Cargando...

Secciones

Publicidad

Opinión · Bulocracia

La prometedora carrera en Harvard de El Niño Polla

Publicidad

“Por si no lo conoces, este joven de Ciudad Real se llama Ángel Mejías (Jordi para los amigos). Está a punto de graduarse con honores en la Universidad de Harvard y es uno de los descubridores de la vacuna H1N1. ¡Orgullo Nacional! pero esto no sale en la TV porque no es farándula… Comparte si te indigna!”.

Publicidad

Este mensaje, con la imagen de un chaval con pinta de no haber roto nunca un plato, se comparte en redes sociales y tiene parte de verdad, pero poco. Solo acierta en que el joven de la foto es de Ciudad Real, se llama Ángel y le llaman Jordi. Pero falla, sobre todo, en que éste si hinca los codos, no es para estudiar. Porque el “¡Orgullo Nacional!! de la foto es “Jordi, El Niño Polla”, heredero del cetro, enorme, que dejan leyendas del porno mundial como Rocco Siffredi o Nacho Vidal.

A sus 23 años, El Niño Polla hace tiempo que dejó de ser la revelación del porno patrio para convertirse en una gran estrella internacional. Ha grabado en la meca californiana del porno y desde 2016 trabaja para Brazzers, una potente productora de cine para adultos con sede en Montreal, Canadá, que al parecer le paga más de mil euros diarios.

Tras saber de la falsa noticia que asegura que es un brillante estudiante de Harvard y uno de los descubridores de la vacuna H1N1, el propio actor porno se ha referido en su Twitter a este asunto, y lo ha hecho compartiendo uno de sus vídeos sexuales con este irónico comentario: “Muchas gracias. Gracias a vuestro apoyo he logrado alcanzar este importante descubrimiento. Aquí poniendo la vacuna a mi primera paciente”.

Publicidad

Jordi es feliz. Era un chaval de instituto y ahora no para de trabajar en lo suyo. Pero en su periplo estadounidense todavía no ha visitado Harvard, que se sepa. Quizá su capacidad motora pueda ser objeto de estudio algún día por parte de esa universidad u otras, quién sabe, pero de momento, tampoco.

El mundo es de Jordi

El éxito de este joven manchego radica en la profesionalidad que derrocha. Porque su 1,65 de altura y algo más de 50 kilos de peso poco importan en contraste con su herramienta de trabajo y el uso que hace de ella.

Y prueba de la fama internacional que ya atesora El Niño Polla es que este bulo de Harvard y la vacuna antigripal H1N1 no ha nacido en España, sino allende los mares, solo unos días antes de recalar en nuestro país. La foto del bueno de Jordi con mensaje nos ha llegado tras haber recorrido la semana pasada las redes sociales de América, desde México a Argentina, pasando por El Salvador, Guatemala, Panamá, Colombia, Ecuador, Chile o Paraguay.

Publicidad

Allí, a Ángel, Jordi, El Niño Polla, le cambian de nacionalidad en los compartidos según el país donde se difunda el asunto, y no es “Ángel Méjias”, sino “Miguel Antonio Mejía” en la mayoría de los casos. Así se llama en su versión de argentino de Tucumán, mientras que en Paraguay la foto de El Niño Polla corresponde al “chincano Yordi Caballero, oriundo de Bugaba Chiriqui”, que ha logrado en Nueva York “el primer lugar en las olimpiadas de Física”. Nada de vacunas.

Y es que en todos estos países se ha difundido la versión que se comparte en España, la que habla de Harvard y la vacuna H1N1, que, por cierto, es un antigripal. Pero por allí se han inventado muchas más.

En Colombia, hay que estar orgulloso de este “joven de Bogotá”, que es “diseñador de videojuegos y filántropo” y ha sido premiado en Corea. Pero en El Salvador, “este joven salvadoreño” se llama “Juan Carlos Martínez” y “va a viajar a Inglaterra” para continuar con sus hasta ahora brillantes estudios de Medicina.

Publicidad

Es prácticamente imposible determinar de dónde ha partido la idea de poner en Internet la foto de El Niño Polla como si fuera un estudiante de Harvard o cualquier otra cosa que destaque sus logros. Tampoco sabemos por qué y para qué alguien se molesta en difundir estas cosas. Pero ha triunfado. Se suele decir que este tipo de fake news son experimentos sociológicos que alguien lanza para ver cuántos se lo creen, pero cualquiera sabe. Lo cierto es que El Niño Polla y sus múltiples circunstancias inventadas recorren el mundo a través de Internet. Así que si ése era el objetivo, enhorabuena.

No está solo

Coincidiendo con esta suplantación en Internet de El Niño Polla, también la que fuera actriz porno Mia Kalifha comienza a ser víctima de una historia clavada a la del manchego, que se han creído ya algunos periodistas españoles de renombre y la han compartido en sus redes.

De esta chica se dice ahora que es vecina de Cáceres, que se llama Montaña García y que “ha ganado las Olimpiadas de Física y Química 2018”. Pero Mia Kalifha de extremeña no tiene nada. Nació en Beirut hace 25 años y emigró a Estados Unidos en 2000. Allí se dedicó al porno durante unos meses, en 2014 y 2015, y aunque parece que luego se cansó y lo dejó, sigue arrasando en las páginas para adultos.

Publicidad

Publicidad