Cargando...

Secciones

Publicidad

Equipo de fútbol del Madrid CFF / EUROPA PRESS

Fútbol femenino Las niñas del fútbol que golean a sus contrincantes masculinos

Publicidad

A falta de un partido para el final de la temporada, las jugadoras del Madrid CFF ya son oficialmente las campeonas de una liga en la que el resto de equipos son masculinos.

Deportes

Las niñas del Madrid Club de Fútbol Femenino (CFF) en categoría Alevín A (10 y 11 años) han conseguido dos ascensos consecutivos en una liga de fútbol en la que el resto de los equipos son masculinos. De hecho, a falta de un partido para el final de la temporada, las jugadoras del conjunto blanco ya son oficialmente las campeonas de la competición, en la que llevan 153 goles a favor.

Publicidad

"Son el mejor equipo de Alevín femenino de España, sin duda", enfatiza su entrenadora Alba Mellado en una entrevista con Europa Press. Ella juega en el primer equipo de este club, que disputa la Liga Iberdrola ocupando el vacío dejado por el Real Madrid en el fútbol femenino, que es el único gran equipo español sin sección de mujeres.

Las niñas del Madrid CFF ascendieron a Primera la temporada pasada con 198 goles a favor y 18 en contra y este año ya tienen garantizado el ascenso a la categoría Preferente con 153 goles a favor y 17 en contra. De los 22 partidos jugados esta temporada, han ganado todos excepto uno en el que empataron y otro que perdieron. "Si lo divides, son más de seis goles por partido", destaca Alba.

"Muchos equipos, cada vez que pierden contra las niñas, no lo publican en las redes sociales"

"Nuestro primer objetivo siempre ha sido ascender. Yo sabía el equipo que tenía y sabía que lo podíamos conseguir", afirma la entrenadora. Eso sí, recalca el "compromiso" de todas y cada una de las jugadoras a las que entrena tres veces a la semana. Además, en cuanto puede las apunta a torneos amistosos. "Todos los equipos que están bien trabajados al final se refleja en el campo", subraya, mostrándose orgullosa de que el equipo haya logrado ser el primero de la liga porque las niñas "trabajan mucho y son espectaculares".

Publicidad

Según asevera, si el equipo jugase en Autonómica (una categoría superior a la de Preferente), quedaría "de séptimo para arriba". De hecho, Alba explica que ya se han enfrentado a equipos con más nivel y ellas han ganado. "Han jugado contra equipos de Autonómica y les ganamos 3-0 en 20 minutos", afirma.

Alba relata a Europa Press que, a veces, la rivalidad se incrementa cuando el que gana es un equipo femenino, teniendo en cuenta que el mundo del fútbol está "muy masculinizado". "Muchos equipos, cada vez que pierden contra las niñas, no lo publican en las redes sociales. ¿Qué pasa? ¿Normalmente lo pones cuando pierdes 3-0, pero no cuando pierdes contra unas niñas? Hay cosas que no me entran en la cabeza", subraya.

Publicidad

"¿Cómo te van a ganar unas niñas?"

Y aunque apunta que no es habitual, su equipo ha tenido que afrontar comentarios machistas, especialmente por parte de padres desde las gradas. "No de manera directa, pero sí el típico que le dice a su hijo: '¿Cómo te van a ganar unas niñas?'", precisa. En este contexto, confiesa que resulta "más satisfactorio" ganar cuando hacerlo supone romper los estereotipos de género.

"Si no las conocen, hay niños que dicen 'buah, son niñas, las vamos a ganar' y luego se van alucinados"

Sin embargo, las jugadoras ven normal quedar por delante de ellos: "Al final su liga siempre ha sido contra niños. Ellas han empezado así, y el fútbol no lo tienen tan separado como los adultos", justifica Alba, que lleva tres años dirigiendo a la mayoría de las jugadoras del equipo.

Publicidad

"Para estar al nivel al que están han entrenado muchísimo", remarca Alba, quien también agradece el compromiso de los padres y madres, que la felicitan por los buenos resultados. "Quieren jugar al fútbol, van a jugar bien, no a hacer faltas", señala uno de ellos mientras anima al equipo durante uno de los partidos de la liga, que las niñas disputan como locales en el barrio madrileño de Hortaleza.

El equipo, bajo la dirección de Alba, "es una mina", según señala. "Tener un grupo de este nivel es complicadísimo. Son una maravilla", remarca, haciendo hincapié en lo bien que se llevan las jugadoras entre ellas. De hecho, recalca lo "asombrados" que se quedan muchos padres de los jugadores de equipos contrincantes. "Vienen a felicitarnos. Si no las conocen, algunas veces hay niños que dicen 'buah, son niñas, las vamos a ganar' y luego se van alucinados, diciendo 'esto no es lo que esperábamos".

En el torneo, el Alevín A del Madrid CFF compite con 15 equipos cuyos jugadores son mayoría niños con similares condiciones físicas. A partir de los 14 años, en categoría Infantil, se segregan las ligas masculinas y las femeninas.

"Se trata de integrar, no de separarnos de lo masculino"

Actualmente, se plantea la posibilidad de separarles antes y conformar una liga exclusivamente femenina de Alevin. "En el colegio todavía cuando son pequeños no les hacen pruebas de resistencia diferentes. Si una niña quiere jugar en una liga de niños, ¿por qué tienes que crear una liga de niñas? si es que no es necesario. Se trata de integrarnos, no de separarnos de él".

"Las veo a ellas y sé que el fútbol femenino está creciendo, cada vez hay niñas más pequeñas espectaculares"

En cualquier caso, ella confía en que la brecha de género del deporte y especialmente del fútbol se cierre, aunque "tarde 50 años". "Las veo a ellas y sé que el fútbol femenino está creciendo, cada vez hay niñas más pequeñas espectaculares", puntualiza.

Actualmente, el Madrid CFF, el único club exclusivamente femenino de la capital, cuenta con más de 250 jugadoras en sus categorías inferiores. El club fue fundado en el año 2010 por el empresario Alfredo Ulloa ante la ausencia en el fútbol femenino del Real Madrid, con el que no guarda ninguna relación a pesar de que su uniforme sea también completamente blanco.

El primer equipo del Madrid CFF ascendió la temporada pasada a la Liga Iberdrola, la primera división del fútbol femenino español, y ha finalizado en décima posición en su primer curso en la categoría reina, donde fue protagonista de uno de los encuentros con más asistencia de la competición: el derbi contra el Atlético de Madrid (campeonas de la liga) en el estadio Wanda Metropolitano ante 22.000 espectadores.

Publicidad

Publicidad