Cargando...

Secciones

Publicidad

Trabajadoras del hogar y cuidados durante la concentración convocada esta tarde frente al Congreso de los Diputados de Madrid para denunciar la enmienda introducida en los presupuestos generales del Estado que retrasa en cinco años la equiparación de las cotizaciones en Empleo de hogar a la Seguridad Social. EFE/Emilio Naranjo

PGE 2018 Las empleadas del hogar denuncian que los PGE alimentan la economía sumergida, la discriminación y la precariedad en su sector

Publicidad

Protestan contra una enmienda sobre las cotizaciones en Empleo de hogar a la Seguridad Social que “aplaza la equiparación total y real del sector doméstico hasta el año 2024, cinco años después de lo previsto”.

Economía

Las empleadas del hogar se han concentrado frente al Congreso contra una enmienda de los Presupuestos Generales del Estado de este 2018 que retrasa en cinco años la equiparación de las cotizaciones en Empleo de hogar a la Seguridad Social. De esta manera, "se alimenta la economía sumergida, la discriminación y la precariedad", según denuncian. 

Publicidad

Las presentes en la manifestación han pedido a los diputados que no permitan que salga adelante una enmienda sobre las cotizaciones en Empleo de hogar a la Seguridad Social que “aplaza la equiparación total y real del sector doméstico hasta el año 2024, cinco años después de lo realmente previsto”, según Graciela Gallego, otra de las portavoces de la concentración. Los PGE se votaron en el Congreso el 22 de mayo, lo llevaron al Senado y este jueves 28 de junio regresa al Congreso para que los diputados los voten por última vez.

“Hacemos una gran aportación a la sociedad con nuestro trabajo”, explica Rafaela Pimentel, una de las voceras de la movilización, porque “si nosotras no hacemos este trabajo la gente no podría ir a trabajar. Además, el sector de los cuidados se encarga de las personas mayores sustituyendo un servicio que el Estado debería aportar”.

“Hasta que no eliminen esta enmienda estamos en un régimen especial que recorta nuestros derechos”, ha explicado Pimentel

“Hasta que no eliminen esta enmienda estamos en un régimen especial que supone una situación muy difícil para nosotras porque recorta nuestros derechos”, ha explicado Pimentel. También ha denunciado que “las cotizaciones que se hacen son muy bajas y eso no garantiza una buena jubilación y si a eso sumamos que la mayoría de las trabajadoras del hogar y cuidados tienen en torno a 50 años, la jubilación que nos va a quedar va a ser muy poca”. Las empleadas del hogar y cuidados son en su mayoría mujeres y más del 30% trabajan sin contrato.

Publicidad

Las empleadas del hogar también han querido recordar a las trabajadoras internas en hogares que no han podido acudir a la concentración. Unos de los lemas más escuchados han sido ‘Trabajo de interna, esclavitud moderna’ y ‘No estamos todas faltan las internas’. La mayoría “casi nunca tienen tiempo libre, trabajan las 24 horas del día y solo libran los domingos”, según Pimentel.

Con el aplazamiento que supone la enmienda de los PGE sobre las cotizaciones en Empleo de hogar a la Seguridad Social, las concentradas se preguntan si en 2024 -año en el que está previsto que las empleadas obtengan todos sus derechos- el Estado cubrirá todas estas lagunas por las que protestan. Graciela Gallego no cree que esto vaya a suceder.

Publicidad

Las trabajadoras han acudido a la concentración armadas con escobillas, delantales y tapas de cacerolas “para hacer ruido”, según una de las asistentes. La manifestación ha concluido con un flashmob en el que casi todas las concentradas han bailado y cantado un popurrí musical con letra original. Los versos, ya utilizados en alguna movilización anterior, eran reivindicativos: “Queremos currar en condiciones, basta ya de precariedad”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad