bolsas de yihadistas del Estado Islámico que todavía hay en Siria.

Los iraníes insisten en que, en contra de lo que sostiene Israel, el dron nunca llegó a entrar en Israel sino que su misión fue examinar el desierto para detectar posibles unidades del Estado Islámico.

El ministerio de Defensa de Israel, sin embargo, divulgó el mismo sábado imágenes de un helicóptero que aparentemente dispara contra un dron enemigo, y dijo que el dron era de fabricación iraní, siendo la primera vez que esto ocurre, es decir que Irán envía drones a Israel directamente y no a través de Hizbolá.

Si creemos la versión israelí, esta es probablemente la primera vez que las dos partes entran en conflicto directo y no a través de intermediarios.

Es una confrontación peligrosa, especialmente si se tiene en cuenta que Israel posee bombas nucleares y armamamento muy sofisticado con el que puede llegar a Irán.

No obstante, cuesta creer que la situación se vaya a deteriorar rápidamente. Lo más problable es que las cosas vuelvan a la rutina, aunque esto no quiere decir que Israel vaya a disminuir la presión sobre Washington para que rompa el acuerdo nuclear de Barack Obama y adopte más sanciones contra Irán.

Publicidad

Publicidad

Publicidad