Cargando...

Secciones

Publicidad

Amaia y Alfred reciben a la prensa en la azotea del Hotel Tívoli en Lisboa, a pocas horas de la final de Eurovisión. /R. RUÍZ

Eurovisión 2018 Alfred García: “La magia la pone ella”

Publicidad

Amaia y Alfred representarán esta noche a España en el festival de Eurovisión que se celebra en Lisboa con el tema "Tu canción"; una balada romántica de un amor adolescente.

Culturas

Dúo artístico y pareja en la vida real, estos dos jóvenes que esta noche representarán a España en el festival de música europeo con su tema Tu canción están fascinados de la experiencia que están viviendo. Con continuas muestras de cariño del uno al otro han demostrado gran complicidad ante la prensa que cubre la cita. Naturales y espontáneos, aseguran que es precisamente esto lo que quieren transmitir en su actuación sobre el escenario del Altice Arena.

Publicidad

Pero no lo tienen nada fácil. Las apuestas no les han sido favorables y no suelen ir muy desencaminadas, ya que en ocasiones anteriores, incluso días antes de celebrarse la gran final, suelen pronosticar con acierto quién será el ganador. Durante los ensayos, tanto la prensa como el público se han mostrado fríos ante su actuación que, pese a estar bien encarrilada, carece de la espectacularidad y el brillo de otras que se han podido ver. Aunque muchos aseguran que su balada está construida para ser un éxito, otros la han calificado de ‘pastelón adolescente’. Y, para colmo, actuarán en segunda posición, lo que suele suponer un lastre a la hora de realizarse las votaciones.

Pero ellos aseguran sentirse bien y llevar los nervios con deportividad. “Tranquilos pero con algo de impaciencia”, asegura Amaia, y “muy contentos de que llegue el gran día. Ha sido mágico vivirlo juntos”, replica su compañero. Ambos están deseosos de que pase este torbellino para iniciar sus carreras musicales “que serán individuales y en solitario”, deja claro la artista.

Chipre e Israel parten como las grandes favoritas de la noche, aunque muchos aseguran que los pronósticos están maquillados como estrategia de estos países para alzarse con el micrófono de cristal de esta edición del festival. El propio Salvador Sobral, triunfador en 2017, ha asegurado que no le gusta la canción de Israel, pese a que su representante Netta se ha convertido en la arista más nombrada durante los días previos. “Lo apoyo a muerte en todo”, asegura Alfred sobre Salvador. “Me encanta él, me encanta su subversión, su manera de entender la música y su libertad. Hay que ser libre en esta vida”, responde ante la prensa, evitando hacer polémica. “Entenderíamos cualquier victoria, porque es verdad que todas las actuaciones tienen sus características y las hay que pueden gustar más o menos”, afirma Amaia, que pone al tema de la República Checa como su favorito, aunque Alfred se decanta por Francia con Mercy de Madame Monsieur o la canción de Portugal. “Me recuerda a cosas que había hecho Miles Davis, mezclando el jazz y la electrónica”, puntualiza.

Publicidad

Durante la entrevista, y ante el grupo de periodistas españoles, ambos se han atrevido a interpretar parte de un tema en euskera del cantante Mikel Erentxun, Lau Teilatu, que el artista interpretó junto a Amaia Montero hace más de una década. “A ver si aprendo algo de Euskera y hago una canción en ese idioma”, dispara el catalán, que afirma estar cansado de la polémica que suscitó que su compañera le regalara el libro España de mierda de Albert Pla, algo por lo que algunos ultra-españolistas pidieron que se les hiciera boicot. “Me encantaría cantar algo en euskera en el futuro, el idioma me encanta”, afirma la navarra que bromea con hacer un dúo euskera-catalán con su compañero. “Yo le compuse una canción a Amia en catalán”.

Ambos son conscientes de que tras la aventura eurovisiva seguirán sus carreras en solitario, pero para siempre serán recordados como los de Tu canción. “Es una gran tema. Nos gusta mucho, me imagino volviéndolo a cantar dentro de muchos años y me da como emoción”, se anima Amaia frente a su compañero, que asegura que “alguna peleilla” ha habido entre ellos, pero que se quieren un montón. Esta relación les ha situado en el punto de mira de muchos, que han aupado a la pareja como un modelo a seguir para los jóvenes, tanto en el terreno personal como para aquellos que se están formando en el mundo de la música. Pero ellos se restan importancia y se muestran más críticos. “Lo que debería haber son más ayudas por parte del Gobierno para que los jóvenes estudien música, pero no sólo en los centros. La educación musical también es ir a conciertos y comprar discos”, ataca Alfred que se ha mostrado muy taxativo en cuanto a la necesidad de que se reduzca el IVA cultural en España. “La música es un bien de primera necesidad y debería haber una mayor accesibilidad a la cultura en nuestro país”.

Publicidad

Este año Eurovisión parece ser más reivindicativo, feminista y diverso que en otras ediciones, aunque la coronación en 2014 de la austríaca Conchita Wurst ya marcó un antes y un después en el festival. Ahora, el protagonismo de la extravagante cantante israelí Netta, la actuación del dúo irlandés que incluye un baile romántico entre dos hombres, la presencia continua de banderas arco iris y el hecho de que por primera vez sean cuatro mujeres las que presenten la gala final son ejemplos de este cambio. La mujer parece estar ocupando un papel fundamental, pero el festival sigue recibiendo críticas al ser mayoritaria la presencia de artistas con un canon de belleza estereotipado.

Pero Amaia y Alfred creen que hoy en día una artista 'rellenita' como Netta podría hacerse con la victoria en Eurovisión. “Eurovisión no es el problema sino la sociedad en general y es imposible cambiar algo así de golpe”, se queja Amaia, que asegura que en ningún momento ha recibido presiones por ser mujer. “Tiene una personalidad lo suficientemente fuerte y especial como para que ella misma se defina”, remarca su compañero: “la magia la pone ella”.

Publicidad

La gala de la final de Eurovisión se celebrará esta noche y podrás seguirla en vivo desde las 21.00 horas en Público.

Publicidad

Publicidad