Cargando...

Secciones

Publicidad

Autobús de la empresa Alsa. /EFE

Alsa llega a Latinoamérica al competir por el servicio metropolitano de Santiago de Chile

Publicidad

La empresa española, y su grupo británico National Express, ha firmado un contrato hacerse con alguna de las seis líneas de este sistema de transporte en de la capital que está en alza.

Economía

Alsa competirá por hacerse con la explotación de alguno de los seis corredores de transporte metropolitano de Santiago de Chile que la ciudad ha sacado a concurso, un contrato con el que la compañía y su grupo británico National Express 'saltarían' al mercado de transporte de Latinoamérica.

Publicidad

La compañía se ha asociado con un grupo local de transporte, la familia Díaz, para concurrir por el servicio, según informó la compañía española en un comunicado.

Los dos socios han conformado un consorcio a través del que a finales de año presentarán una oferta para intentar hacerse con alguna de las seis líneas de este sistema de transporte en liza.

La oferta se presentará a Transantiago, la firma de transporte constituida hace una década por el Ministerio de Transporte de Chile para gestionar los tráficos de la capital con su área metropolitana, que concentra el 40% de la población del país.

En la actualidad, esta red de transporte gestiona siete corredores, en los que presta servicio a un total de 7,3 millones de viajeros al año, con una flota de 6.500 autobuses.

Las firmas de transporte con las que la compañía pública contrata la concesión de la explotación de los corredores tienen que aportar la flota de autobuses correspondiente para prestar el servicio, explotarlo y mantenerlo.

Transantiago ha sacado a concurso cuatro de los siete corredores, si bien en realidad son seis los contratos licitados, dado que los cuatro originales se han reestructurado para convertiste en media docena.

Estos corredores en liza copan la mitad de la flota de autobuses de este sistema de transporte, esto es, unos 3.250 vehículos, según detalla Alsa en un comunicado.

'Salto' a Latinoamérica

En caso de lograr la explotación de alguno de estos seis corredores del Transantiago, Alsa y el grupo británico al que pertenece extenderían a Latinoamérica la actividad de transporte de viajeros en tren y en autobús que ya prestan en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Marruecos y España.

El socio con el que pretende acometer este desembarco es una firma con más de setenta años de trayectoria en el mercado chileno, que opera distintas empresas de transporte interurbano y por contratos, que suman una flota de unos 1.700 autobuses.

Publicidad

Alsa y la familia Díez, en este caso a través de la firma Jedimar Inversiones, han conformado un consorcio denominado Nextbus para concurrir a la puja por las líneas de la capital de Chile.

El consorcio aspira a lograr alguno de los corredores para implementar en este servicio "las mejoras prácticas del transporte, ajustándolas a las particularidades del mercado local". Según aseguran, su alianza aúna el 'know how' internacional de Alsa con el conocimiento de la realidad local de la familia Díez.

Además, las dos firmas señalan el "potencial de crecimiento" que presenta el transporte de la capital de Chile, "en la medida que los corredores metropolitanos sigan mejorando sus conexiones con otras redes, como las de metro y el tren.

Publicidad

Publicidad

Publicidad