Cargando...

Secciones

Publicidad

Concierto del grupo Guns and Roses, cabeza de cartel del Download Festival/Página oficial

Festivales de música Disección del machismo en los festivales: así se margina a la mujer en los carteles

Publicidad

Solo 13% de los artistas que actúan en los diez festivales del país con más asistentes son bandas y solistas femeninas. Las mujeres también están representadas en los grupos mixtos, pero solo representan otro 13%. El 74% son hombres.

Culturas

La Caja Mágica de Madrid acoge este fin de semana la segunda edición del Download Festival. Una cita para los amantes del heavy metal, el rock duro y el punk que con tan solo un año de vida se ha colado en la lista de los 25 festivales estatales con más asistentes. El ranking, elaborado por la Asociación de Promotores Musicales, está compuesto por encuentros musicales de distintos géneros —reggae, indie, electrónica, heavy—, pero todos ellos tienen un mismo común denominador: la escasa presencia de las mujeres en sus carteles.

Publicidad

El Download ofrece tres días de música en vivo con 56 actuaciones, de las cuales tan solo nueve nombres tienen representación femenina [véase gráfico al final del artículo]. Esta cifra, que corresponde al 16% de total, engloba a conjuntos mixtos, solistas y bandas femeninas. Pero el panorama es desolador si analizamos el número de mujeres que suben al escenario sin compañía masculina: solo dos nombres en todo el cartel (un conjunto liderado por mujeres y una artista solista).

Los datos del festival madrileño son parte del reflejo de la escena festivalera de nuestro país. El pasado año, solo un 15% de los artistas que actuaron en los 20 principales festivales eran (o incluyeron) mujeres, según un análisis de Ticketea. La cultura suele acompañar el proceso histórico del momento. Con el impulso del movimiento feminista de este año es cierto que la cifra de mujeres en los carteles se ha incrementado, aunque la desigualdad sigue escondiéndose detrás de los datos.

Más de 1.000 artistas se han sometido al examen, ya sean bandas y solistas, y solo el 26% cuenta con al menos una mujer entre sus filas

En Público hemos analizado los nombres que ocupan los carteles de 2018 de los diez festivales con más afluencia de público (por día) del panorama nacional, según el Anuario de la Asociación de Promotores de Música —basados en datos de 2017— . Más de 1.000 artistas se han sometido al examen, ya sean bandas y solistas, y solo el 26% cuenta con al menos una mujer entre sus filas. El 74% del total están compuestos —en su totalidad— por hombres. Lejos de la paridad, la otra cara de la moneda (bandas y artistas femeninas) solo ocupa el 13%.

Publicidad

Las bandas lideradas por mujeres se enfrentan al dato más demoledor. Y en este punto, las ediciones del Viñarock (Villarobledo, Albacete), Arenal Sound (Burriana, Castellón) y Cabo de Plata (Barbate, Cádiz) lideran el ranking: ni siquiera un conjunto femenino en sus carteles. La responsabilidad de los ayuntamientos locales y de las administraciones en este sentido debería ser clave. Precisaamente la Ley de Igualdad recoge en su artículo 26 el deber de las administraciones de promover la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta artística y cultural pública "para corregir la situación de desigualdad en la creación cultural y artística de las mujeres". Una normativa que, según parece, no se sigue ni de lejos.

Las músicas no sólo se enfrentan al desinterés de la administración, sino que también tienen que luchar contra la brecha salarial. "Las mujeres están pagadas muy por debajo de sus colegas masculinos y están relegadas a cargos muy alejados de las posiciones directivas", afirma Ivonne Lesan, miembro de la asociación Mujeres en la Industria Musical. Una muestra de ello es lo que le ha ocurrido al conjunto HAIM, la banda estadounidense despidió a su agente por cobrar menos que un grupo masculino de igual peso y en el mismo festival: "Descubrimos que un músico, que compartía estatus en el cartel con nosotras, había cobrado diez veces más que nosotras. Después de eso, despedimos a nuestro agente".

Publicidad

El Primavera Sound, primeros síntomas de cambio

El Primavera Sound encabeza la representación femenina con más de 40 artistas o bandas femeninas [véase gráfico al final del artículo]. Además, el festival ha tenido dos "actuaciones" estrella. Ha sido el alumno aventajado en la lucha contra el acoso y las agresiones sexuales: es el primer festival estatal en poner en marcha un protocolo de prevención y actuación contra la violencia sexual. Otra de sus iniciativas pioneras fue entregar el galardón Primavera Award a la asociación Mujeres de la Industria de la Música (MiM), una asociación que nació en 2016 para "visibilizar y potenciar el talento femenino en la industria de la música".

El festival, que se celebra en la Ciudad Condal desde 2001, ha aumentado la presencia femenina en más de diez puntos. El año pasado solo contaba con un 10% y en esta edición ha superado la cifra del 22% entre bandas y artistas femeninas, frente al 65% de sus colegas masculinos. Aún así, "queda mucho por hacer para revertir una situación que a nivel de género es completamente desigual", insiste la asocación MiM. Una opinión que también comparte una de las voces del grupo Mafalda, Vera Carrión, quien considera que las mujeres "somos muy necesarias en los escenarios y sin esa condición no vamos a avanzar como sociedad".

Publicidad

También hay quienes han intentado aprovechar la coyuntura social para cambiar solo lo superficial. El festival SanSan fue objeto de críticas por los colectivos feministas al repartir toallas en los camerinos "como muestra de apoyo al movimiento feminista", cuando su cartel solo contaba con tres mujeres, según el análisis de Mujeres y Música. "Si te quieres comprometer con la visibilización, busca la equidad en los carteles", reivindica la colaboradora de Radio 3, Vane Balón.
Esa búsqueda, en ocasiones, se hace difícil para los organizadores de festivales.

Vane Balón, colaboradora de Radio 3: "Si te quieres comprometer con la visibilización, busca la equidad en los carteles"

“Es cierto que hay un perfil de festival que no encaja –a las mujeres-, pero, "¿realmente hay tantas mujeres en esos géneros musicales?", se pregunta Julio Gómez, codirector del Sinsal SON Estrella Galicia. Frente a este discurso, Balón se sulfura: "Quienes se escudan en que estadísticamente hay menos mujeres en la música que hombres y justifican ese acomodamiento de no buscar opciones de calidad con integrantes femeninas están siendo cómplices de la situación". Balón, pionera en presentar un espacio radiofónico dedicado a visibilizar mujeres artistas en el programa Bandera Negra, considera que "hay que apostar por un cambio viable, y ahí entran en juego el papel los organizadores". Este argumento también lo secunda la cantante de Mafalda: "Tienen que hacer un esfuerzo como promotores y poner en el punto de mira una cuestión: visibilizar a más mujeres y a colectivos oprimidos".

Aunque, el problema va más allá de la responsabilidad de los promotores de festivales: "Los medios y el público tienen que romper esa dinámica asfixiante de mirar para otro lado". Ambas están de acuerdo: "Es muy necesario que quienes piensan que la culpa es de terceros se planteen que todos tenemos parte de culpa”, insiste Balón. 

"Nuestros quehaceres son otros"

 "La educación ha dividido el futuro de las personas entre ‘cosas de chicas’ y ‘cosas de chicos’", explica Ivonne Lesan, integrante de la asociación MIM

La falta de las mujeres en la industria también es consecuencia de la carencia de referentes femeninos: "La educación ha dividido el futuro de las personas entre 'cosas de chicas' y 'cosas de chicos'", apunta la asociación MiM. Una cuestión que hace que "no se aliente a una mujer que toca muy bien un instrumento de manera profesional y hacer que para ellas la música sea solo un hobbie".

En la misma línea se muestra la cantautora gaditana La Mare: "Nuestros quehaceres son otros". Por esta razón, "nuestra cabeza no admite que una mujer que no sabe tocar la guitarra pueda aprender de la misma manera que un compañero que tampoco sabe. Ahí entra en juego el imaginario colectivo", señala Carrión.

Las artistas femeninas más visibles en los escenarios están respaldadas por un grupo mixto (casi nunca paritario), según los datos analizados. La cantante de Malfalda lo tiene claro: "Que no tengamos baterías y guitarristas tienen que ver con la idea que tenemos de masculinidad y feminidad y los roles de género". Además, las músicas suelen ocupar el puesto de vocalista dentro de las bandas, una cuestión que, para Carrión, se da porque “es un rol que encaja más en lo femenino, nos permite expresar la feminidad y así no molestar el patriarcado”.

Vera Carrión, cantante de Mafalda: "Las faltas de respeto por el hecho de ser mujer se repiten mucho, ya seas la cabeza visible del grupo, una cantautora o una integrante más"

Las dos artistas, a pesar de partir dos posiciones diferentes —La Mare, cantautora y Vera Carrión, integrante de un grupo mixto— comparten la raíz del problema: "Las faltas de respeto y comportamientos más sutiles como no dirigirse a ti por el hecho de ser mujer se repiten mucho, ya seas la cabeza visible del grupo, una cantautora o una integrante más", dice Vera. Y La Mare añade: “A mí incluso me han llegado a decir que les encantaba mi música, pero que si quería llegar a todo el mundo tenía que decir las cosas de otra manera”.

De hecho, el grupo Malfalda se lanzó a la carretera el pasado año para recoger en un documental los testimonios de decenas de mujeres de la industria de la música que luchan contra los roles patriarcales "en un espacio no construido por nosotras ni para nosotras".

"Todavía recuerdo cuando la música y yo nos conocimos, recuerdo imitar los break de baterías de Keyth Moon (The Who) en la mesa de clase, coger el micro como Freddie Mercury e intentar llegar a las notas imposibles de Sting en la ducha. También recuerdo cuando me di cuenta de que todos mis referentes eran tíos y que las pocas mujeres que formaban parte de mis listas eran vocalistas, ninguna detrás de un instrumento". Con esta reflexión comienza el documental 'Las que faltaban', una mirada desde dentro sobre las experiencias y vivencias de las mujeres del panorama musical, grabado durante una de las giras del grupo.

"La igualdad y la diversidad está ya en el horizonte"

Balón, motivada por la situación, ha elaborado un censo de bandas en su web, Distrito UVE, que ya alcanza las 500 artistas, para "facilitar la búsqueda de equidad a los de organizadores". Además, para la preparación su espacio en el programa radiofónico, que se estrenó en marzo, también necesitó recabar nombres: "Si yo en dos meses pude dar con más de 240 artistas nacionales para el programa —sin que me requiriera mucho esfuerzo— no entiendo que los organizadores de festivales masivos no puedan hacerlo”.

Esta iniciativa también la lleva a cabo la asociación Mujeres y Música desde su surgimiento. El registro, que sirve de "contraargumento al discurso general de los organizadores", está conformado por más de 1.000 músicas catalogadas por etiquetas según género musical, país o instrumentos que permiten a los usuarios descubrir nuevas artistas y que se renueva con periodicidad: "Cada dos semanas subimos nuevas artistas gracias a muchas personas que nos envían propuestas para incluir".

Julio Gómez,  codirector del Sinsal: "Nos falta mucha más educación desde el punto de vista de la programación, pero también del oyente"

El problema de la escasa presencia femenina para Gómez va más allá del número de mujeres artistas: "Los festivales españoles, a diferencia de otros países, tienen pánico a arriesgar". El codirector del Sinsal SON Estrella Galicia reconoce que esto se debe a que "nos falta mucha más educación desde el punto de vista de la programación, pero también del oyente". De todos modos, Gómez cree que "el tema de la igualdad y la diversidad está ya en el horizonte —lo que es muy buena noticia—". Lo cierto es que, hasta el momento, la situación de las mujeres en la música puede resumirse con una de las estrofas de la canción Indiespañol de la banda femenina Las Odio: "Nosotras os bailamos, las chicas se divierten. Los chicos guitarristas desbordan los carteles. Ellos son artistas, tienen lo que quieren. Yo no soy la novia, no soy la amiga. No soy la prima, ni la vecina. Deja de buscarme, no estoy en la lista. Mira mi pulsera ¡¡YO SOY LA ARTISTA!!

Análisis estadístico de los artistas por género

El análisis de los componentes de grupos se ha establecido según recogen sus webs oficiales o redes sociales. En el caso de los solistas, lo hemos contabilizado sin tener en cuenta los músicos pueden acompañar al artista de una manera indeterminada.

Publicidad

Publicidad