Cargando...

Secciones

Publicidad

Nunca bombardees Pearl Harbor: vuelve Mat Hernández

Publicidad

La oveja negra

Comprobé por cuarta vez que la cámara oculta estaba grabando. La llevaba en una pequeña mariconera marrón y tenía la sensación de que todo el mundo me miraba. El tiempo caminaba despacio hasta alcanzar las tres de la madrugada. La hora más triste del mundo porque se cierran los bares escupiendo a sus clientes a la calle, a la realidad de sus vidas de mierda. El pub irlandés estaba cerca del barrio del Raval, en Barcelona. Las prostitutas negras se iban concentrado en torno a sus puertas. Esperando. Ya quedaba poco. Los primeros guiris borrachos salieron. Sus rostros rosas como chicles de fresa ácida. Gritaban y se reían. La compostura diluida en pintas de cerveza negra y chupitos de whisky. Las chicas se abalanzaron sobre ellos. Eran muchas. Les toqueteaban la entrepierna. A los guiris les hacía gracia. Se dejaban hacer creyendo que habían ligado, que follarían  por unos pocos euros. La prepotencia del primer mundo. Confundiendo ser atractivo con tener dinero. Las mujeres siguieron metiéndoles mano. Ahora parecían más interesadas en los bolsillos traseros. Una de ellas extrajo algo y se mezcló con el grupo hasta escapar corriendo por las calles del Raval. Al instante otra hizo lo mismo. Uno de los hombres rosa dio la voz de alarma. “¡My wallet, my wallet!” Las prostitutas desaparecieron en todas direcciones. Centrifugadas por el miedo corrían y la noche las engulló.

Publicidad

Mientras caminaba, me aseguraba de que lo había grabado todo. Al día siguiente se emitió en televisión. Y nadie sintió lástima por los guiris.

Así es el Raval, el barrio donde se desarrolla Nunca bobardees Bearl Habor, de Javier Hernández Velázquez y editada por M.A.R. editor. La novela es una nueva entrega del investigador tinerfeño Mat Fernández que esta vez tiene que abandonar la seguridad de su isla para resolver el asesinato de un joven en este barrio barcelonés. Pero la pregunta es ¿por qué contratar a un detective de Tenerife sin licencia para que resuelva este caso? Quizás la respuesta esté en unas escenas eliminadas de los spaghetti westerns dirigidos por Sergio Leone.

Una novela con aroma a los clásicos, porque Mat es uno de esos detectives duros al que le cuesta amoldarse a los nuevos tiempos. De esos que piensan que los hombres no lloran; beben. Una novela bien construida, con toques de humor y diálogos brillantes. Destacable también la valentía del autor para meterse en el espinoso tema del Procés y dedicarle algunas pullas. Ritmo y frases lapidarias del protagonista: No deseaba animales de compañía. Se les coge cariño, mueren y sufres. La única opción posible era tener una tortuga. Su esperanza de vida supera el siglo.

En otro orden de cosas, les voy a hacer una oferta que no podrán rechazar: Todos los amantes del género negro tienen una cita en Cuenca del 19 al 21 de abril en el VI Encuentro de Novela Criminal Las casas ahorcadas. Por el salón de actos de la biblioteca municipal pasarán autores como Lorenzo Silva, Víctor del Árbol, Pascal Cessaint o Grazziella Moreno. Todo ello bajo la dirección de un experto en el género negro como es el capo Sergio Vera. Si se lo pierden, lo lamentarán.

Publicidad

Publicidad

Publicidad