Cargando...

Secciones

Publicidad

Los miembros del Comité de Informativos de TVE, en el Comité de Peticiones del Parlamento Europeo. TWITTER

La Eurocámara pedirá por carta explicaciones al Gobierno sobre la censura en TVE

Publicidad

El Comité de Peticiones del Parlamento Europeo ha decidido mantener abierta la petición del Consejo de Informativos de TVE que denuncia la falta de pluralidad y la censura en la televisión pública, a fin de seguir investigando, y entre las descalificaciones de los populares contra los peticionarios.

Culturas

En los alrededor de 7 minutos que ha durado la intervención de Maria Asunción Gómez, la representante del Consejo de Informativos de TVE ha relatado numerosos casos de censura, presiones y falta de pluralidad en las retrasmisiones de la televisión pública española y ha mostrado imágenes de las numerosas protestas de los trabajadores a los miembros de la Comisión de Peticiones de la Eurocámara. En vista del relato de los periodistas de TVE, y a pesar de las descalificaciones de los eurodiputados del PP contra los peticionarios, el Parlamento mantendrá la petición abierta y enviará una carta al gobierno español pidiendo explicaciones.

Publicidad

Los ejemplos relatados por los miembros del Consejo de Informativos dan buena cuenta de la falta de pluralidad e independencia del medio. Unas prácticas que violan tanto la Constitución Española como la legislación europea y dan buena cuenta de la necesidad de un cambio en la dirección que, ante el bloqueo del Partido Popular, no llega. “Les pedimos que se unan a nosotros y soliciten al Gobierno que respete la normativa de España y de la UE, y que devuelva RTVE a los ciudadanos”, ha pedido Gómez al término de su intervención.

Comisión Europea ha subrayado que la cuestión excede sus competencias. Que es consciente de la importancia de la libertad de expresión, la pluralidad y la independencia de los medios para asegurar el buen funcionamiento de la democracia, pero que poco puede hacer pues la competencia es de los Estados miembros. Ha abierto la puerta, eso sí, a futuras intervenciones.

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión están muy cerca de lograr un acuerdo político sobre la nueva Directiva de servicios de comunicación audiovisual. Y esta sí, incluye provisiones específicas con el objetivo de velar por la independencia de los servicios audiovisual de los gobiernos y de cualquier otra entidad pública o privada. Que la petición se mantenga abierta hace que eventualmente la Comisión pudiera abrir un procedimiento de infracción en el futuro, de continuar la situación en TVE y si se aprobara la legislación. Una posibilidad, eso sí, muy a largo plazo.

Publicidad

Por eso la Comisión de Peticiones se ha comprometido a mantener viva la demanda y a pedir explicaciones al Gobierno.

Ataques del PP a los peticionarios

Los intercambios verbales, las broncas y las rencillas políticas entre miembros de la Comisión de Peticiones cuando se tratan asuntos españoles son habituales; las faltas de respeto a los peticionarios, no.

Rosa Estaràs (PP), vicepresidenta de la Comisión, ha asegurado que la televisión pública española es la que está sometida a más control, entre otros, del Congreso y el Senado. “Es allí donde tendríamos que tener esta discusión”, ha subrayado. Estaràs ha insistido en “la credibilidad, el prestigio, independencia, rigor y profesionalidad” y ha puesto en duda los argumentos y las informaciones de los peticionarios. Peticionarios, por cierto, que son periodistas en esa casa.

La popular ha puesto además en duda la independencia de los representantes del Consejo de Informativos, al haber sido organizadas las reuniones y las convocatorias a los medios gracias a la mediación del Partido Socialista. Por alusiones, Fernándo López Aguilar (PSOE) ha defendido que “los peticionarios nos son vicarios de ningún partido político, son profesionales”. Lo cierto es que ningún individuo u organización puede hacer uso de las instalaciones de la Eurocámara sin la invitación de un miembro de esta. Solo el Partido Popular ha cuestionado la adscripción política de los interesados.

Publicidad

La intervención de Estaràs, que se ha excedido notablemente en su tiempo de palabra a pesar de los continuos intentos de la presidencia por frenarla, ha estado acompañada de golpes en la mesa y aplausos de asistentes de los eurodiputados populares al fondo de la sala. Hasta el punto de que la presidenta de la Comisión de Peticiones Cecilia Wikström se ha visto obligada a intervenir para devolver el orden a la sala.

Pero la de Estaràs no ha sido la única intervención que ha cuestionado a los peticionarios. Pilar Ayuso considera que la petición es parte de “una campaña de difamación en pre campaña electoral”. Ayuso, además, ha acusado a los peticionarios de mentir en su exposición y ha menospreciado sus demandas. “Cuando escuchaba a los peticionarios pensaba que hablaban de TV3 o la televisión de Castilla La Mancha”, ha subrayado.

Publicidad

También Ester Herranz ha descalificado a los representantes del Consejo de Informativos de TVE presentes en la sala y ha denunciado que la petición es una “campaña de desprestigio con fines políticos”. Esta intervención, también entre la algarabía de los asistentes del partido.

Apoyo mayoritario a los trabajadores de TVE

Pero lo cierto es que las descalificaciones de los eurodiputados del Partido Popular han sido la nota discordante de una Comisión de Peticiones que se ha volcado en defensa de la pluralidad en TVE. Varios representantes españoles de todas las siglas, desde el PSOE a Ciudadanos pasando por Podemos, Izquierda Unida o el BNG han expresado su apoyo a los representantes del Consejo de Informativos de TVE que se han desplazado a Bruselas.

Ángela Vallina, representante de Izquierda Unida, ha pedido respeto para los peticionarios tras las intervenciones de las populares. Vallina, como otros eurodiputados, ha agradecido el coraje y la valentía del Consejo de Informativos “por su defensa de un modelo pública que nos garantice el derecho a una información veraz, objetiva y plural”. La eurodiputada de IU ha recordado que las denuncias sobre la situación en TVE han sido constantes. Aunque se ha agravado desde 2011, “hasta el punto de encontrarnos hoy aquí, en el Parlamento Europeo, preguntándonos si el gobierno respeta los derechos fundamentales y aplica correctamente la legislación europea”.

Para la diputada del BNG Ana Miranda, estamos en “los peores tiempos de la censura” y denuncia además que “esta falta de independencia de un servicio público que pagamos con nuestros impuestos cercena la libertad de expresión”.

El eurodiputado de Podemos, Xabier Benito, critica la posición y pide que se elabore un informe para poder pedir las explicaciones pertinentes al gobierno de España. “Aunque están a riesgo”, ha recordado Benito en relación a la intervención de Cristobal Montoro, “de que el ministro les recomiende que cambien de canal”. Ante las acusaciones de falsedad por parte de las eurodiputadas populares, el representante de Podemos ha recordado las últimas dimisiones en la cadena a causa de las presiones, los traslados de profesionales que se revuelven contra la censura o el bloqueo que el Partido Popular mantiene para evitar una renovación del Consejo de Administración de la cadena.

Un bloqueo que la socialista Soledad Cabezón ha achacado a la voluntad del PP de controlar la cadena de cara a las próximas elecciones.

Menciones a TV3

La Comisión de Peticiones deberá examinar también en los próximos meses peticiones relativas también a la falta de pluralidad en la cadena catalana TV3.

Josep Maria Terricabras, eurodiputado de Esquerra Republicana, ha defendido la contundencia de los hechos presentados por los trabajadores y ha pedido la investigación de la situación en la cadena. Javier Nart (Ciudadanos) ha subrayado que “la televisión pública debe ser la televisión de todos y no del gobierno. Y en España, la televisión pública es del gobierno. De todos los gobiernos”. Nart ha aprovechado para pedir “a los separatistas” que tengan “la misma sensibilidad” cuando la Comisión aborde el caso de TV3.

Disculpas a los peticionarios

Al término del examen de la petición, la presidenta de la Comisión ha querido pedir disculpas a los peticionarios por el comportamiento de algunos eurodiputados a los que ha recordado que el Parlamento “no es un patio de colegio”.

El presidente del Consejo de Informativos de TVE Alejandro Caballero ha subrayado la independencia de los profesionales de la cadena y ha defendido su “sincera voación de servicio público”. Caballero ha pedido a los miembros de la Comisión que examinen la información incluida en la petición. “Queremos ser un modelo de independencia y de pluralismo”, ha insistido, “y que todos los ciudadanos, piensen lo que piensen, no solo nos vean sino que sientan orgullo de su televisión pública”.

El gobierno de España tendrá que responder ahora a las demandas de aclaración sobre la situación en TVE que la Comisión de Peticiones planteará en su misiva.

Publicidad

Publicidad