Cargando...

Secciones

Publicidad

El Pavón Teatro Kamikaze.- VANESSA RABADE

Teatro El Pavón Teatro Kamikaze de Madrid anuncia que esta temporada será la última y pide la cesión de un espacio público

Publicidad

El dramaturgo y director Miguel del Arco, afirma que el proyecto "no es sostenible" en relación con lo que abonan por el alquiler: alrededor de 360.000 euros, que ascienden a medio millón si se suman los gastos de un inmueble en mal estado.

Culturas

El Pavón Teatro Kamikaze ha anunciado que la temporada 2018-2019 será la última que celebrará en el espacio en el que se ubica actualmente por problemas de sostenibilidad y ha pedido la cesión de un espacio público para poder desarrollar su proyecto.

Publicidad

El dramaturgo y director Miguel del Arco, uno de los responsables del Teatro, ha hecho este anuncio durante la presentación de la próxima temporada que, según sus palabras, será la "última" porque "no es sostenible" en relación con lo que abonan por el alquiler: alrededor de 360.000 euros que ascienden a medio millón si se suman los gastos, a lo que hay que añadir las malas condiciones en las que se encuentra el inmueble, según ha resaltado.

"No estamos dispuestos a seguir invirtiendo en un espacio cuyos propietarios no tienen el más mínimo compromiso con las artes escénicas", ha expresado. Si bien ha matizado que si no fuera posible se conformarían con un espacio de titularidad privada siempre y cuando el alquiler "fuera asequible".

"No estamos dispuestos a seguir invirtiendo en un espacio cuyos propietarios no tienen el más mínimo compromiso con las artes escénicas"

En este sentido, Del Arco ha destacado que "lo ideal" sería que el proyecto Kamikaze disfrutara de la cesión de un "espacio público" aunque con una programación "independiente" y una "gestión privada", así como con ayudas. Según ha destacado, los responsables del teatro quieren que exista un proyecto específico para "dar voz al teatro contemporáneo" y una "casa del autor".

Publicidad

En este sentido, ha lamentado que "hay miles y miles de metros cuadrados" que están "improgramados". "Dame un espacio y yo te lo convierto en un teatro programado", ha sentenciado.

Asimismo, ha indicado que ya han expuesto esta decisión a la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien ha manifestado su preocupación por la "continuidad de su proyecto" pero, según ha informado, también "es consciente de la dificultad del cese de espacios".

Actualmente, el teatro tiene asignada una ayuda de 150.000 euros de la Comunidad de Madrid y, sin embargo, solo ha recibido 75.000, tal y como ha agregado. "La responsabilidad es nuestra y nosotros hemos decidido que hasta aquí hemos llegado", ha dicho Del Arco, quien no obstante no lo considera un "fracaso" y afirma que van a seguir trabajando para poder constituir una fundación.

Publicidad

"Sabíamos que nos íbamos a estrellar, pero si no te golpeas, no se cambian las cosas", ha declarado tras señalar que querían diferenciarse del resto de los teatros privados y no ofrecer una sola producción a lo largo del año, algo que, según ha admitido, "es mucho más sostenible".

En este línea, ha señalado que "el teatro no vale lo que pagan por él" y que, por ello, la queja no está en "haber firmado el contrato con el casero" si no en que en su día firmaron un contrato con un teatro "en perfecto estado de funcionamiento" y "no ha sido así".

Publicidad

En cualquier caso, Del Arco ha subrayado que el proyecto Kamikaze, Premio Nacional de Teatro 2017, "no termina" y, aunque han destacado que están "abiertos" a quedarse en el actual espacio, situado en la madrileña calle Embajadores, ha lamentado que su relación con el casero actualmente es "nula".

En noviembre de 2016, Miguel del Arco ya amenazó con cancelar la temporada si el IVA cultural no bajaba del 21%, un impuesto que descendió para los espectáculos en directo en junio del pasado año.

Publicidad

Publicidad