Cargando...

Secciones

Publicidad

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en la presentación del plan estratégico de la petrolera para el período 2018-2020. EFE/Javier Lizón

Repsol se lanza al negocio eléctrico con la compra a Viesgo de cinco centrales hidroeléctricas y de gas

Publicidad

La petrolera tiene como objetivo lograr 2,5 millones de clientes de gas y electricidad en España

Economía

La petrolera Repsol ejecutó el miércoles su esperada apuesta por el negocio de la generación y comercialización eléctrica, al comprar a Viesgo activos por 750 millones de euros que le permitirán encaminarse a su objetivo de lograr 2,5 millones de clientes de gas y electricidad en España.

Publicidad

El acuerdo supone la adquisición de una capacidad de generación de bajas emisiones de 2.350 megavatios (MW) formada por instalaciones eficientes de generción hidráulica y ciclos combinados de gas, y una cartera de cerca de 750.000 clientes, con lo que Repsol refuerza su posición como proveedor multienergía.

En concreto, la compañía presidida por Antonio Brufau adquiere tres centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 megavatios (MW), situadas en el Norte de España y con gran potencial de crecimiento orgánico. También compra dos centrales de ciclo combinado de gas, una en Algeciras (Cádiz), construida en 2011, y otra en Escatrón (Zaragoza), construida en 2008. Entre las dos suman una capacidad de 1.650 MW.

Los nuevos clientes que se incorporan en el área minorista de gas y electricidad se reparten por toda la geografía española, principalmente en Cantabria, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla y León y Comunidad de Madrid.

Irrumpe como nuevo operador al incorporar capacidad de generación por 2.350 MW y 750.000 clientes

Repsol, que llevaba meses analizando entrar en negocios alternativos al tradicional de producción, refino de petróleo y comercialización de gasolina, quiere posicionarse de cara al creciente uso de energías alternativas en movilidad y configurarse como una "multienergética".

Publicidad

Ante la volatilidad del precio del petróleo y la creciente predilección por las llamadas "energías verdes", grandes grupos europeos como Total y Eni han apostado por el negocio de la venta y comercialización de gas y electricidad para diversificar sus fuentes de ingresos.

La petrolera española adquirirá una capacidad de producción de 2.350 MW (1.650 MW en ciclos combinados y 700 MW hidroeléctricos) y la comercializadora de la sociedad controlada por el fondo de infraestructuras Macquarie y el fondo soberano de Kuwait Wren House Infrastructure.

Publicidad

Esta capacidad, sumada a los 600 MW en ciclos combinados que ya poseía la petrolera y los 750.000 clientes adquiridos a Viesgo, permitirán a Repsol competir con las tradicionales compañías eléctricas, entre ellas su antigua participada, Gas Natural Fenosa, que el miércoles fue rebautizada como Naturgy.

Repsol aspira a alcanzar una cuota de mercado del 5 por ciento en el mercado minorista de gas y electricidad (2,5 millones de clientes) y del 15 por ciento en el mercado del gas en 2025.

Esta apuesta de compañía española pasa por crecer en negocios de generación con bajas emisiones y no regulados, como los ciclos combinados y las centrales hidroeléctricas, en los que invertirá 1.500 millones de euros en el mercado ibérico.

Publicidad

Publicidad

Publicidad