Cargando...

Secciones

Publicidad

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, en la presentación de las últimas previsiones de la Comisión Europea, en Bruselas. REUTERS/Yves Herman

Bruselas mejora sus previsiones de PIB de España pero avisa de riesgos por Catalunya

Publicidad

La Comisión Europea calcula que la economía española crecerá hasta el 3,1 % en 2017 y el 2,5 % en 2018, en línea con las estimaciones del Gobierno

Economía

La Comisión Europea ha mejorado sus previsiones de crecimiento para España hasta el 3,1 % en 2017 y el 2,5 % en 2018, pero advirtió del riesgo de que la crisis de Catalunya tenga un impacto en la economía que todavía no puede calcular.

Bruselas alinea de esta forma su pronóstico para este año con el del Gobierno, que también sitúa en el 3,1%, pero es más optimista de cara a 2018, año en el que el Ejecutivo rebajó al 2,3% su pronóstico por la situación catalana, cuyo impacto cifra en 5.000 millones. Otros organismos y entidades privadas (como el Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal y el BBVA) han advertido igualmente del impacto de la crisis catalana en la economía.

Publicidad

Sobre este asunto, el Ejecutivo comunitario afirma que las reacciones del mercado a los "eventos recientes en Catalunya" han sido "contenidos", pero añade que existen el riesgo de que "futuros acontecimientos puedan tener un impacto sobre el crecimiento", cuyo tamaño "no puede ser anticipado en este momento", según se recogen en sus previsiones macroeconómicas de otoño para España presentadas este jueves.

El comisario europeo de Asuntos Económicos Pierre Moscovici, en la la presentación del informe, ha matizado que el impacto económico del conflicto independentista catalán es por ahora "limitado e incluso insignificante", y ha explicado que las estimaciones para el conjunto de la UE no incluyen efectos negativos en el crecimiento español por la crisis institucional.

El comisario ha admitido, en línea con el texto publicado, que existe el "riesgo" de que la incertidumbre por Catalunya provoque "un impacto limitado sobre el crecimiento", pero ha señalado que el Ejecutivo comunitario "no puede anticiparlo en este momento".

Publicidad

Rajoy reconoce que la situación en Cataluña puede "generar problemas" en el futuro económico

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señaldo en Salamanca  que los acontecimientos que se están dando en Catalunya "pueden generar problemas en el futuro" y que, por este motivo, el Ejecutivo ya rebajó las previsiones de crecimiento económico para el próximo año, que bajo tres puntos, del 2,6% inicial al 2,3% que mantiene para 2018.
Rajoy ha insistido en que "el gran objetivo" del Ejecutivo es que, tras las elecciones catalanas del 21-D "las cosas se normalicen" y la situación regrese a "una etapa de normalidad" y, "por tanto, la economía pueda continuar con el ritmo de crecimiento de los últimos tiempos".

Sobre las previsiones del Gobierno, el  ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que el impacto de la crisis catalana ya está descontado en la revisión a la baja del PIB de 2018 realizada por el Ejecutivo el pasado octubre, al 2,3%. "Si la situación mejora en las próximas semanas, incluso creo que la proyección del crecimiento podría estar por encima de esto", ha añadido Guindos.

Publicidad

Moderación en 2018 y 2019

En cualquier caso, el informe de la Comisión Europea destaca que "lejos de desacelerar, como se esperaba en primavera, la actividad económica aceleró en el segundo trimestre" de este año, con la demanda doméstica como "principal motor de crecimiento".

Bruselas calcula que la tasa de desempleo caerá al 17,4% este año, al 15,6% en 2018 y al 14,3% en 2019

Sin embargo, la expansión del PIB español se moderará en 2018 y 2019 (ese año, hasta el 2,1%) debido a la ralentización del consumo privado como consecuencia de una menor creación de empleo, la absorción de la demanda acumulada y el menor peso de factores que han apoyado el incremento de la renta disponible de los hogares, como el precio del petróleo.

Publicidad

Pese a esa ralentización del empleo, Bruselas calcula que la tasa de desempleo caerá al 17,4% este año, al 15,6% en 2018 y al 14,3% en 2019. El crecimiento de salarios será "suave" este año pese al alza de la inflación, pero "aumentará gradualmente" en 2018 y 2019, según Bruselas.

El informe de la Comisión también destaca que el "fuerte crecimiento" de la economía española sigue reduciendo el déficit, que disminuirá hasta el 3,1% este año, en línea con el objetivo pactado en la Unión Europea, y al 2,4% en 2018 (por encima del objetivo del 2,2% pero que permitiría a España salir del procedimiento por déficit excesivo al dejar atrás el nivel del 3 %). En 2019, el desvío de las cuentas públicas seguirá cayendo hasta el 1,7%.

Con respecto a la deuda pública, la nueva proyección de Bruselas prevé que cierre 2017 en el 98,4% del PIB y que se reduzca hasta el 96,9% en 2018 y hasta el 95,5% en 2019.

Eleva sus proyecciones para la eurozona,

Además, la Comisión Europea ha incrementado cinco décimas su previsión de crecimiento económico para la Eurozona, que se expandirá este año un 2,2% este año, el mayor incremento en una década, mientras que la actividad económicas se ralentizará levemente hasta el 2,1% y el 1,9% en 2018 y 2019, respectivamente.

Bruselas también ha elevado su estimación de crecimiento para el conjunto de la Unión Europea, hasta el 2,3% desde el 1,9% que calculó en mayo. Según sus previsiones, la economía del bloque comunitario registrará un aumento del 2,1% en 2018 y del 1,9% en 2019.

La Comisión Europea ha destacado que la economía europea se ha comportado este año "significativamente mejor que lo esperado", dirigida por el consumo privado, el crecimiento global y la caída del desempleo. No obstante, ha apuntado que los salarios están creciendo a un ritmo lento a pesar de que están mejorando los mercados laborales de todos los países del bloque.

Publicidad

Publicidad