Cargando...

Secciones

Publicidad

El logo del banco TSB, en una sucursal en Londres. REUTERS/Neil Hall

Reino Unido expedienta a la filial británica del Sabadell por sus problemas informáticos

Publicidad

TSB asegura que los problemas por una migración fallida de sus sistemas informáticos no han afectado al número de clientes que se dan de baja

Economía

Políticos criticaron el miércoles la gestión del CEO de TSB, Paul Pester, respecto a los problemas informáticos del banco, filial de Sabadell, y la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) dijo que estaba investigando la respuesta del banco.

Publicidad

TSB, propiedad de Sabadell desde 2015, vio como miles de usuarios no pudieron acceder a sus cuentas el mes pasado y hubo un incremento en las cuentas afectadas por fraude tras una migración fallida de sus sistemas informáticos.

Hubo 2.200 intentos de fraude y unos 1.300 clientes han perdido dinero, dijo Pester el miércoles en una comparecencia en el influyente comité del Tesoro. "Fue un ataque sin precedentes a todo el sistema bancario británico por parte del crimen organizado", dijo Pester, tras disculparse por los problemas.

El regulador y los diputados elevaron la presión sobre Pester por su reacción a la crisis, planteando dudas sobre si tendría que dimitir.

El FCA tiene el poder de multar o vetar a ejecutivos que quebranten las normas.

El presidente de TSB, Richard Meddings, dijo que el banco publicará su propio informe sobre lo sucedido, que está siendo elaborado por la firma de abogados Slaughter & May. "Si hay culpabilidad, actuaremos al respecto", dijo.

Desde los problemas informáticos, TSB ha efectuado afirmaciones optimistas sobre cuántos clientes se vieron afectados y ha comunicado mal con sus clientes, dijo el consejero delegado de FCA, Andrew Bailey, al comité.

Nicky Morgan, presidente del Comité, dijo: "Estoy muy preocupado por la mala comunicación de TSB sobre la escala y la naturaleza de los problemas que ha afrontado; por su respuesta al fraude a clientes; y por la calidad y precisión de las evidencias dadas de forma oral y por escrito por el Dr Pester".

Pester, un exconsultor de gestión con una licenciatura en física teórica por la Universidad de Oxford, previamente trabajó en Lloyds Banking Group en un proyecto para separar TSB de su anterior propietario, Lloyds, en 2014.

El miércoles, fue cuestionado por afirmar en una comparecencia anterior de la mayoría de los problemas se habían resuelto, mientras los usuarios esperaban en vano durante horas en líneas telefónicas de atención al cliente. Pester dijo que no era consciente de esos problemas en aquel momento.

Publicidad

"Había graves problemas con la línea de fraude en su banco, del que es responsable, ¿y no lo sabía?" preguntó la laborista Alison McGovern a Pester. "Sí", respondió.

TSB dijo que unos 12.500 clientes se habían dado de baja de la entidad desde que experimentó graves problemas informáticos, una tasa similar a otros momentos según la entidad. Unos 2.000 clientes semanales han dejado el banco desde la crisis, que comenzó el 22 de abril, dijo el consejero delegado del banco, Paul Pester, a legisladores, un ritmo de abandono que calificó de normal.

Publicidad

Publicidad

Publicidad