Cargando...

Secciones

Publicidad

Registro de vivienda en Ripoll / EFE

Imán de Ripoll El imán de Ripoll investigado como líder de la célula yihadista estuvo en prisión en 2012

Publicidad

Abdelbaki Es Satty, de 45 años y considerado salafista radical, podría ser uno de los muertos en la explosión de la casa de Alcanar, donde la Policía encontró restos genéticos de un segundo muerto. El imán se encuentra en paradero desconocido.

España

Los Mossos están investigando si el imán de Ripoll (Girona), cuyo domicilio ha sido registrado este sábado de madrugada, puede haber actuado de líder del grupo en los atentados de este jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Según fuentes consultadas por Europa Press próximas al operativo, este individuo, de 45 años de edad, es un salafista radical y, por edad y perfil, podría haber actuado de líder del grupo terrorista, formado por 12 personas, de los que cinco murieron en el ataque de Cambrils.

Publicidad

De nombre Abdelbaki Es Satty, salió de la cárcel de Castellón el 5 de enero de 2012, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista, que precisaron en que ingresó en prisión por infracción de la ley de Extranjería. Todavía no ha podido ser localizado y se baraja la hipótesis de que sea el segundo fallecido hallado entre los escombros de la casa de Alcanar (Tarragona) que estalló el miércoles, salió de la prisión de Castellón el 5 de enero de 2012.

En el marco de la investigación, los Mossos d'Esquadra tratan de determinar si la llegada del imán hace unos dos años a Ripoll pudo coincidir con el proceso de radicalización de los miembros de la célula que atentaron el jueves pasado, por lo que registraron su vivienda en el noveno registro practicado en domicilios de sospechosos tras los atentados, según las fuentes.

Los Mossos han registrado durante varias horas la madrugada de este sábado su en busca de pistas y pruebas de ADN para saber si este podría ser uno de los muertos en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) del miércoles.

Según informa ABC, el imán vivía en una habitación alquilada en el piso que ahora se está registrando y el pasado martes había anunciado que se iba de vacaciones a Marruecos.

En Ripoll, la policía autonómica ha realizado hasta ahora un total de nueve registros a raíz de los atentados, donde residían algunos de los presuntos terroristas.

La operación sigue abierta, ya que sigue en busca y captura Younes Abouyaaqoub, miembro de la célula, y está por concretar su papel --si fue conductor de la furgoneta--, a lo que se suma la identificación del imán.

Los Mossos consideran que la célula estaba integrada al menos por doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y 3 en Ripoll (Girona); dos fallecidos en la explosión de la casa de Alcanar el día 16 y uno, Younes Abouyaaqoub, que estaría huido.

Publicidad

Publicidad

Publicidad