Cargando...

Secciones

Publicidad

Laura Freixas, escritora / Europa Press

Feminismo Laura Freixas: "La cultura crea el mito de que es igualitaria, pero no lo es"

Publicidad

La escritora publica su diario 'Todos llevan máscara', en el que relata dos años de su vida. En él escribe sobre decisiones, como si dedicarse únicamente a la escritura y "afrontar el interrogante sobre qué es ser mujer".

Culturas

Laura Freixas acaba de publicarTodos llevan máscara (1995-1996) , una parte de sus diarios que abarca dos años de su vida en la que la autora catalana comenzaba el "tortuoso camino de conseguir ser escritora", en busca de un editor para su novela.

Publicidad

En esa búsqueda, Freixas encontró varios obstáculos pero uno de ellos fue el del "machismo", algo que no esperaba en "un mundo como el de la cultura". "Creía que la cultura no necesitaba feminismo porque era libre, igualitaria y moderna, pero evidentemente no era así: crea un mito que hace más difícil combatir el machismo", ha señalado en una entrevista con Europa Press la escritora.

Para Freixas, las mujeres son vistas en la literatura entre sus compañeros como "intrusas y competidoras y no como iguales" y es algo que no ha cambiado con el paso de los años. "Ahora el machismo es consciente de que existe el feminismo y ya no puede tener esa bendita inocencia: se expresa de forma más sofisticada, pero sigue estando ahí", ha lamentado.

Precisamente, la máscara a la que alude este título del diario se refiere a la sociedad literaria, donde la autora reconoce "buscar ejemplos inspiradores". "Tengo una relación amor-odio con el mundo de la cultura: por una parte amo ese mundo y su gente, pero por otra me siento siempre recibida con desconfianza", ha criticado.

Publicidad

Diario con intimidades

Todos llevan máscara recoge dos años de la existencia de Freixas en los que debe enfrentarse a decisiones vitales, como por ejemplo apostar únicamente por el trabajo de escribir y "afrontar el interrogante sobre qué es ser mujer". La escritora recupera sus diarios escritos hace doce años con "el único trabajo de cortar y cambiar alguna coma o palabra", pero sin reescribir, incluso con lo que ahora no está "de acuerdo".

Así, apuesta por contar su día a día con los nombres de las personas con las que interacciona y, también, hablando de su matrimonio y su hija pequeña. "Es difícil publicar el diario con intimidades pero he tenido que vencer a ese pudor y a esa vergüenza, en parte porque han pasado 20 años y mi situación es muy distinta", ha añadido.

Publicidad

Los diarios de Trapiello o Rosa Chacel

Nombres como los de Andrés Trapiello o Antonio Martínez-Sarrión -algunos de los principales diaristas españoles- recorren las páginas de esta obra, si bien Freixas ha explicado que quería distanciarse de estos trabajos. "He querido desnudarme por la rabia que me producen algunos diarios y autobiografías que pretenden ser confesionales y solo son para la galería", ha señalado, tras matizar no obstante que también hay excepciones.

"Por ejemplo, en el propio diario de Trapiello publica que cuando ganó un premio por una novela y fue a comprar los periódicos, se encontró con críticas horrorosas, algo que le afectó. Esos son los momentos de los diarios que me gustan, como con Rosa Chacel, alguien que reconocía constantemente su fracaso en sus diarios y le hacía más humana", ha indicado.

Publicidad

Freixas, quien considera que es necesario dejar pasar cierto tiempo para publicar estos diarios -"de lo contrario se convierten en columnismo"- ha reconocido seguir escribiendo en este género, aunque sin saber siquiera si verá la luz. "El diario tiene muchas menos normas que cualquier otro género, cuando escribes es como estar a solas contigo misma, sin sentir la presencia de público", ha concluido.

Publicidad

Publicidad