Cargando...

Secciones

Publicidad

'Call me by your name'

OSCAR 2018 La rebelión de las minorías: mujeres, negros, gais y transgénero luchan por los Oscar

Publicidad

La gala de las primeras veces: primera mujer transexual presentadora, primera mujer nominada a Mejor Fotografía, quinta mujer nominada a Dirección, una película de terror de bajo presupuesto candidata al máximo galardón, historias de afroamericanos, gais y mujeres independientes…

Culturas

Gais, negros, mujeres —¡una mujer transexual! ¡una directora de fotografía! ¡una directora de cine indie!—, una película de terror de bajo presupuesto… Algo está pasando en Hollywood. La Academia que vivió el año pasado el terremoto del #OscarSoWhite ¿se ha dado la vuelta como un calcetín o solo lo parece? La respuesta, ya saben, al final de la gala, aunque es bastante probable que la ceremonia se cierre con alguna buena noticia para las ‘minorías’ de la industria de Hollywood.

Publicidad

Por el momento, entre las favoritas para conquistar el Oscar a la Mejor Película se han puesto a la cabeza dos historias de mujeres independientes, valientes, decididas… Ellas son la madre trabajadora de Tres anuncios en las afueras (con Frances McDormand fuera de serie que se va a llevar de calle la estatuilla de la Mejor Actriz Protagonista), y la limpiadora muda de La forma del agua, precioso trabajo de Sally Hawkins.

Con ellas, aunque sin posibilidades del máximo premio, están también las historias de la legendaria editora del Washington Post, Katharine Graham, en Los archivos del Pentágono, y la de la peculiar adolescente de Lady Bird. Mujeres de verdad. Mujeres que rompen los esquemas del centenario cine machista que, en esta ocasión, además, se las tiene que ver también con una maravillosa historia de amor homosexual (Call me by your Name) y con la genial denuncia del racismo de Déjame salir. Es un hecho, pues, que algunos de los enemigos ‘no declarados’ del Hollywood convencional ya han ganado la batalla.

'Tres anuncios en las afueras'

Primera directora de fotografía

Con ellos y tras las protestas de la edición anterior, los afroamericanos —aunque todavía en franca minoría— se han plantado este año en Hollywood también con sus historias. Jordan Peele, director de Déjame salir, ha roto unas cuantas barreras. Se ha colocado en la parrilla de salida con una película de terror, producida con mucho menos dinero que sus rivales, en la que hace una crítica social devastadora, denuncia radical del racismo con la que señala con el dedo directamente a la élite blanca liberal de EE.UU. No ganará el Oscar a la Mejor Película, pero tiene muchísimas probabilidades de alzarse con el premio al Mejor Guion Original.

Publicidad

Y, a su lado, Mudbound, que también destroza algunas convenciones con sus cuatro nominaciones. Producida por Netflix, está dirigida por una mujer negra, Dee Rees, y cuenta con un guion escrito por ella misma junto al también afroamericano Virgil Williams. Pero lo más importante, es una película con mayoría femenina en su equipo y con Rachel Morrison, la primera mujer que aspira al Oscar a la Mejor Fotografía en los 90 años de historia de los premios.

'Una mujer fantástica'

Una mujer transexual presentadora

Daniel Vega también será la primera. Primera mujer transexual que presentará un premio en la gala de los Oscar. Es, además, la protagonista de la que muy probablemente será la elegida Mejor Película de Habla no Inglesa, la chilena Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio. Abanderada de las reivindicaciones de las personas transgénero, la actriz hará historia el 4 de marzo.

Publicidad

Y hasta aquí las sorpresas, al menos las más sonadas. Lo demás reflejará los gustos e inclinaciones del Hollywood de siempre. Todas las quinielas apuntan a que Tres anuncios en las afueras se llevará el Oscar a la Mejor Película frente a la segunda favorita, La forma del agua. Así, ganaría la película más complaciente para el público, la que deja mejor sabor de boca, que no es, necesariamente, la mejor. El resto, ni se contempla. La elegancia, malicia e inteligencia de El hilo invisible, una obra maestra de Paul Thomas Anderson, sigue siendo ‘demasiado’ para este Hollywood. Y las otras nominadas han llegado, después del circuito de premios, con menos fuerza.

'Yo, Tonya'

Artificio sobre sutileza

Prácticamente nadie apuesta por Greta Gerwig como ganadora del Oscar a la Mejor Dirección, aunque haberse convertido en la quinta mujer en noventa años que aspira al galardón le ha dado la publicidad suficiente para que, al menos, el mundo entero se haga eco del desprecio que la industria del cine ha hecho a las mujeres en EE.UU. Será, casi con seguridad, el mexicano Guillermo del Toro el que se alce con la estatuilla.

Publicidad

La afición a los disfraces, pelucones, discapacidades, afectación y cualquier tipo de artefacto acompañando a los intérpretes en sus trabajos se mantiene intacta en el Hollywood del siglo XXI, que volverá a recompensar la dificultad del artificio sobre la sutileza. Gary Oldman travestido en Winston Churchill arrebatará probablemente el Oscar a sus competidores. Dolerá especialmente en el caso del superdotado Daniel Day-Lewis y del sorprendente Thimothée Chalamet.

Y, entre las nominadas a la Mejor Actriz de Reparto, una categoría con mucho nivel este año, el galardón irá a manos de la extraordinaria Allison Janney (Yo, Tonya), acompañada de un respirador de oxígeno en su interpretación de madre ultra posesiva. Sin desmerecer su trabajo —magnífico—, lo cierto que es que todas — Laurie Metcalf, Octavia Spencer, Mary J. Blige y Leslie Manville— se merecen el premio.

Otros reconocimientos más que posibles en esta edición son los de Sam Rockwell (Actor de Reparto), James Ivory, (Guion Adaptado por Call me by your Name), Roger Deakins (Fotografía por Blade Runner 2049), Lee Smith (Montaje por Dunkerque), Coco (Película de Animación), Faces Places (Documental) y Alexandre Desplat (Banda Sonora por La forma del agua).

Publicidad

Publicidad