Cargando...

Secciones

Publicidad

Autopista radial R-2 Madrid-Guadalajara, gestionada por una sociedad participada por ACS, Abertis, Acciona y Globalvía. E.P.

Abertis Bruselas da el visto bueno a la compra de Abertis por parte de ACS y Atlantia

Publicidad

La Comisión Europea considera que no plantearía problemas de competencia en el Espacio Económico Europeo

Economía

La Comisión Europea (CE) dio hoy luz verde a la adquisición de Abertis por parte de ACS, junto con su filial Hochtief, y de Atlantia, al considerar que no plantearía problemas de competencia en el Espacio Económico Europeo (EEE).

Atlantia y Abertis gestionan y explotan autopistas de peaje, mientras que ACS concentra sobre todo su actividad en la construcción de infraestructuras, aunque también explota concesiones en el ámbito de las infraestructuras.

Las tres intervienen en el sector de los servicios auxiliares para la explotación de autopistas de peaje, que incluyen la prestación de servicios de telepeaje, así como la distribución de dispositivos a bordo y la prestación de sistemas de transporte inteligentes.

Publicidad

Según explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado, la investigación de Bruselas se centró "en particular" en el impacto de la fusión en el mercado de las concesiones de autopistas de peaje en el Espacio Económico Europeo, sobre todo, en Italia, donde las actividades de Atlantia y Abertis se solapan, y en España, donde ocurre lo mismo con ACS y Abertis.

La CE concluyó que la operación no plantearía problemas de competencia en esos mercados dado que esas tres compañías no son las firmas competidoras "más cercanas entre sí" y existen otros "competidores importantes". La Comisión añadió que el mercado de referencia "es un mercado de licitaciones muy regulado".

En el examen también se tuvieron en cuenta los efectos de la compra en áreas donde Atlantia y Abertis se solapan, como la prestación de servicios de telepeaje, junto con la distribución de dispositivos a bordo y el suministro de equipos y servicios para sistemas de transporte inteligentes. Bruselas prestó atención, igualmente, a la construcción de infraestructuras, donde las actividades de ACS (en particular a través de su filial Hochtief) y Atlantia se solapan.

Publicidad

De acuerdo con la CE, no surgirían problemas de competencia porque la adquisición no aumentaría "significativamente" la presencia de las tres empresas en ningún Estado miembro y porque en los mercados seguirán interviniendo otros competidores destacados. La Comisión también concluyó que es "poco probable" que ACS, Atlantia y Abertis restrinjan el acceso de sus rivales a sus productos, servicios o clientes.

En octubre de 2017, Bruselas ya aprobó la compra de Abertis por Atlantia y en febrero de este año hizo lo propio con la propuesta competidora de adquisición de Abertis presentada por Hochtief. Más adelante, ACS, Hochtief y Atlantia celebraron un acuerdo de inversión conforme al cual modificaron sus respectivos proyectos de adquisición de Abertis y optaron por proceder en su lugar a una inversión conjunta en esa empresa.

Publicidad

Publicidad

Publicidad