Cargando...

Secciones

Publicidad

La secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para explicar el programa de emisiones de deuda para 2018. EFE/ J.J. Guillen

El Tesoro emitirá 220.145 millones de deuda durante 2018

Publicidad

El coste medio de la deuda se redujo el año pasado a un nuevo mínimo histórico de 2,55%, aunque para este ejercicio Economía espera un leve repunte de los tipos por la retirada de los estímulos del BCE

Economía

El Ministerio de Economía español anunció el lunes que la emisión bruta de deuda prevista para 2018 ascenderá a 220.145 millones de euros, en torno al 6 % menos de los 233.900 millones colocados el año pasado. "Los objetivos para este año vuelven a ser el incremento de la vida media de la deuda, la reducción de costes y la diversificación de la base de inversores", según la secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro.

Publicidad

Descontadas las amortizaciones previstas, la emisión neta del Tesoro ascenderá a 40.000 millones de euros, frente a 45.031 millones en 2017.

La financiación neta de 2017 fue superior a la prevista (35.000 millones) debido a 10.192 millones de euros de un préstamo otorgado a la Seguridad Social para cubrir pagos destinados a pensiones.Además de este préstamo, el Gobierno tuvo que destinar 7.000 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar pensiones.

Para 2018, el Tesoro tiene previsto otorgar un préstamo de 15.000 millones de euros a la Seguridad Social.

Asimismo, las Comunidades Autónomas recibirán por medio de los mecanismos de financiación unos 60.000 millones de euros, de los que se emitirán unos 17.000 millones de euros, igual que en 2017, de los cuales el 32 % serán para Catalunya, un porcentaje similar al del año anterior, aunque dependerá de los vencimientos de su deuda.

Un 57 % en deuda a medio y largo plazo

La mayor parte de la financiación de 2018, el 57 %, se percibirá mediante subastas a medio y largo plazo, con 126.310 millones de euros de emisión bruta prevista, mientras que 93.835 millones de euros se captarán con Letras del Tesoro.

Publicidad

Navarro también hizo balance de la actividad del Tesoro durante 2017, un año que fue "muy satisfactorio", ya que se logró reducir el coste de financiación y se registraron ahorros en costes financieros.

En 2017 se colocaron en términos brutos Letras por 94.439 millones y 139.462 millones brutos en títulos a medio y largo plazo. Asimismo, el grueso de la financiación se obtuvo con subastas del Tesoro, aunque un 11,5 % se captó con sindicación bancaria.

El Tesoro logró financiarse el año pasado con tipos negativos en letras y en bonos hasta tres años, bajando el coste de la deuda a un nuevo mínimo histórico de 2,55% desde el 2,77% del año anterior.

Según Navarro, el continuado descenso del coste medio, gracias al mantenimiento de la confianza en España por parte de los inversores, ha permitido la reducción de la carga financiera en términos de Contabilidad Nacional en un 12% desde el máximo alcanzado en 2014, lo que ha supuesto un ahorro de 3.567 millones de euros. A esto se suma que la carga de intereses ha caído un 8,8% respecto al Presupuesto en 2017, lo que se ha traducido en un ahorro de 2.493 millones de euros.

Publicidad

Para 2018, el Tesoro espera un leve repunte de los tipos en la medida en que el mercado anticipe una normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo. De hecho, desde enero el BCE ya ha reducido su programa mensual de compra de bonos a 30.000 millones de euros desde los 60.000 millones, aunque lo ha extendido como mínimo hasta septiembre de este año. 

A su vez, la vida media de la deuda en circulación ha aumentado desde los 6,20 años en 2013 hasta los 7,13 años en 2017, reduciendo el riesgo de refinanciación de la deuda del Estado y la vulnerabilidad de la carga financiera ante la anunciada normalización de la política monetaria en la zona euro.

Publicidad

Navarro también quiso destacar que en 2017 se realizó otra amortización anticipada del préstamo del MEDE por 3.000 millones de euros en 2017, lo que hace un total amortizado de 9.000 millones, y eleva el porcentaje devuelto a más del 23 %, una devolución que el Gobierno tiene intención de seguir intensificando.

Publicidad

Publicidad