Cargando...

Secciones

Publicidad

José María Viñals durante su comparecencia en el Congreso este jueves, 7 de septiembre. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Crisis financiera El exsubgobernador Viñals asegura que para el Banco de España la crisis "era impensable"

Publicidad

El antiguo responsable de supervisión del sector financiero considera ante la comisión de investigación de la crisis financiera que la institución “no tenía herramientas” para evitar sus consecuencias.

Economía

“La culpa fue del chachachá”. El titulo de la popular canción del grupo Gabinete Caligari le ha servido a un diputado de la oposición, que pide el anonimato, miembro de la comisión parlamentaria de investigación sobre la crisis financiera para realizar una conclusión tras la comparecencia esta mañana de José María Viñals, ex subgobernador del Banco de España entre 2006 y 2009 durante el mandato de Miguel Ángel Fernández Ordoñez como Gobernador.

Publicidad

Ciertamente, Viñals ha echado balones fuera en todo momento, como le ha recordado Alberto Montero, portavoz del grupo parlamentario de Podemos-En Comú Podem-En Marea. “Ha hecho usted una magníficaintervención exculpatoria”, le ha espetado.

El compareciente ha sido muy claro: desde la perspectiva del Banco de España “la crisis era impensable”, tanto en su alcance como en su duración. Su tesis, sostenida a lo largo de una elaborada y cuidada intervención, ha consistido en asegurar que en los años de su mandato como número dos del instituto supervisor “no se disponía de herramientas suficientes” para prevenir y, posteriormente, atajar la crisis que afectó al sector financiero español a partir de finales de 2008 y sobre todo 2009.

¿Cuándo se origina la crisis?

Las previsiones anticíclicas para el sector financiero existentes en ese momento eran las adecuadas hasta el punto de que las entidades españolas estaban consideradas como muy solventes y dotadas para afrontar escenarios adversos. “La crisis que se origina en Estados Unidos a partir del verano de 2007 se debía a los activos tóxicos, unos productos inexistentes en el sector en España”, ha explicado Viñals.

Publicidad

En su opinión, la crisis financiera se debe al crecimiento exponencial del crédito, tanto a familias como a empresas, entre los años 2000 y 2006, fundamentalmente concentrado en el sector inmobiliario. El crecimiento económico y los bajos tipos de interés con la entrada de España en el euro, fue determinante para este fenómeno.

La crisis se produce cuando las necesidades de financiación de las entidades financieras se encuentran que los mercados internacionales se cierran por la crisis internacional, ha venido a explicar el exsubgobernador del Banco de España que, posteriormente, fue un alto cargo en el FMI (Fondo Monetario Internacional) en la etapa de Rodrigo Rato como director.

Publicidad

Y sus efectos fueron especialmente graves en el sector de las cajas, unas entidades muy complejas por el peculiar sistema de gestión y control político territorial, aunque ha matizado que “algunas fueron buen gestionadas”, concretamente en Catalunya y en el País Vasco.

“Hubiera sido necesario exigir mayores dotaciones anticíclicas, pero entonces se antojaban excesivas (…) Las entidades financieras no vieron amenazada su estabilidad y solvencia en el verano de 2007 tras las subprime en estados Unidos”. Pero, llegada la crisis ya en 2009, fue imposible adoptar decisiones de capitalización con dinero público, como se hizo en otros países, “porque no había capacidad presupuestaria con la caída del PIB más profunda desde la Guerra Civil”.

Publicidad

El Banco de España no la vió venir

Viñals tan solo ha reconocido que el Banco de España, junto a otros observadores, “fue incapaz para prever la crisis”, tal vez por una confianza excesiva en la capacidad de afrontar situaciones adversas por arte del sector financiero español. “¿Podía haber hecho algo más el banco de España?”,. se ha preguntado. “Podía haberse hecho mejor la labor de supervisión – una responsabilidad suya -, pero – ha matizado a continuación – no existían mecanismos adecuados”.

“¿Por qué no estallaron, en su mandato, la burbuja inmobiliaria?”, le ha preguntado el portavoz del grupo popular Ramón Aguirre, quien no ha tenido una intervención precisamente amable para con el compareciente. Viñals ha reiterado que no existían las herramientas adecuadas y que, en cualquier caso, la responsabilidad de calificar el riesgo de los créditos concedidos era exclusivamente de casa entidad financiera.

“Si el crédito (en aquellos años ) se pincha – ha esgrimido al final de su intervención – la economía española se desploma”. “Nadie podía prever una crisis internacional tan profunda, la peor desde la Gran Depresión de los años treinta”, ha insistido de nuevo al final de su intervención.

Viñals ha sido el tercer compareciente ante esta comisión tras las que protagonizaron el actual Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, y el exgobernador, Jaime Caruana, el pasado mes de julio. Ambos también se escudaron en la falta de herramientas que tenía entonces la entidad supervisora, aunque discreparon sobre si se podía haber hecho más para paliar los efectos de la crisis financiera.

Publicidad

Publicidad