Cargando...

Secciones

Publicidad

Momentos de la Junta General de Accionistas de Gas Natural Fenosa que ha adoptado un nuevo nombre, Naturgy, con el fin de reinventarse para la nueva etapa que liderará Francisco Reynés. EFE/Chema Moya

Gas Natural Fenosa pasa a denominarse Naturgy para ser "reconocida como una energética y no sólo como una gasista"

Publicidad

La compañía, que inicia una nueva etapa con Francisco Reynés como presidente ejecutivo, presenta este jueves en Londres su nuevo plan estratégico a 5 años

Economía

Los accionistas de Gas Natural han aprobado este miércoles en una junta histórica el cambio de denominación de la empresa a Naturgy, dando también el visto bueno a importantes cambios de gobierno corporativo que dotarán de mayor margen de acción al primer ejecutivo Francisco Reynés, quien tomó precipitadamente las riendas del grupo energético en febrero procedente de Abertis.

Publicidad

La compañía nació bajo el nombre de Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas en el siglo XIX, y a lo largo de su historia ha tenido distintas denominaciones, como Gas Natural SDG. En 2009, tras la fusión con Fenosa pasó a denominarse Gas Natural Fenosa.

Reynés, ha justificado el cambio de denominación en el hecho de querer ser "reconocida como una energética y no sólo como una gasista", y ha insistido wen que no obedece a "ninguna manía", sino a la necesidad de adoptar un nombre "corto" que agrupe el deseo de expansión internacional de la empresa y de todas las actividades, "sin ser mayoritariamente el de una parte".

Respecto al cambio de sede social a Madrid que adoptó la compañía el pasado mes de octubre, Reynés no descartó que pueda tener vuelta atrás y aseguró que su padre le recomendó que no se debe utilizar "siempre y nunca". "Decir que se ha trasladado para siempre es muy presuntuoso", aseguró el directivo, quien abrió la puerta a dar marcha atrás a esta decisión "en el momento que se considere oportuno".

Publicidad

Momentos de la Junta General de Accionistas de Gas Natural Fenosa que ha adoptado un nuevo nombre, Naturgy, con el fin de reinventarse para la nueva etapa que liderará Francisco Reynés. EFE/Chema Moya

Entre las propuestas aprobadas en la junta de accionistas, destaca la supresión de la comisión ejecutiva y un consejo que se reduce de 16 a 12 miembros y en el que tendrán más peso los independientes.

"(Esta simplificación) nos dará más agilidad en la toma de decisiones", dijo Reynés en la rueda de prensa previa a la junta, que también destacó que la mitad del nuevo consejo representará a accionistas distintos del núcleo compuesto por Caixa (24%) y los fondos GIP (20%) y CVC (20%).

De esta manera, el órgano rector de Naturgy queda compuesto por un presidente ejecutivo (Reynés), seis consejeros dominicales, con dos representantes para sus principales accionistas (CriteriaCaixa, GIP, CVC y Alba) y cinco consejeros independientes. Son los consejeros dominicales William Alan Woodburn (GIP), Enrique Alcántara-García Irazoqui (Criteria Caixa), Marcelino Armenter Vidal (Criteria Caixa), Rajaram Rao (GIP), Javier de Jaime Guijarro (Rioja Bidco Shareholdings); José Antonio Torre de Silva (Theatre Directorship Service Beta), Javier de Jaime Guijarro (Rioja Bidco Shareholdings) y José Antonio Torre de Silva (Theatre Directorship Service Beta); y los consejeros independientes Ramón Adell Ramón, Francisco Belil Creixell, Helena Herrero Starkie, Pedro Sainz de Baranda y Claudi Santiago Ponsa.

Publicidad

En vísperas de la presentación de un nuevo plan estratégico a 5 años en Londres, el presidente ejecutivo no quiso avanzar datos financieros, pero ha adelantado que entre sus ejes figurarán la simplificación y la rentabilidad, elementos que ya aplicó durante su gestión del grupo de autopistas Abertis. "El mundo es hoy complejo y global ... y los inversores quieren entender los negocios en los que invierten", dijo.

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa, con la nueva imagen y nueva denominación de la compañía, Naturgy.

Reynés ha asegurado que "a día de hoy" la compañía "no está involucrada en ninguna operación ni de compra ni de venta", aunque ha subrayado que en su nuevo plan estratégico, que presentará mañana en Londres, no descarta el crecimiento inorgánico, siempre bajo criterios de "una rentabilidad mínima".

Publicidad

También ha asegurado que la energética no invertirá en ninguna de sus centrales térmicas de carbón en las que no pueda cumplir con los criterios de rentabilidad para esa inversión. "No vamos a hacer inversiones que no impliquen la recuperación de la inversión, ya que el dinero no es nuestro, es de nuestros accionistas", dijo.
Del mismo modo, Reynés ha asegurado que Gas Natural Natural Fenosa no venderá ciclos combinados a Repsol, accionista histórico de la compañía hasta que completó recientemente la salida de su capital con la venta del 20% que poseía a CVC y Alba. "Repsol ha declarado que nos pretende hacer la competencia en la generación de electricidad, pero en ningún caso ha dicho que fuera a ser con ciclos combinados nuestros", dijo.

Por otra parte, el presidente de Gas Natural Fenosa adelantó cifras de la evolución de la compañía en lo que va de 2018, señalando el buen comportamiento en la primera parte del ejercicio frente a 2017, con un crecimiento del beneficio neto recurrente del 34% en los primeros cinco meses del año, hasta los 481 millones de euros, impulsado por el crecimiento operativo y la mejora financiera. Por su parte, el beneficio operativo bruto (Ebitda) recurrente a cierre de mayo del grupo se incrementó un 11%, hasta los 1.823 millones de euros, especialmente debido a la mejora de las condiciones del mercado de gas y electricidad y del negocio de infraestructuras.

Gas Natural vende su sparticipaciones en energéticas africanas valorados en 77 millones

De otro lado, Gas Natural Fenosa venderá sus participaciones en las sociedades africanas Kangra Coal e Iberafrica por un total de 89,6 millones de dólares (76,8 millones de euros), según ha explicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)., que enmarca estas operaciones en sus esfuerzos por optimizar su cartera y en la revisión "continua" de regiones o negocios que no son objetivo.

En concreto, Gas Natural ha alcanzado un preacuerdo con Menar Holding para venderle su participación del 70% en Kangra, con sede en Johannesburgo (Sudáfrica), por 28 millones de dólares (24 millones de euros). La sociedad no espera efectos en su cuenta de resultados por esta operación.

Al mismo tiempo, Gas Natural Fenosa ha alcanzado un acuerdo con AEP Energy Africa (AEP) para venderle el 100% de su participación accionarial en Iberafrica, con sede en Kenia, por unos 61,6 millones de dólares (52,8 millones de euros). La gasista no espera que esta operación genere plusvalías significativas.

Publicidad

Publicidad