Cargando...

Secciones

Publicidad

Autobús de la empresa Alsa. /EFE

La empresa de autobuses ALSA, nueva adjudicataria del servicio de transporte urbano de Rabat

Publicidad

La compañía ha informado de que se trata del mayor contrato de transporte gestionado por una empresa española fuera de nuestras fronteras. Preveé una facturación de 1.000 millones de euros y gestionará 61 líneas y 500 autobuses.

Economía

La compañía de transporte de viajeros ALSA ha resultado este miércoles adjudicataria del contrato para la gestión delegada del servicio de transporte urbano de la ciudad de Rabat, y de las vecindades colindantes de Salé y Temara, en Marruecos. La compañía ha informado de que se trata del mayor contrato de transporte urbano gestionado por una empresa española fuera de España.

Publicidad

ALSA llegó a Marruecos en 1999 cuando comenzó a gestionar el transporte urbano de la ciudad de Marrakech. Pero con este nuevo contrato para la capital de Marruecos, que se firma con una duración de 15 años, ampliable a 22, suma ya cinco ciudades. A Marrakech se añadieron Agadir, Tánger, Khourigba, y ahora Rabat.

El nuevo contrato preveé una facturación de 1.000 millones de euros para la compañía. El servicio de la segunda ciudad más poblada del país, tras Casablanca, deberá ponerse en marcha en el plazo de un año desde la firma del contrato que ha sido adjudicado por la entidad de cooperación intercomunal "Al Assima" tras el correspondiente proceso competitivo. 

ALSA gestionará una flota de 1.000 autobuses, tendrá 3.600 empleados y utilizarán sus servicios 270 millones de viajeros cada año

El servicio de transporte urbano estará formado por 61 líneas para las que se requiere una flota de unos 500 autobuses. La compañía espera alcanzar los 109 millones de viajeros anuales y el contrato supone la creación de 1.600 puestos de trabajo. 

Publicidad

Los principales retos del nuevo contrato serán acometer una profunda modernización y mejora de la calidad del sistema de transporte urbano, mediante la incorporación de nuevos vehículos, la implantación de mejoras tecnológicas, como un Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) de última generación, y la apuesta por la intermodalidad, con la creación de un nuevo sistema de integración tarifaria con el Tranvía de Rabat.

Ello supondrá incrementar significativamente la presencia de ALSA en Marruecos, donde en conjunto facturará a partir del próximo año 100 millones de euros anuales, gestionará una flota de 1.000 autobuses, tendrá 3.600 empleados y utilizarán sus servicios 270 millones de viajeros cada año.

Publicidad

Publicidad

Publicidad