Cargando...

Secciones

Publicidad

Tienda de El Corte Inglés e Hipercor en Santiago de Compostela.

El consejo de El Corte Inglés aborda este jueves la destitución de su presidente

Publicidad

Dimas Gimeno no logra un acuerdo con el consejero delegado Jesús Nuño de la Rosa para realizar su sucesión de una forma "ordenada"

Economía

El consejo de administración de El Corte Inglés se reúne este jueves 14 de junio para abordar la destitución de su presidente, Dimas Gimeno, solicitada por 7 de los 10 miembros del consejo, y el nombramiento de su sucesor, que todo apunta será el consejero delegado Jesús Nuño de la Rosa.

Publicidad

Por su parte, Gimeno ha convocado al consejo de administración para el 12 de julio con el fin de abordar su sucesión de una forma "ordenada" y conforme a las normas de buen gobierno corporativo, han explicado fuentes cercanas al todavía presidente de El Corte Inglés.

Ambas convocatorias se han producido después de que Gimeno mantuviera un encuentro con Nuño de la Rosa a petición suya y con el objetivo de retrasar su destitución al consejo del 12 de julio, ya que, según la misma fuente, "le preocupa mucho quién va a liderar el proyecto y que se haga bien, pero no ha sido posible un acuerdo".

Al término de la reunión, el secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil, ha convocado una reunión para las 12.00 horas del 14 de junio con tres únicos puntos en el orden del día: aprobación del acta de la anterior reunión del consejo, cese y nombramiento de su presidente y ruegos y preguntas.

Publicidad

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, consejero delegado del grupo de distribución, y Marta Álvarez Guil, hija del fallecido Isidoro Álvarez y una de las principales accionistas del grupo.

Por su parte, Gimeno ha fijado otra reunión extraordinaria para las 11.00 horas del 12 de julio con el siguiente orden del día: lectura y aprobación del acta del consejo anterior e informe jurídico sobre el cumplimiento de los requisitos para la convocatoria de consejo de administración, consecuencias jurídicas y necesidad de adaptar la compañía a las normas de buen gobierno.

Además, propone la constitución de la preceptiva Comisión de Nombramientos y Retribuciones, prevista en los estatutos de la compañía; y la adopción de un "plan de sucesión del presidente" conforme a las prácticas ordinarias de gobierno corporativo, según el texto de la convocatoria.

Publicidad

Gimeno plantea también que se analicen las actuaciones realizadas y a realizar en relación con las denuncias sobre prácticas irregulares en distintas áreas de negocio de la compañía.

Además, insta al consejo a que se posicione en base a sus competencias indelegables sobre la estrategia del grupo para los próximos años y, en especial, sobre su posible salida a bolsa.

La destitución de Gimeno la apoyan los cuatro consejeros ejecutivos de la compañía, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, ambos consejeros delegados, y los históricos Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga; las hermanas Marta y Cristina Álvarez Guil, hijas del expresidente del grupo Isidoro Álvarez, y Cartera Mancor (7 %), representada en el consejo por Paloma García Peña.

Manuel Pizarro y Shahzad Shahbaz (que representa al jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani que este verano pasará a contar con, al menos, el 10 % de la compañía), no han desvelado aún cuál será el sentido de su voto.

Publicidad

Las hermanas Álvarez propusieron abordar la destitución de Gimeno durante el turno de ruegos y preguntas del consejo ordinario celebrado el pasado 30 de mayo, petición a la que se opusieron varios consejeros, entre otros el propio Lasaga, por entender que una decisión de tal calado no se podía adoptar en ese momento y que debía adoptarse en una reunión extraordinaria.

Tras la celebración de dicho consejo, se entablaron negociaciones para buscar una solución pactada al conflicto y Gimeno contrató los servicios del despacho de abogados Cremades para abrir un "periodo de serenidad" para analizar el proyecto empresarial, así como quién sería la persona "más legitimada y adecuada para implementarlo".

El ejecutivo pidió esta reflexión pese a saber que estaba a favor de su destitución en torno al 70% del capital de la compañía, encabezado por la Fundación Areces, dueña del 37,39% y presidida por Lasaga, e IASA, que aglutina el 22,18% y que en un 70 % está controlada por las hermanas Marta y Cristina Álvarez, y en un 30 % por Gimeno, su madre y su tío (ambos hermanos de Isidoro Álvarez).

Gimeno accedió a la presidencia tras el fallecimiento de su tío Isidoro Álvarez en septiembre de 2014 y dirigió la compañía hasta octubre de 2017, cuando, por unanimidad, el Consejo le quitó las funciones ejecutivas para repartirlas entre dos ejecutivos de larga trayectoria dentro del grupo, Del Pozo y Nuño de la Rosa.

Desde entonces, Del Pozo se encarga de dirigir todo lo relacionado con el área de comercio, mientras que Nuño de la Rosa capitanea el resto de negocios, como viajes, informática o seguros.

Entre otras actuaciones, Gimeno, que nunca se ha planteado dimitir, pidió auditar los Servicios de Seguridad por las presuntas irregularidades cometidas por uno de sus responsables, Juan Carlos Fernández Cernuda, en la concesión de contratos a empresas de familiares. 

Publicidad

Publicidad