Cargando...

Secciones

Publicidad

Las patatas fritas de los calvos crédulos

Publicidad

Bulocracia

Las patatas fritas de McDonald’s contra la calvicie irrumpieron hace unas semanas gracias a multitud de medios de todo el planeta. Muchos de ellos citaban a un diario británico para afirmar sin reparos que este popular alimento “cura la calvicie”, aunque algunos han reculado después en contundencia.

Publicidad

Si así fuera, si las patatas fritas de McDonald’s ‘curaran’ la calvicie, no habría calvos, o quizá solo en el medio rural, porque están al alcance de casi todos los bolsillos. Pero si Zidane se ha quedado calvo y así sigue, es que el asunto no es cuestión de dinero. El caso es que en este tema de las patatas fritas anticalvicie a muchos les ha faltado un “podría” o un “estamos trabajando en ello”.

Ambos, quienes han afirmado con total seguridad que estas patatas “curan” la calvicie y los que le han añadido un “podrían”, se basan en un estudio de la Universidad de Yokohama que esta vez parece que sí existe, como reflejan varias publicaciones científicas a las que se alude. Pero numerosas webs han confundido a millones de calvos esperanzados de todo el mundo con sus interpretaciones y sus títulos: “Las papatas fritas de McDonald’s curan la calvicie”. La realidad es que por más patatas del McDonald’s que coma un calvo, seguirá siendo calvo aunque tenderá a engordar.

Lo que dicen las revistas científicas sobre el estudio japonés es que en la Universidad Nacional de Yokohama están convencidos de que algo que se añade a las patatas fritas de McDonald’s “podría ayudar a solucionar la calvicie en el futuro”, y ya lo van viendo.

Publicidad

Su nombre es dimetilpolisiloxano y está presente en muchos otros alimentos, no solo en las patatas fritas de McDonald’s, y también lo está en cosméticos y fármacos.

La multinacional estadounidense añade dipolisiloxanometil (E-900) a las patatas para evitar que salte mucho aceite al freírlas, y parece que los científicos japoneses lo han utilizado en ratones y les ha salido pelo. A los ratones. Así que son optimistas y creen que en el futuro tal vez podría aplicarse a humanos para combatir la alopecia.

La verdad es que este asunto tiene todos los ingredientes de una noticia falsa: un estudio, de una universidad, lejana, un producto que todos conocemos y algo que preocupa a muchos hombres, y también a sus parejas… Además, me queda la duda de si esto afecta a las patatas Deluxe o solo a las normales.

Publicidad

En cualquier caso, lo más lógico es pensar que si acaba comprobándose que el dipolisiloxanometil es eficaz contra la calvicie, lo será administrado a través de cualquier alimento que lo incluya, patatas o no. Lo cierto es que en McDonald’s seguro que están encantados con esta noticia, al margen de cómo haya sido interpretada. Igual las patatas del Burger King también llevan dipolisiloxanometil pero en Yokohama son más de McDonald’s. Por la razón que sea.

Publicidad

Publicidad

Publicidad