Cargando...

Secciones

Publicidad

Sede del BCE, en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

El BCE da otro paso hacia la retirada del plan de estímulos

Publicidad

La entidad abandona su compromiso de aumentar las compras de bonos, y las mantiene, al menos hasta septiembre, a un ritmo de 30.000 millones al mes,. Deja los tipos de interés sin cambios, en el mínimo histórico del 0,0%

Economía

El Banco Central Europeo (BCE) abandonó el jueves su compromiso de aumentar las compras de bonos si fuera necesario, lo que supone un nuevo paso para retirar el prolongado programa de estímulo de la economía de la eurozona.

El BCE mantuvo sin cambios su estrategia general y dijo que podría extender su programa compra de bonos de 2,55 billones de euros si fuera necesario. Sin embargo, el organismo presidido por Mario Draghi omitió la habitual referencia a la posibilidad de realizar compras más grandes, una señal de que sigue avanzando para poner fin a un plan de apoyos a la economía antes de que acabe 2018.

Publicidad

El tipo de depósito permaneció en territorio negativo y la tasa principal de refinanciación en el 0,0%, nivel histórico en el que lleva desde marzo de 2016.

Después de revivir el crecimiento de la zona euro con un paquete amplio de medidas, el BCE ha estado reduciendo el apoyo en pequeños incrementos, por temor a que cualquier cambio importante pueda hacer descarrilar su trabajo, con el peligro de tener que dar marcha en sus planes, dañando su reputación y la economía.

"Las compras de activos netos, al ritmo mensual actual de 30.000 millones de euros, están previstas hasta finales de septiembre de 2018, o más allá, si es necesario, y en cualquier caso hasta que el Consejo de Gobierno vea un ajuste sostenido en el camino de la inflación consecuente con su objetivo de inflación", dijo el BCE en un comunicado después de su reunión regular de política.

El presidente de BCE, Mario Draghi, durante la rueda de prensa habitual tras la reunión del Consejo de Gobierno, en la sede de la entidad en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

En este sentido, Mario Draghi indicó en rueda de prensa que la decisión de retirar del comunicado de la entidad el compromiso de ampliar el programa de compra de bonos "fue unánime". No obstante, el banquero italiano reiteró que "aún es necesario un amplio grado de estímulo monetario para impulsar las presiones inflacionistas subyacentes", que aún ofrece síntomas de debilidad y debe demostrar todavía "signos convincentes" de una tendencia al alza. "Aún no podemos cantar victoria", dijo.

Publicidad

La decisión de bajar el tono de su retórica proflexibilización es en gran medida simbólica, ya que prácticamente ningún observador del mercado espera una mayor compra de bonos. Pero aun así, se consideraba que la medida como un anticipo de una revisión más amplia de las perspectivas futuras de la estrategia del banco, una decisión que ya ha insinuado en reuniones anteriores.

El BCE mejora levemente su previsión de PIB para la Eurozona, hasta el 2,4%, con una inflación del 1,4% 

Draghi reveló una modesta mejora de las previsiones de crecimiento económico de la zona euro del BCE, del 2,3% al 2,4 por ciento, con las proyecciones para 2019 y 2020 sin cambios en el 1,9% y el 1,7%, respectivamente. El BCE pronosticó que el crecimiento de los precios subirá lentamente en los próximos años, pero aún no alcanzará su objetivo para finales de la década a pesar de los años de medidas de estímulo.

Publicidad

El BCE, que tiene como objetivo una inflación de algo menos del 2%, prevé un crecimiento de los precios del 1,4% este año y el próximo, elevándose al 1,7% en 2020, apuntó Draghi.

Críticas al proteccionismo de EEUU

El presidente del BCE expresó su preocupación por el "creciente proteccionismo", que puede lastrar el crecimiento de la economía, mientras que no ha dudado en señalar la desregulación financiera "en algunas jurisdicciones" como uno de los mayores riesgos para el resto, manteniendo así la firmeza del tono empleado ya en su anterior reunión de enero respecto a las últimas decisiones de EEUU.

En relación con la amenaza de imposición de aranceles por parte de EEUU, el banquero italiano indicó que el contagio inmediato de estas medidas comerciales "no va a ser tan grande", subrayando su convencimiento de que "las disputas comerciales deberían discutirse y resolverse en un marco multilateral". "Si impones aranceles a tus aliados, ¿quién son entonces tus enemigos?", se preguntó Draghi en referencia a la deriva proteccionista de la Administración Trump. "Las decisiones unilaterales son peligrosas", advirtió.

Publicidad

En este sentido, el presidente del BCE expresó las preocupaciones sobre el estado de las relaciones internacionales, señalando dos grandes riesgos a nivel global: el comercio y la desregulación financiera. "La desregulación masiva en algunas partes del mundo provoca desequilibrios en otras. Uno de los mayores riesgos, del que no se habla actualmente, es la desregulación del sistema financiero en otras jurisdicciones", añadió.

Guindos será un "buen compañero"

En su rueda de prensa, además, Draghi felicitó  a Luis de Guindos por su nominación como próximo vicepresidente de la institución, cargo que el español asumirá a partir del próximo mes de junio en sustitución del portugués Vítor Constancio, señalando que será un "buen compañero".

El presidente del BCE, Mario Draghi, y el todavía vicepresidente, el portugués Vitor Constancio, tras la rueda de prensa en la sede de la entidad en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

"Déjenme felicitar a Luis de Guindos", respondió Draghi ante las múltiples preguntas de los medios sobre el perfil del futuro vicepresidente, así como de un hipotético nuevo presidente, ya que el italiano acaba su mandato el 31 de octubre de 2019. "Confío en que (Luis de Guindos) será un buen compañero para todos", aseguró.

El BCE dio ayer su visto bueno al nombramiento del candidato propuesto por el Consejo Europeo, Luis de Guindos, como vicepresidente del instituto emisor, al no presentar ninguna objeción al respecto, según se recoge en un dictamen firmado por el presidente, Mario Draghi.

Publicidad

Publicidad