Cargando...

Secciones

Publicidad

Un par de camareros atienden una terraza de un establecimiento en la Plaza Mayor de Madrid. E.P.

Inflación La inflación baja ligeramente al 1,1% en abril

Publicidad

El indicador se ve lastrado por un comportamiento bajista del ocio y la cultura y de los hoteles, cafés y restaurantes.

Economía

El índice de precios de consumo (IPC) se situó en abril en el 1,1% interanual, una décima menos que en marzo, lastrado por un comportamiento bajista del ocio y la cultura y de los hoteles, cafés y restaurantes.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este viernes el dato que adelantó el pasado 27 de abril, con el que acumula 20 meses en positivo, aunque se sitúa en una línea más moderada que la media anual del 2% que se registró en el conjunto de 2017.

Publicidad

En tasa mensual, el IPC registró en abril un ascenso del 0,8%, frente al 0,1% de marzo y al 1% que registró en el cuarto mes de 2017.

En concreto, los precios del ocio y la cultura registraron un descenso interanual del 1,4%, frente al alza de cerca del 1% del mes pasado, debido al abaratamiento de los paquetes turísticos registrado este año, frente al encarecimiento del año pasado, dato en el que ha influido la celebración de la Semana Santa.

Asimismo, los precios de los hoteles, cafés y restaurantes subieron el 1,6 %, seis décimas menos que el mes anterior, por el menor encarecimiento de los servicios de alojamiento.

Los precios de la vivienda también se moderan, dos décimas, al subir el 0,8 %, por el abaratamiento del gas, que el año pasado se encareció, y pese al comportamiento alcista experimentado por el gasóleo para calefacción y la electricidad.

Para arriba de los precios tiró el transporte, donde la inflación interanual se situó en el 2%, seis décimas más que el mes pasado, debido a un mayor encarecimiento de los carburantes y lubricantes y pese al abaratamiento del transporte aéreo.

Publicidad

Los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron sus precios el 1,6%, dos décimas más, debido a la mayor alza del pescado y marisco; en tanto que las comunicaciones subieron los suyos el 2,8%, siete décimas por encima de marzo, por el mayor encarecimiento de los servicios de telefonía y fax.

Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente se moderó cuatro décimas hasta el 0,8%, por lo que se sitúa tres décimas por debajo del índice general (1,1 %).

Publicidad

En tasa mensual, el IPC registró en abril un ascenso del 0,8%, frente al 0,1% de marzo y al 1% del cuarto mes de 2017.

Esta mejora mensual estuvo motivada por el alza de los precios del vestido y calzado relativa al comienzo de la temporada de primavera-verano; y del transporte, por el incremento de los carburantes y lubricantes.

También influyeron las comunicaciones, por el encarecimiento de los servicios de telefonía y fax; y los hoteles, cafés y restaurantes, por el aumento de los precios del alojamiento y, en menor medida, de la restauración.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas repercutieron su subida generada por el encarecimiento del pescado fresco y de las legumbres y hortalizas, y pese al abaratamiento de las frutas.

A la baja de los precios tiraron durante abril el ocio y la cultura, por el abaratamiento de los paquetes turísticos, habitual tras la Semana Santa.

El incremento de los precios se moderó en abril en todas las comunidades autónomas respecto a marzo, salvo en Castilla-La Mancha y Galicia, en las que aceleró una décima hasta subir el 1,2 % en ambas.

Las mayores moderaciones se dieron en Madrid y Catalunya, con bajadas de cuatro y tres décimas, hasta el 1% y el 1,2%, respectivamente.

El índice de precios de consumo armonizado —que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro— se situó en abril en el 1,1 %, dos décimas por debajo del registrado el mes anterior.

El IPC a impuestos constantes (IPC-IC) se situó en el 1,1%, igual que el índice general.

Publicidad

Publicidad

Publicidad