Cargando...

Secciones

Publicidad

La Maravillosa Orquesta del Alcohol estrena su tercer álbum de estudio, 'Salvavida (de las balas perdidas)'.

La MODA La MODA: "Es muy jodido que la gente no pueda expresarse como quiera en una canción"

Publicidad

David y José, dos de los miembros de La Maravillosa Orquesta del Alcohol se paran a charlar con 'Público' sobre su nuevo disco, la industria discográfica y sobre los aspectos más existenciales de la vida.

Culturas

Han pasado ya seis años desde que un grupo de amigos comenzara a "reunirse para tocar, beber y compartir la alegría de la música" en la pequeña ciudad de Burgos. De esta forma tan espontánea nació al mundo La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alcohol), uno de los grupos más esperanzadores del panorama musical español. Con un estilo propio y un lirismo que llama a la búsqueda de la liberación personal y colectiva, el grupo burgalés lleva a sus espaldas más de 250 conciertos -y sumando- y hace poco más de un mes acaba de lanzar su tercer álbum de estudio, Salvavida (de las balas perdidas).

Publicidad

Precisamente con motivo del estreno de ese tercer disco, producido y editado por ellos mismos, la banda recorrerá más de diez ciudades en los próximos meses. En Madrid, el público ya agotó las entradas para sus conciertos en una de las grandes salas de la capital, La Riviera. Algo que, para sorpresa de muchos, también ha ocurrido con las actuaciones programadas en Bilbao, Valencia y Barcelona.

Este es vuestro tercer disco, parece que el más potente a nivel mediático. Por ejemplo, el otro día en el Fnac de Madrid tuvisteis que salir a tocar fuera ¿creéis La M.O.D.A. está de moda?

De moda no (risas). La moda se asocia a algo momentáneo y esperemos que esto no sea un fuego artificial que se vaya a apagar. Esto es fruto del trabajo del día a día de casi siete años. De ganarse al público, uno a uno. Gracias al boca boca, a tocar todo lo que hemos podido y más, a dejarnos la piel en cada escenario y a intentar cada día ser mejores músicos. 

Vuestro nuevo disco se llama ‘Salvavida (de las balas perdidas)’ ¿quiénes son esas balas perdidas?

Las balas perdidas son aquellos a los que Eduardo Galeano se refería como Los nadie. Esas millones de personas anónimas que nunca saldrán en la portada de un periódico o en el telediario y la gente normal a la que nosotros cantamos y nos dirigimos. 

Publicidad

¿Y el "salvavida"?

El "salvavida" es la música. La música como vehículo de unión entre personas que no se conocen. La música como medio para purgar los demonios y los males internos. La música como vía para celebrar los buenos momentos. 

Miembros de La M.O.D.A. durante la entrevista concedida a <i>Público</i>./ Álex Tena

Las letras son uno de los ejes centrales de vuestra música ¿es este vuestro disco más poético? 

Eso nos han dicho que parece. Este disco es el que tiene mayor extensión en cuanto a letras, pero hemos intentado que no haya un elemento por encima de otro. Para nosotros música y letra es lo mismo. La letra es un instrumento más de nuestra banda. Los sonidos son una letra más. Van unidas y forman parte de lo mismo y damos toda la importancia del mundo a ambas, pero sí es cierto que el peso lírico en este álbum cobra más importancia, quizá, que en anteriores porque hay estructuras menos clásicas. 

Volviendo a las letras... tienen un fuerte contenido social pero a la vez son muy sutiles, no son tan directas como en otros géneros de música como el rap y el punk. ¿Vuestras letras son una buena forma de sortear la ley mordaza con críticas poéticas?

Publicidad

Creemos que es muy jodido que en el año 2017 haya que pensar en sortear la censura o una ley mordaza, y que es muy jodido que la gente no pueda expresarse como quiera en una canción, que al final de eso tiene que tratar el arte: de libertad. Nosotros intentamos no decir las cosas de una forma obvia y huir de letras manidas y de cosas que ya se hayan dicho. Pero no por nada, sino porque creemos en decir las cosas así, es nuestra estética, nuestra manera de escribir.

"Si nos autocensurásemos sería el momento de dejar el grupo"

Hay otros grupos que son más directos y hay otros grupos que hablan de otras cosas, otros son todavía más críticos. Todas las formas son válidas. A nosotros nos sale decir las cosas así y no queremos repetir algo que ya hayan dicho otros. Pero si estuviésemos hablando de hacer una crítica sutil para evitar la censura estaríamos hablando de España en los años de la dictadura ¿no? Entonces espero que no sea eso.

Publicidad

¿No os habéis autocensurado en ningún momento a la hora de componer alguna canción social?

No. Si nos autocensurásemos sería el momento de dejar el grupo y dedicarnos a otra cosa. Entonces haríamos todo lo contrario a lo que creemos que tiene que ser el arte y la música. 

En 'Océano' decís que hay algo más fuerte que la muerte, ¿podéis revelarnos el secreto? ¿qué es?

Pues como dice la canción: "El día siguiente". Desde nuestra interpretación es que a pesar de todo lo malo que pueda suceder siempre sale el sol, siempre hay un día siguiente para bien o para mal y a pesar de todo lo malo que te pueda estar pasando siempre hay una nueva oportunidad. Y no te queda otra para bien o para mal que levantarte al día siguiente. ¿Tú cómo lo interpretas? ¿Cuándo escuchas eso qué pensarías?

Miembros de La M.O.D.A. durante la entrevista concedida a Público./ Álex Tena

Que hay algo más que te tiene que motivarnos para continuar. Un toque esperanzador del mundo...

Imagínate, ponte en una situación mala. Aquí hablamos de la muerte: no hay nada peor que la muerte. Incluso con la muerte más cruel que te pueda tocar de cerca, el mundo sigue girando. La vida sigue, no espera. 

'Vals de muchos' quizás sea una de las canciones más políticas que tenéis. Ahí decís "de qué vale odiar a un rey si tú también sueñas en ser como él", ¿quiénes sueñan con eso?

Mucha gente. Muchas veces somos muy hipócritas. Imagínate que estás todo el día criticando a un locutor de radio, y que cuando a él le despiden, tú pierdes el culo por estar ahí. Esa hipocresía es la que nosotros denunciamos. Es también como si critico a un camarero y en realidad lo estoy criticando porque a mí me gustaría estar ahí. Lo que estamos haciendo es una invitación a la reflexión: ¿odias esa figura por algo o lo que te molesta es que tú no estás ahí?

¿Vivimos en un mundo que se mueve por la hipocresía?

No. Vivimos en un mundo en el que, la mayoría de la gente y la gente a la que nosotros nos referimos, se mueve por la alegría, la generosidad y el amor. Por desgracia, hay otra gente que sí se mueve por el dinero y el interés, por el egoísmo. Eso ha existido siempre, no es nada nuevo. Pero cada uno puede quedarse con las personas que quiera. 

En esta misma canción decís que vosotros tenéis vuestras propias contradicciones, ¿cuáles son?

Esas no te las vamos a contar (risas).

¿Ninguna?

Tenemos muchas. Estoy quejándome de ciertas cosas pero a la vez estoy sustentando este circo y que la rueda gire. Estas son parte de las contradicciones de las que hablamos. Como decimos en la letra, esa culpabilidad que puedes llegar a sentir por tener o por comer cuando otros no tienen. O que estemos pensando en que nos hemos comprado una nueva cazadora cuando hay personas durmiendo en la calle. Eso es muy jodido y de alguna manera todos vivimos con ese peso porque al fin y al cabo es una losa en el que tú te ves de una manera muy hipócrita por no estar atajando eso a la vez que sientes que no es solo tu responsabilidad y que tu solo no puedes cambiarlo. Es una cosa muy jodida. Para eso sirven las letras muchas veces, para soltar todo eso que te carcome, que te está ahogando y darte cuenta de que ninguno somos perfectos.

¿Cómo veis la situación política de España?

¿A qué te refieres con política? ¿A lo que sale en los telediarios y los partidos políticos o a cosas más profundas como, por ejemplo, el precio de la luz, cómo se dan los contratos de las eléctricas, cómo se reparte en España los ministerios, la educación pública, la sanidad privada? ¿A qué te refieres con política?

A las dos ¿no?

Podríamos estar tres horas hablando (risas). A nosotros nos gusta hablar de personas, porque en el fondo hasta los políticos son personas, ¿no? O eso creemos. De momento eso es lo que creemos.

"Lo que hacemos en este disco es reivindicar el poder y el papel de la música para unir a las personas"

Pero la política es todo. Hablamos de personas y la situación es que cada vez vivimos más separados unos de otros. Vivimos en un momento en el que la sociedad está aislándonos cada vez más. Cada vez somos más individualistas y nuestras relaciones son más artificiales. Sobre todo a través de estos aparatos [señala el teléfono que está encima de la mesa], de las redes sociales. Cada vez nos sentimos más separados de los seres humanos porque viven en otro país, porque tienen otra convicción, otras circunstancias, otras costumbres... y nosotros lo que hacemos en este disco es reivindicar el poder y el papel de la música para unir a las personas. Unas personas diferentes que ni se conocen ni piensan igual, pero cuando están en un concierto cantando una misma canción sienten una conexión especial entre ellas. 

Hay veces que parece que vuestras letras lanzan un mensaje esperanzador sobre la juventud, ¿creéis que es posible un cambio de mano de los jóvenes?

Si existe un cambio tiene que venir, desde luego, de la gente joven. Aunque haya muchos mayores que, pese a los prejuicios, podrían apoyarlo y tendrían una mentalidad más abierta que muchos de nosotros, si hay un cambio social y humano, porque esto va más allá de la política, tiene que venir de la gente joven que es la que tiene toda la vida por delante. Ya no solo por ellos mismos, por todos los años que les quedan aquí, sino casi por obligación, por toda la gente que antes ha peleado para que tengamos una vida muy privilegiada. Queremos pensar que ese cambio tiene que venir de los jóvenes, pero para mi la juventud no es solo una edad, sino también un estado mental.

Miembros de La M.O.D.A. durante la entrevista concedida a Público./ Álex Tena

En un mundo mercantilizado, os editáis vosotros mismos los discos ¿Eso da más valor a vuestro trabajo? 

Eso nos hace sentir más libres, suponemos. Es nuestra forma de trabajar, tampoco conocemos otra. Siempre lo hemos hecho así, nos sentimos cómodos haciéndolo. Hemos hecho siempre todo nosotros. Desde el merchandising, hasta recoger los discos de las fábricas, lo hemos hecho nosotros siempre. Nosotros no creemos en como funcionan las multinacionales de la música. Respetamos que cada grupo tome sus decisiones y no nos sentimos superiores por no fichar por una discográfica, cada uno es libre para elegir su camino, pero nosotros hemos elegido el nuestro.

¿Tenéis la intención de seguir manteniéndolo así?

Nos gustaría seguir así. Es algo que ya nos preguntaban cuando sacamos el primer disco, y finalmente el segundo también fue auto editado y ahora, este tercero, también. Es jodido decir lo que vas a hacer en esta vida dentro de cinco o diez años, pero estamos convencidos de que este grupo seguirá siempre así... aunque eso tendréis que comprobarlo en próximos discos.

¿Un grupo con quién os gustaría compartir escenario?

Bruce Springsteen, Social Distortion.. hay cien mil... ¿Uno de aquí? Nos gusta mucho Morgan, Guadalupe Plata, Silvia Pérez Cruz, poder cantar una canción con ella sería mágico, también sería la ostia cantar con De Pedro... Quique González, que ya hemos tocado con él, y muchos más que ahora se nos pasan. La verdad es que creemos que la música española, al margen de lo más conocido y lo más comercial, goza de muy buena salud y de propuestas muy diferentes con gente que hace cosas sinceras que merecen mucho la pena.

Publicidad

Publicidad