Cargando...

Secciones

Publicidad

Los logos de los cinco mayores bancos españoles: Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Banco sabadell. EFE/E.P./REUTERS

Los que mandan en los grandes bancos no poseen ni el 1% de su capital

Publicidad

Los consejeros con una participación mayor son los hermanos Botín, que tienen un 0,64% del Santander.

Economía

Los cinco mayores bancos españoles (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell) manejan activos por importe de una vez y media el PIB, sólo en territorio nacional. Y tienen detrás a centenares de miles de accionistas, que en teoría dicen la última palabra en las grandes decisiones que afectan a sus entidades, a través de las correspondientes juntas generales.

Publicidad

Sin embargo, el poder real radica en los consejos de administración, donde se sientan personas que no cuentan necesariamente, de forma directa o indirecta, con participaciones significativas en el capital social. Ni siquiera los presidentes son siempre grandes accionistas, a pesar del amplio margen de maniobra del que suelen disfrutar en la gobernanza de sus bancos.

Familias cuyos apellidos han estado unidos tradicionalmente a uno de ellos, como ocurre con los Botín y el Santander, acumulan actualmente un porcentaje no demasiado llamativo del capital. Lo cual no es óbice para que hagan y deshagan en la entidad, de acuerdo con sus propios criterios personales y profesionales.

Un repaso a los datos que obran en poder de la CNMV revela que ni uno solo de los consejos de los cinco mayores bancos españoles reúne siquiera el 1% de su capital. El porcentaje más bajo se encuentra en Bankia, cuyos administradores fueron nombrados por el Estado tras su intervención.

Publicidad

Ésta es la situación, caso por caso:

Santander. El consejo tiene 14 miembros, que a 31 de diciembre contaban con 123.867.039 acciones, sobre un total de 16.136.153.582; es decir, el 0,64%. La mayor participación pertenecía a Francisco Javier Botín-Sanz de Satuola y O´Shea (0,49%), seguido de su hermana Ana Patricia Botín, la presidenta, con un 0,13%. El valor de ambos paquetes asciende actualmente a más de 535 millones de euros.

BBVA. De sus trece consejeros, cuatro no tenían ninguna participación en el banco a finales de 2017. Los otros nueve se repartían 4,8 millones de acciones, equivalentes al 0,06% del capital. Prácticamente nueve de cada diez estaban en manos del presidente, Francisco González, con un precio de mercado de 26,3 millones, a razón de 6,57 euros por título.

Publicidad

CaixaBank. El porcentaje del capital propiedad de los 18 miembros consejo era del 0,65% al cierre del año pasado, correspondiendo la mayor parte a la Fundación Caja Canarias, que controlaba 38,2 millones de acciones. El consejero persona física con un paquete mayor era Gonzalo Gortázar (602.473). Aunque se trata de un hombre de la confianza de la Fundación Bancaria La Caixa, dueña del 40% del capital, el presidente de la entidad, Jordi Gual, sólo posee a título individual 51.191 acciones.

Bankia. Sus diez consejeros fueron puestos por el FROB para sanear y reprivatizar la entidad. Sólo suman 766.781 de las 2.879.332.136 acciones que el banco tiene en circulación (el 0,001%). De ellas, 259.170, que hoy valen 1,6 millones de euros, pertenecen al presidente, José Ignacio Gorigolzarri.

Publicidad

Sabadell. Tiene 15 consejeros, que a 31 de diciembre poseían en conjunto 13,3 millones de acciones, un 0,22% del total. Del presidente, José Oliu, son 1,3 millones y del consejero delegado, Jaime Guardiola, 1,2. El valor de esas participaciones es de 2,1 y 2,0 millones de euros, respectivamente.

Publicidad

Publicidad