Cargando...

Secciones

Publicidad

Una empleada del hogar en su jornada de trabajo. EFE

Presupuestos Generales 2018 Las trabajadoras del hogar se concentran frente al Congreso para defender su jubilación

Publicidad

Denuncian que una enmienda de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 niega sus derechos "retrasando hasta 2024 la equiparación del sistema de cotización de las empleadas de hogar al régimen general de la Seguridad Social".

Economía

Asociaciones de trabajadoras de hogar y de cuidados han convocado una concentración frente al Congreso este miércoles 27 de junio en protesta por los Presupuestos Generales del Estado de 2018 un día antes de que se debatan por última vez en el Congreso. Entre las enmiendas, se encuentra una que perjudica a las futuras jubilaciones de las trabajadoras y a sus prestaciones contributivas.

Publicidad

La medida “niega derechos a las trabajadoras de hogar y de cuidados, retrasando hasta enero de 2024 la equiparación del sistema de cotización de las empleadas de hogar al régimen general de la Seguridad Social y excluyendo a este sector del sistema de solidaridad de complemento de las lagunas de cotización”, según afirma en un comunicado el Grupo Turín, plataforma que trabaja por la dignificación del empleo del hogar y los cuidados. El reconocimiento de estos derechos, según la legislación vigente, estaba previsto para el próximo 1 de enero de 2019.

Este atraso supone una "discriminación que perjudica a las futuras jubilaciones de las trabajadoras y a sus prestaciones contributivas", según las empleadas

Este atraso supone un “mantenimiento de la discriminación que perjudica a las futuras jubilaciones de las trabajadoras y a sus prestaciones contributivas (que ya son las más bajas del sistema). Además, implica que se mantenga la desvalorización histórica de este colectivo al no reconocer, bajo una lógica patriarcal, al empleo de hogar y cuidados como un trabajo con plenos derechos y que se continúe invisibilizando un trabajo que sostiene los cuidados frente a la destrucción de los servicios públicos y el sistema de atención a la dependencia”, explican en la nota.

En total “son más de 600.000 trabajadoras las que están excluidas del reconocimiento de derechos laborales tan básicos como la prestación por desempleo, la protección frente al despido, la prevención de riesgos laborales o la inspección de trabajo”, según el Grupo Turín. De las trabajadoras, el 96% son mujeres y más del 30% trabajan sin ningún tipo de contrato. En el comunicado, denuncian también que el régimen de trabajo interno “está expuesto a todo tipo de abusos frente a los que no hay protección por parte del Estado”.

Publicidad

“Esta desigualdad se perpetúa con la aprobación de esta enmienda” que se encuentra en los Presupuestos. Estos se debaten por última vez en el Congreso el jueves 28 de junio y serán asumidos por el PSOE aunque fueron pactadas por el Partido Popular apoyado por Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Foro Asturias y UPN.

Según un análisis realizado por el Observatorio Jeanneth Beltrán, "el reconocimiento de derechos de las y los trabajadores del hogar y cuidados es inexistente en el texto de la enmienda. Solo se tienen en cuenta los intereses de los empleadores y, en lugar de asumir desde el Estado el incremento de los costes de la incorporación al régimen general o las dificultades administrativas que pueda suponer, se carga sobre las espaldas de las trabajadoras una vez más la no incorporación de derechos manteniendo los agravios comparativos respecto al conjunto de las y los trabajadores".

Publicidad

El Grupo Turín ya denunció cuando se aprobó la enmienda en el Congreso que “sigue negando la posibilidad de ejercer nuestros plenos derechos como trabajadoras. Esta medida solo amplía la desprotección e invisibilidad de este sector”. Además, explicaron que el decreto aprobado en 2011 para equiparar los derechos de las trabajadoras de hogar ha sido incumplido. “Han pasado casi 6 años desde la reforma que fijaba la incorporación progresiva al régimen general, y ahora habrá que esperar 5 años más de discriminación laboral”, afirmaron desde la asociación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad