Cargando...

Secciones

Publicidad

Planta fotovoltaica de Cobra, filial de ACS

ACS invertirá 300 millones en construir la mayor planta fotovoltaica de Europa en Murcia

Publicidad

El grupo vuelve a construir instalaciones de energía limpia mientras vende los que tenía a través de su filial Saeta

Economía

ACS, a través de su filial industrial Cobra, construirá en Mula (Murcia) una planta fotovoltaica de 500 megavatios (MW) de potencia que, por su extensión, será la mayor de toda Europa y supondrá una inversión de 300 millones de euros.

Se trata de la segunda instalación de este tipo de generación de energía verde que la firma del grupo que preside Florentino Pérez promueve en virtud de los 1.550 MW fotovoltaicos que logró en la subasta de renovables que el Gobierno realizó en julio de 2017.

Publicidad

La compañía ya anunció el pasado mes de noviembre la construcción de una primera planta en Zaragoza, de 590 MW de potencia, que supondrá un inversión de 330 millones.

En el caso de la planta de Murcia, Cobra prevé iniciar en la primera mitad de este año la construcción de la instalación fotovoltaica, que se extenderá sobre una superficie de 1.000 hectáreas.

Una vez que esté en servicio, a finales de 2019, la instalación producirá más de 750 millones de kilovatios de electricidad a la hora, energía suficiente como para atender la demanda de toda la ciudad de Murcia.

Creará 1.000 empleos

Cobra calcula que la construcción de la planta generará un millar de puestos de trabajo y, posteriormente, una vez que esté operativa, otros cincuenta empleos estables.

El proyecto cuenta ya con todas las autorizaciones ambientales pertinentes y con la autorización administrativa por parte del Ministerio de Energía, según indicó el consejero delegado de Cobra, José María Castillo, tras reunirse con autoridades locales para explicar el proyecto.

"Tenemos todos los permisos", ha explicado. "Esperamos empezar el movimiento de tierras en la primera semana de marzo y, si todo va bien, en junio o julio del año que viene, poder tenerla terminada", añadió.

ACS vuelve a través de Cobra a promover proyectos de instalaciones de energías renovables mientras que cierra la venta de la participación que tenía en los que construyó antes del parón ocasionado en el sector en España a consecuencia de la crisis y la última reforma energética.

En concreto, acaba de acordar la venta al fondo canadiense Brookfield, en el marco de una OPA, del 24,2% que tiene en Saeta Yield, la firma a la que en 2014 traspasó todos los activos de producción de energía renovable que tenía en España, que posteriormente sacó a Bolsa en 2015.

Publicidad

Publicidad

Publicidad