Cargando...

Secciones

Publicidad

La Venus de Willendorf, la escultura de la discordia.- MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE VIENA

Venus de Willendorf Facebook censura una talla de hace 30.000 años por "pornográfica"

Publicidad

¿Arte o pornografía? Esta venus paleolítica e hiperbólica muestra un abdomen, una vulva, unas nalgas y unas mamas sobredimensionadas, tremendo combo que ha hecho saltar el 'beatómetro' de la red social.

Culturas

El algoritmo volvió a hacer de las suyas. Zuckerberg y los suyos parecen no haber dado con la fórmula exacta que distinga entre arte y pornografía. La última damnificada ha sido la Venus de Willendorf, una talla sobre piedra caliza que data del 28.000 a. C. Ahí es nada.

Publicidad

La representación ha debido incomodar al puritano algoritmo. Esta venus paleolítica e hiperbólica muestra un abdomen, una vulva, unas nalgas y unas mamas sobredimensionadas, lo que —al parecer— ha hecho saltar el beatómetro de Facebook. Y, claro, la mofa en redes está más que asegurada. 

El detallismo con el que el lascivo escultor prehistórico cinceló la piedra hacen de esta figurita de dimensiones reducidas —10,5 centímetros de alto, 5,7 de ancho y 4,5 de espesor con 15 centímetros de circunferencia— un valioso ejemplo para entender, según ciertos arqueólogos, el sentido estético que sobre la mujer tenía el hombre primitivo. Otros, en cambio, se decantan por interpretarla —más allá de su obvia referencia a la fertilidad— como un un símbolo de seguridad, de éxito y de bienestar.

En todo caso, cabe decir que la censura devino sobre la cuenta de Laura Ghianda —una "artivista", según tiene a bien definirse—, quien tras publicar la fotografía y ser censurada, estimó oportuno denunciar el hecho a través de sus redes con notable éxito: sus publicaciones denunciando la censura se compartieron más de 7.000 veces.

Publicidad

No es la primera vez que esto ocurre en Facebook. Hace poco conocíamos que la compañía ha ido a juicio en Francia por censurar una obra de arte "pornográfica" del siglo XIX. Se trataba de un caso similar: en febrero de 2011 la red social desconectó sin previo aviso la cuenta de un internauta francés por haber compartido en su muro el célebre cuadro de Gustave Courbet, El origen del mundo, pintado en 1866.

Publicidad

Publicidad

Publicidad