Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a las representantes del colectivo de las camareras de piso, al inicio de la reunión que ha mantenido en La Moncloa. Pool Moncloa/ César P. Sendra

UGT y CCOO acusan a Rajoy de utilizar políticamente a las 'kellys' por su reunión en La Moncloa

Publicidad

Rajoy, dispuesto atender las reivindicaciones de las camareras de piso, como la prohibición de la subcontratación en este sector y la ampliación del catálogo de enfermedades profesionales

Economía

Los sindicatos UGT y CCOO han acusado de instrumentalizar con fines políticos la precariedad laboral de las camareras de piso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se ha reunido con una delegación de este colectivo, la asociación Las Kellys.

Publicidad

En un comunicado, ambos sindicatos han recordado que esta reunión responde al compromiso adquirido por el Gobierno con el grupo parlamentario Nueva Canaria, para recibir al colectivo de profesionales que acondiciona las habitaciones de los hoteles y tratar de mejorar su situación laboral.

UGT y CCOO han señalado al Gobierno que ya existe una mesa de calidad en el empleo, concretamente en el sector de la hostelería y turismo, en la que están representados los agentes sociales, donde se puede abordar el asunto.

Ambos sindicatos han llevado a cabo en los últimos años una campaña de denuncia de las condiciones laborales de las camareras de piso y de las consecuencias de los procesos de externalización de los servicios de los hoteles (a empresas multiservicios) que están provocando en las condiciones de trabajo de estas profesionales.

Estas profesionales, víctimas de esos procesos de externalización están experimentando reducciones salariales de hasta el 40%, un aumento de las cargas de trabajo y, en consecuencia, el deterioro de las condiciones de salud en el desempeño de su tarea profesional. 

Publicidad

En su encuentro en La Moncloa, Rajoy ha trasladado a las  kellys su disponibilidad a seguir avanzando en la mejora de las condiciones laborales de las camareras de piso, según ha señalado en su cuenta de Twitter, donde ha subrayado su interés por la situación de las camareras de piso.

En un comunicado, Presidencia del Gobierno ha añadido comunicado que durante la reunión, de dos horas, las representantes han expuesto al presidente sus reclamaciones y la problemática que rodea a la actividad que desarrollan. Han comentado sus casos personal y su experiencia, al tiempo que han presentado sus propuestas para modificar la regulación.

Publicidad

Rajoy ha recomendado que lleven sus peticiones a los distintos foros que estudian el tema, entre ellos la Mesa de Calidad del Empleo en el sector de la hostelería, y se ha comprometido a estudiar sus peticiones e impulsar la mejora de sus condiciones laborales.

La portavoz territorial de 'Las Kellys' de Lanzarote, Myriam Barros (2d), junto a la parlamentaria de Nueva Canarias, María José López (d), momentos previos a la rueda de prensa que han dado en el Senado, para explicar las reivindicaciones del colectivo, después la reunión que Barros ha mantenido esta mañana con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

En concreto, el jefe del Ejecutivo ha abierto la puerta a modificar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para prohibir la subcontratación en este sector y a ampliar el catálogo de enfermedades profesionales, dos de las medidas que "como mínimo" el colectivo reivindicaba, según han explicado las cinco integrantes de Las Kellys que este jueves han acudido al encuentro con Rajoy.

Publicidad

En una rueda de prensa en el Senado, han expresado su "satisfacción" tras la reunión con el presidente que ha escuchado "con atención" las demandas y problemas que le han trasladado. Durante el encuentro, Las Kellys han entregado a Rajoy un dossier con documentación sobre la situación laboral del colectivo que, entre otras cosas, denuncia la "explotación" y externalización que sufren este colectivo compuesto por unas 200.000 personas. También exige la regulación de las cargas de trabajo así como el reconocimiento como enfermedades profesionales de algunos problemas de salud que padecen por su trabajo.

Publicidad

Publicidad