Cargando...

Secciones

Publicidad

El actor Javier Bardem, durante la presentación en Madrid de la película 'Loving Pablo'.- EFE

Javier Bardem: "Estoy animando a las mujeres a que hagan huelga y a los hombres a que ayuden"

Publicidad

Penélope Cruz y Bardem aprovechan la promoción de ‘Loving Pablo’, la película de Fernando León sobre el narcotraficante Pablo Escobar y su relación con la periodista Virginia Vallejo, para denunciar la desigualdad y el abuso sobre la mujer y animar a sumarse a la huelga feminista

Culturas

Javier Bardem se ocupará de las cuestiones familiares y caseras el 8 de marzo —"lo hago casi siempre"—, mientras que Penélope Cruz, que anuló hace tiempo sus compromisos laborales de ese día, hará huelga en el trabajo y en su casa. Si esta pareja lo tiene más o menos fácil que otras, es lo de menos. Toda mujer en huelga suma. Todo hombre apoyándola suma. Y si ellos son internacionalmente conocidos y dedican el altavoz del que disponen a reivindicar la igualdad y a denunciar los abusos que sufren las mujeres, eso suma también.

Publicidad

“Estoy animando a las mujeres a que hagan huelga y a los hombres a que ayuden”, dice el actor, que añade: “Estoy también convenciendo a algunas mujeres para que hagan la huelga. La idea es que juntos, hombres y mujeres, luchemos contra el abuso”.

Lo básico

"No me importa no estar hablando solo de la película si estamos hablando de este asunto. Es un privilegio poder poner un granito de arena". Penélope Cruz se refiere a la movilización feminista mundial, a la huelga, a la brecha salarial, a los abusos y al acoso sexual, a las niñas obligadas a casarse, a la violencia machista… y a la nueva película de Fernando León de Aranoa, Loving Pablo, que coprotagoniza junto a Bardem, que es también productor.

Inspirada en el libro de la que fue amante del narcotraficante colombiano, la periodista Virginia Vallejo, es la primera película que retrata la vida de Escobar desde sus inicios en la política y con el tráfico de cocaína hasta su tenebrosa y asesina época final. Y es el relato de una mujer que sintió la fascinación del poder, cayó en sus redes y poco a poco fue descubriendo con espanto al monstruo que la había seducido.

Publicidad

"Ella era una mujer muy culta, periodísticamente respetada, pero al mismo tiempo decía cosas como que sabía lo que él la quería por el dinero que se gastaba utilizando su avión privado solo para ir a verla. Yo no la juzgo, pero tampoco me tiene que gustar, solo necesito comprenderla. Eso es lo básico", asegura Penélope Cruz, que en esta película ha cobrado exactamente lo mismo que el actor protagonista. Eso debería ser también lo básico.

El Time's Up y Woody Allen

"No puedo hablar de lo que está pasando en la industria del cine y dejar a un lado la brecha salarial, la violencia doméstica, los asesinatos de mujeres… En la industria del cine tenemos que ser un foco de luz para iluminar a esas mujeres que no tienen la voz que nosotras sí tenemos", dice la actriz, que ha hecho su aportación personal al movimiento Time’s Up, que con los más de 20 millones de dólares que ya lleva recaudados cubre, entre otras cosas, la representación legal de los intérpretes que han sufrido acoso sexual.

Publicidad

“He hecho mi aportación a Time’s Up porque sé a qué se va a dedicar el dinero”, asegura Penélope Cruz que ante la pregunta de si ahora trabajaría con Woody Allen de nuevo o renegaría como han hecho algunos, ella contesta: “Solo puedo contestar que cualquier caso que alguien sienta que no está resuelto, que se vuelve a investigar”.

Un instante en ‘Loving Pablo’

El abuso en lo cotidiano

Loving Pablo, sin querer premeditadamente hablar de ello, también aporta una visión sobre el abuso y el maltrato. "Uno se queda mucho más espeluznado con el abuso en lo cotidiano, con el abuso con las mujeres en las distancias cortas. La proximidad al personaje es lo que nos permite ver la presencia de la maldad", asegura Bardem.

Publicidad

"Pero Pablo Escobar no se hizo a sí mismo, le apoyaron y auparon gobiernos corruptos, que se financiaron con dinero del narcotráfico, gobiernos que en todo el mundo generan personajes como éste y que luego, cuando quieren deshacerse de ellos, ya no pueden. Pero también están haciendo ricos a tipos de esta calaña los que se meten una raya de cocaína".

Ambición, odio, ganas de matar

Con cero empatía con el personaje, según sus propias palabas, el actor explica que para interpretar a un hombre así es necesario reconocer en uno mismo lo que en el personaje está presente de forma desmedida. "La ambición, por ejemplo. Todos tenemos ambición, algunos enfermiza, yo como actor tengo que sacar la mía, trabajarla y luego potenciarla para interpretar a Pablo Escobar".

"Es la ambición, el odio, la rabia, las ganas de matar. Todos hemos tenido alguna vez ganas de acabar con algo o con alguien", sentencia Bardem que, consciente de que acaba de dar un titular, confiesa que no le gustaría verlo como tal. Desde luego, sería irresponsable aprovechar su franqueza y, aunque él no lo dice, sería un titular tendencioso sacado del contexto de su frase.

Justamente lo contrario ocurre con un titular que Penélope Cruz tampoco quiere ver en la prensa de estos días. Hasta tal punto rehúsa hablar de ello, que dice que no va a contestar a esa pregunta. ¿Le ha llamado alguien del Ministerio de Cultura para felicitarla por el César de Honor que le ha concedido la Academia del Cine de Francia? "No voy a contestar a eso, porque no tiene ninguna importancia comparado con todo esto que estamos hablando de la mujer". Que sí, que no, que es importante, que no lo es, y al final, sin que ella diga ni mu, es evidente que no ha tenido felicitación oficial. No saldrá, pues, un titular, pero ahí queda una vez más el desprecio absoluto del gobierno del PP a la cultura, y en concreto, al cine español.

Publicidad

Publicidad