Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas, durante su intervención en la salida a bolsa del fabricante vasco de componentes para el automóvil. EFE/Chema Moya

Gestamp reduce su previsión de beneficios y se desploma en bolsa

Publicidad

La empresa de componentes de automoción rebaja sus resultados por unos mayores gastos asociados al lanzamiento de nuevos proyectos, principalmente en Norteamérica

Economía

Apenas seis meses después de salir a bolsa y cuatro meses después de confirmar sus previsiones, Gestamp se ha visto obligada a reducir sus perspectivas de resultado bruto de explotación (Ebitda) por unos mayores gastos asociados al lanzamiento de nuevos proyectos, principalmente en Norteamérica. La noticia ha sido bien recibida por los inversores, y las acciones del fabricante vasco de componentes de automóvil se han desplomado en bolsa.

Publicidad

En una nota a la CNMV, Gestamp dijo el lunes que espera que su Ebitda crezca entre un 5% y un 8% en 2017 frente al alza de entre un 9% y un 11% previsto anteriormente. En 2016 Gestamp tuvo un Ebitda de 841 millones de euros.

La compañía, dedicada a la fabricación de componentes para la automoción, había confirmado estas previsiones en mayo. "Estos incrementos de gastos de lanzamiento hacen referencia a la fase de inicio de dichos proyectos, no alteran los objetivos de ingresos y rentabilidad de los mismos en el medio y largo plazo", cedía la nota de Gestamp.

El grupo espera que los costes adicionales por esos lanzamientos sean de entre 25 y 30 millones de euros, con un impacto que principalmente se sentirá en el tercer trimestre de este año. "Esperamos que todo esté resuelto para finales de año", dijo el presidente del grupo, Francisco Riberas, en una teleconferencia para explicar la rebaja de previsiones.

Además del golpe al resultado bruto de explotación, Gestamp prevé que el tipo de cambio afecte a sus resultados, aunque confirmó un crecimiento orgánico en las ventas de entre el 7% y el 9% respecto a 2016. "Teniendo en cuenta la volatilidad en los tipos de cambio y el fortalecimiento del euro, Gestamp prevé un impacto potencial de traslación de tipo de cambio en sus resultados", dijo la empresa en su nota al regulador.

Publicidad

La revisión de los resultados llevaba a varias casas de análisis a recortar sus recomendaciones y precio objetivo para la empresa de componentes de automóvil. Tanto Socgen como Deutsche Bank rebajaban su nota para el grupo controlado por la familia Riberas a "mantener" desde "comprar".

Al cierre de la sesión de bolsa del martes, las acciones de Gestamp se han desplomado casi un 10%. En concreto, los títulos de la compañía, que tardaron unos minutos en iniciar la sesión al no casar las órdenes de compra y venta, se han dejado un 9,95% y se intercambiaban a un precio de 5,25 euros.​

Publicidad

Publicidad

Publicidad