Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schauble, antes de la reunión de los ministros de la Eurozona, en Luxemburgo. REUTERS/Eric Vidal

Dijsselbloem agotará su mandato al frente del Eurogrupo aunque no sea ministro en Holanda

Publicidad

El mandato de su sucesor empezará en el Eurogrupo de enero, por lo que los ministros de Finanzas de la Eurozona deberán elegir al nuevo presidente durante su reunión del 4 de diciembre.

Economía

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem ha asegurado este lunes que agotará su mandato en el cargo, que finaliza el 30 de enero, aunque en las próximas semanas se forme un Gobierno de coalición en Países Bajos en el que no sea ministro de Finanzas, al mismo tiempo que ha avanzado que los ministros de Economía de la zona euro elegirán a su sucesor el próximo 4 de diciembre.

Publicidad

"Expliqué a mis colegas que mi intención es completar mi mandato, que finaliza el 30 de enero, por supuesto si mis colegas del Eurogrupo lo apoyan. Hubo un apoyo unánime para esto", ha señalado en una rueda de prensa tras el encuentro de ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo).

"El rumor es que tendremos un nuevo Gobierno en Países Bajos. Las últimas noticias dicen que podría estar en funciones en la semana del 23 de octubre, por lo que dejaré mi trabajo esa semana", ha añadido.

Dijsselbloem ha explicado que el mandato de su sucesor empezará en el Eurogrupo de enero y que los ministros deberán elegir al sucesor durante la reunión que tendrá lugar el próximo 4 de diciembre. "Los candidatos puede presentarse las dos semanas antes del Eurogrupo de diciembre, que será el 4 de diciembre, y entonces, con fortuna, en el Eurogrupo de enero habrá un nuevo presidente", ha explicado.

El ministro de Finanzas holandés en funciones ha evitado confirmar si tiene el apoyo de los partidos políticos que formarán el Ejecutivo holandés para mantener la presidencia del Eurogrupo hasta enero, pero ha dejado entrever que cuenta con su respaldo.

Publicidad

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha defendido que la "lógica del equilibrio general" marca que el sucesor del laborista Dijsselbloem también debería ser un miembro de la familia socialista europea, aunque ha reconocido que este "no es el único criterio" y hay también otros como que tenga "alta calidad" y "capacidad de liderazgo".

Cumbre del euro el 15 de diciembre

El punto "principal" de la agenda de los ministros en la reunión de este lunes, en palabras del holandés, ha sido el debate sobre el futuro del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). En concreto, sobre cómo fortalecer la institución de cara a futuras crisis y sobre su relación con el marco legal de la UE.

Publicidad

El presidente del Eurogrupo ha anunciado además que la Cumbre de la eurozona que ha convocado el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, tendrá lugar "probablemente" el 15 de diciembre y servirá para profundizar en el debate sobre el futuro de la unión monetaria y económica.

Dijsselbloem ha explicado que hubo entre los socios del euro "un acuerdo bastante fuerte" sobre el hecho de que el MEDE debe seguir funcionando dentro del marco legal actual, así como una opinión generalizada de que el trabajo de la institución durante los últimos cinco años ha sido "muy efectivo".

Publicidad

El holandés ha señalado además que los ministros comparten la idea de que el MEDE debe jugar un papel importante "no sólo en la gestión de crisis sino también en la prevención", al mismo tiempo que hay un "amplio apoyo" a que esté involucrado en la red de seguridad del fondo de resolución.

Por su parte, Moscovici ha defendido que el debate sobre el futuro del MEDE no debe ser "aislado" y tiene que ser "coherente" con el resto de las discusiones sobre el futuro de la unón monetaria.

Del mismo modo, el francés ha subrayado que cualquier decisión para transformar esta institución debe respetar las competencias de la Comisión Europea, así como evitar una duplicación de las competencias y la confusión institucional. También ha apuntado Moscovici que tendrá que asumir mayores "responsabilidades democráticas".

El director gerente del MEDE, Klaus Regling, ha opinado que en el futuro la institución que dirige y el Ejecutivo comunitario "deben trabajar juntos", lo que significa que el MEDE debe asumir competencias en el diseños de programas de rescate y de supervisión. No obstante, ha dejado claro que estos poderes no sustituirán a las actuales competencias de Bruselas.

Publicidad

Publicidad