Cargando...

Secciones

Publicidad

John Coltrane.- CHUCK STEART PHOTOGRAPHY (UNIVERSAL)

Un Coltrane inédito: el Santo Grial del jazz

Publicidad

El cuarteto del saxofonista grabó en marzo de 1963 una sesión de estudio de la que no se tenía noticia. El álbum contiene cinco versiones de temas conocidos y dos nuevas composiciones originales.

Culturas

La primera semana de marzo del 1963 John Coltrane estaba muy ocupado. Metido en la vorágine de dos semanas de residencia en Birdland y preparándose para grabar el famoso álbum John Coltrane and Johnny Hartman, que se realizó el 7 de Marzo. Pero el día anterior se llevó a cabo una sesión que formaba parte de la leyenda hasta hoy.

Publicidad

El miércoles 6 de Marzo, el cuarteto de Coltrane fue a los estudios Van Gelder de Englewood, Nueva Jersey donde grabaron y cortaron material suficiente para un álbum completo, con bastantes composiciones originales, nunca después incluidas en posteriores grabaciones. Pasaron el día con el compromiso de grabar las piezas, tomándose algún tiempo con algunas, ensayándolas dos o tres veces, y tocándolas de diferentes maneras y con diferentes estructuras.

Al final de la jornada Coltrane se fue de los Van Gelder Studios con una cinta de referencia que se llevó a su casa en Queens, donde la compartió con su mujer, Naima. Estas grabaciones han permanecido 54 años tal cual, sin ser tocadas, hasta que Impulse! abordara a la familia para lanzar finalmente este álbum perdido. Aunque nunca se encontró el master —como Rudy Van Gelder no dejaba nada al azar— la cinta de referencia fue descubierta en excelentes condiciones.

Como expresa el legendario saxofonista Sonny Rollins perfectamente: “Es como descubrir una nueva estancia en la Gran Pirámide.” Las implicaciones musicales de este álbum, las composiciones originales, los arreglos, la banda, el año en el que fue grabado, todo aboca al redescubrimiento y a la re-contextualización de uno de los músicos más importantes de nuestro tiempo.

Publicidad

Danny Bennett, Consejero Delegado y Presidente del sello Verve Label Group, familia de Impulse! Records, comenta: “El Jazz es hoy más importante que nunca. Se está convirtiendo en la música alternativa del Siglo XXI y nadie mejor que John Coltrane para personificar la esencia rompedora de barreras que el jazz supone. Fue un visionario que cambió el curso de la música y su álbum perdido es un hallazgo que se da una vez en la vida. Nos da una visión íntima de su proceso creativo y nos conecta con su arte. El álbum es un momento cultural y su edición va como anillo al dedo con el relanzamiento del icónico sello Impulse!”

En el álbum hay dos grabaciones originales completamente desconocidas y nunca antes escuchadas. Untitled Original 11383 y Untitled Original 11386, ambas interpretadas con saxo soprano. 11383 contiene una relativa rareza, un solo al contrabajo de Jimmy Garrison y 11386 marca un significante cambio estructural puesto que tras los solos, el cuarteto vuelve a retomar el tema recurrente y eso es algo muy atípico en el repertorio de la formación.

Publicidad

Además de los dos temas originales inéditos y completamente vírgenes, de One Up, One Down —que fue anteriormente editado solo en un bootleg grabado en el Birdland— se escucha por primera y única vez aquí su versión de estudio. Contiene un fascinante intercambio entre Elvin Jones y Coltrane.

Impressions, una de las composiciones más famosas y frecuentemente grabadas de Coltrane, se interpreta en un formato de trío, sin piano, en este álbum. De hecho McCoy Tyner compone en un número de piezas en esta sesión de grabación. Es uno de los aspectos más interesantes de la grabación es que refleja las posibilidades armónicas sobre las que Coltrane debatía en esa época regularmente con Ornette Coleman.

Publicidad

Esta sesión de estudio también incluía una de las primeras grabaciones de Coltrane de Nature Boy que volvió a grabar en 1965 de nuevo, y las dos versiones son diametralmente opuestas. La que ya conocíamos es un devaneo, una dispersión. Esta en cambio es compacta, sin solos y con una duración de poco más de tres minutos. El otro tema que no es una composición original del disco es Vilia, de la opereta de Franz Lehár, The Merry Widow. La versión soprano de la edición Deluxe es el único tema de la sesión que ha sido publicado con anterioridad.

Este descubrimiento único desvela un increíble número de equilibrios creativos, como desarrollar melodías originales mientras se replanteaban estándares que les eran familiares. O intentar tocar primero algunas canciones en saxofón tenor y después en soprano. Usar técnicas antiguas como los arpegios de su “partitura” mientras experimentaban con un false fingering (falsa digitación) u otros sonidos más nuevos. Esta sesión es crucial, aunque decirlo así implica incidir en que John Coltrane siempre ha resultado crucial, forzando el acelerador al máximo a la vez que se valía de ideas y recursos más antiguos y testados.

Publicidad

Publicidad