Cargando...

Secciones

Publicidad

Agentes de la Policía Local de Valencia, en el local del centro cultural camerunés. EVA MÁÑEZ

El Ayuntamiento de València investiga las agresiones policiales a una asociación camerunesa

Publicidad

Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando una visita rutinaria por temas administrativos terminó con una detenida que recibió insultos racistas y amenazas

España

El Ayuntamiento de València investiga la denuncia de supuestas agresiones por parte de la Policía Local a un centro cultural camerunés de la ciudad. El pasado martes, agentes de la Policía Local de València acudieron al Centro Cultural y de Ocio de Camerún en el barrio de Benicalap para verificar cuestiones sobre la licencia de actividades.

Publicidad

Lo que comenzó como un mero trámite administrativo terminó con un amplio despliegue policial y una mujer detenida que asegura haber sido víctima de insultos racistas, agresiones, amenazas y abusos policiales.

La alcaldesa en funciones, Pilar Soriano, explica que desde primera hora en que se hizo pública la noticia, el pasado sábado, el Ayuntamiento convocó una reunión con la policía para informarse de la situación y trasladar los datos a la Concejal Delegada de Policía, la socialista Anaïs Menguzzato. “Hay que actuar con rigor, tranquilidad y sin precipitación”, ha añadido Soriano este lunes en relación a las posibles medidas que se deriven de la investigación.

La alcaldesa en funciones, del grupo Compromís, asegura que “las medidas que se tomen serán de la Delegación de Policía” y que van a realizar un seguimiento del tema para conocer todos los detalles.

Los hechos ocurrieron la medianoche del pasado martes, cuando una patrulla de la Policía Local de València acudió al local del centro cultural camerunés de València para verificar que la actividad cultural hubiese cesado mientras se resuelve la obtención de la licencia municipal de actividades. Lo que inicialmente iba a ser una simple verificación administrativa, terminó con un despliegue policial con casi una decena de coches patrulla y con la detención de María Nieves Nfina que asegura que la policía le llamó “gorda, puta y negra de mierda” y le amenazó con explulsarla de España y quitarle la custodia de su hijo.

Una decenas de unidades de la Policía local valenciana junto al local del centro cultural camerunés. EVA MÁÑEZ

El pasado sábado, Público dio a conocer la noticia en la que se incluye un vídeo donde puede verse cómo cuatro agentes de policía reducen a la mujer, tendida en el suelo boca abajo y el uso de una porra extensible de metal, arma que ha generado controversia en los últimos años y que la Policía Local de València tiene entre su dotación reglamentaria.

Publicidad

El grupo municipal de València en Comú se ha reunido este lunes con los afectados con el objetivo de esclarecer los hechos y conocer de primera mano su versión. A la reunión han acudido tanto la afectada, María Nieves Nfina como su marido Cédrik Komol, que asegura que desde el pasado martes viven con el miedo en el cuerpo.
“La mente no puedo perderla porque si la pierdo no vamos a ningún sitio y tengo que mantener la fuerza mental y espiritual, pero psicológicamente no estamos bien. Mi mujer no está bien, está traumatizada por la situación, no duerme y tiene miedo de salir a la calle”, explica Cedrik Komol, vicepresidente de la asociación y marido de la detenida, que añade que su mujer está tomando medicación para tratar de mejorar.

Durante la actuación policial, el hijo de la pareja, de tres años de edad, estaba presente y presenció toda la escena. “El día que me duermo temprano son las dos o las tres de la mañana porque estamos en alerta. Tememos que vengan de nuevo. Mi hijo solo es capaz de dormir cuando está abrazado a nosotros. Cuando se duerme profundamente, si nos vamos y le dejamos solo, se levanta inmediatamente asustado buscándonos”, añade.

Publicidad

Fuentes de València en Comú explican que en los próximos días investigarán también la versión de la Policía Local de València para ver “con calma y con prudencia” qué es lo que ha ocurrido en este caso. Desde este grupo municipal han mostrado su “compromiso firme de esclarecer esta situación”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad