Cargando...

Secciones

Publicidad

La verja del paso fronterizo de Beni Enzar, en Melilla. / EFE

La Policía disuelve con botes de humo una protesta de porteadores en Melilla

Publicidad

La frontera entre España y Maruecos en la ciudad ha estado cerrada durante buena parte del martes.

España

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FyCSE) han empleado material antidistrubios, entre ellos botes de humos, para disolver una protesta en Melilla de decenas de marroquíes ─la mayoría porteadores─ que protestaban por la decisión española de cerrar los pasos fronterizos para reordenar el paso de personas.

Publicidad

La frontera entre España y Marruecos en Melilla ha estado este martes cerrada durante buena parte del día. La Delegación del Gobierno en la ciudad ha calificado la jornada de "caos extremo" y ha desplegado antidisturbios en el lado español mientras se sucedían las protestas de cientos de personas en el marroquí.

La Delegación del Gobierno ha atribuido los incidentes a "activistas" que protestan contra las medidas impuestas para controlar el paso de cientos de porteadores con grandes bultos de mercancías. "El boicot de algunos porteadores y activistas contrarios a las medidas adoptadas por la Delegación ha propiciado un caos extremo en los accesos a Melilla", ha subrayado.

Al respecto, ha añadido que "la extrema presión de porteadores y el forcejeo de cientos de ciudadanos de Marruecos para acceder en tropel a nuestra ciudad, invadiendo incluso los carriles reservados para el tránsito de vehículos, obligaron a cerrar los distintos pasos poco después de su reapertura a partir de las 07.00 horas".

Publicidad

Melilla cuenta con tres pasos fronterizos operativos, los de Beni-Enzar, donde se han producido principalmente las protestas, Farhana y Barrio Chino, este último solo peatonal. La Delegación estableció el pasado julio un recorte del horario de paso de porteadores, lo que desde entonces ha suscitado protestas, aunque sin la intensidad de esta jornada,

Publicidad

Publicidad

Publicidad