Cargando...

Secciones

Publicidad

Los jugadores del Atlético se retiran tras caer eliminados. Reuters/Paul Childs

Champions El Atlético no culmina el milagro y consuma su eliminación de la Champions

Publicidad

Los rojiblancos rozaron el milagro por instantes pero acabaron empatando (1-1) ante el Chelsea, mientras que la Roma ganaba al Qarabag

Deportes

El Atlético de Madrid ha consumado este martes su eliminación en la Liga de Campeones al no pasar del empate (1-1) ante el Chelsea en Stamford Bridge, lo que otorga el pase a octavos de final a los blues y a la Roma, de la cual los rojiblancos esperaron hasta el final el pinchazo en forma de empate o derrota pero que venció (1-0) al Qarabag asegurándose la primera plaza del grupo C.

Publicidad

El Atlético jugó dos encuentros esta noche. Uno ante el Chelsea en Stamford Bridge y otro en Roma. Los rojiblancos necesitaban casi un milagro: ganar en tierras londinenses y que el Qarabag puntuara en la capital italiana. Los de Simeone no completaron la hazaña en Londres, donde firmaron tablas y la Roma, que consumó el triunfo, selló su pase a octavos como primera de grupo.

La importancia del encuentro se reflejó durante los primeros compases. El Chelsea, jugándose la primera plaza y los de Simeone, la vida en la prestigiosa cita continental en la que rozado la gloria en un lustro mágico. Los 'blues' comenzaron asustando el marco de Oblak por medio de Zappacosta, una portería con más de 2.000 aficionados colchoneros detrás que alentaron a su equipo durante todo el partido.

Los pupilos del Cholo esperaron atrás con una premisa clara: no rifar el balón, sacando el cuero con cabeza. Fernando Torres, titular el día en el que volvió a la que fue su casa durante más de tres temporadas, fue el primero en probar a Courtois, otro viejo conocido de la parroquia rojiblanca. El Atlético comenzó bien, metiendo en su propio campo a los locales.

Publicidad

Morata, máximo puntal ofensivo de los de Antonio Conte, estuvo a punto de abrir el marcador a los 16 minutos con un disparo muy colocado y desviado por muy poco. Con el paso de los minutos, el Chelsea se encontró más a gusto en el campo y fruto de ello fue la aparición de Jan Oblak, haciendo dos buenas paradas a tiros de Moses y el propio Morata.

Pero el cuadro londinense disfrutó de la mejor ocasión en la primera parte con otro buen tiro de Zappacosta y una intervención in extremis del guardameta esloveno. Los rojiblancos terminaron la primera parte sufriendo, con un Chelsea muy bien plantado en cada ataque colchonero, pero con esperanza. El 0-0 campeaba en los marcadores de Stamford Bridge y del Olímpico de Roma, donde el Qarabag siguió siendo un muro.

Publicidad

La zaga atlética resistió las esporádicas embestidas del ataque blue, con Hazard como constante dolor de cabeza para los rojiblancos. Una defensa de la que Diego Godín no partió de titular. Sí lo hicieron Lucas Hernández y José María Giménez, este último en el lateral derecho. Pero fue Antoine Griezmann el primero en aparecer en el segundo acto con un lanzamiento de falta a las manos de Courtois.

El Chelsea comenzó como un ciclón la segunda parte en la que Oblak se siguió erigiendo como el mejor jugador rojiblanco. El meta paró en seco el vendaval blue en los primeros compases de la segunda mitad. A diferencia del primer tiempo, los colchoneros no disfrutaron del control de la pelota pero sí de la mejor oportunidad.
Filipe Luis tuvo en su bota izquierda el primero del partido. El disparo del brasileño se estrelló en el poste y Courtois atrapó el posterior testarazo de Koke.

Publicidad

Coincidiendo con la mejor llegada del Atlético llegó el gol de la Roma que alejó el milagro para los del Cholo Simeone. Pero lejos de rendirse, el Atlético siguió creyendo. Un córner tocado por Fernando Torres fue rematado a bocajarro por Saúl para adelantar a los rojiblancos. Sólo un tanto del Qarabag hacía falta para completar la hazaña.

Tras el gol rojiblanco, el conjunto de Conte dio un paso adelante, que pudo encontrar el empate con un disparo de Pedro, primero y un cabezazo de Christensen en boca de gol, después. Morata también buscó equilibrar el electrónico pero fue Hazard, con la ayuda de Savic el que lo logró. El Chelsea pudo ponerse por delante a renglón seguido con un mano a mano que salvó, de nuevo, Oblak ante Morata.

El Chelsea, con la primera plaza perdida, buscó la victoria con Pedro, Willian y Batsuhayi sobre el césped. El belga pudo dejar el triunfo en casa con un disparo desde la frontal que se perdió alto. Los blues gozaron de grandes ocasiones en la recta final pero el resultado no se movió. El Chelsea perdió la primera plaza de grupo y el Atlético, que soñó durante algunos minutos con la gesta, consumó su eliminación.

Publicidad

Publicidad