Cargando...

Secciones

Publicidad

Vista de la estación de esquí de Sierra Nevada (Granada). E.P.

Directivos de Sierra Nevada ‘maquillan’ su categoría para cobrar más que Susana Díaz

Publicidad

La Cámara de Cuentas andaluza revela que los responsables de la empresa pública que gestiona la estación de esquíc alteraron el organigrama para sortear el límite salarial que impone la ley para altos cargos de la Junta

España

Hace un mes, la Cámara de Cuentas de Andalucía destapó un desfase de dos millones de euros en el capítulo de nóminas de altos cargos de la sanidad pública. El órgano que fiscaliza el uso del dinero público acusó a la Junta de haber gastado 2,2 millones de euros en 2013 en primas de productividad para un centenar de directivos de la Consejería de Salud y varios entes adscritos.

Publicidad

La oposición llevó el informe al Parlamento y pidió explicaciones al Gobierno de Susana Díaz, pero a día de hoy, el departamento de Salud no ha aclarado por qué entre sus directivos se cobran salarios “irregulares” que exceden los límites retributivos que establece la Ley de Presupuestos autonómicos para altos cargos, aprobada en 2012, en plena crisis económica.

Dicha ley prohibe que nadie en la Administración andaluza cobre más que la presidenta de la Junta (65.090,88 euros a 30 de septiembre). Sin embargo, en poco más de un mes, la Cámara de Cuentas ha elaborado otro informe, esta vez sobre la estación de esquí de Sierra Nevada, que evidencia cierta ingeniería burocrática por parte de sus directivos para sortear el techo salarial para directivos de la Junta.

El informe, que fiscaliza el ejercicio de 2015 de Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí andaluza, acusa sus altos cargos de bajarse la categoría “de directores a jefes de servicio” a finales de 2014 con el objetivo de burlar las restricciones retributivas, exclusivas para el personal directivo de la administración. Sobre el papel dejarían de serlo, pero sin que sus nóminas menguasen un euro. “Las subdirecciones y direcciones se convierten en áreas y sus titulares son cesados como directores y nombrados jefes de servicio con efectos de 31 de diciembre de 2014”, reza la auditoría pública a Cetursa.

Publicidad

La Cámara de Cuentas sostiene que “estos hechos podrían constituir un supuesto indiciario de responsabilidad contable administrativa” y una “vulneración” de la ley. Al modificar el organigrama de la empresa pública, dice, “evitan así la reducción de retribuciones del personal directivo, con el consecuente menoscabo de fondos públicos”, al haberse ordenado pagos con infracción de lo dispuesto en las Leyes de Presupuestos de los ejercicios 2013, 2014 y 2015 y en la Ley de Hacienda Pública de Andalucía. En la tabla salarial del personal de Cetursa que recoge el documento aparecen sueldos de hasta 71.800 euros, sin contar dietas.

El informe del órgano fiscalizador advierte de que los directivos de la empresa pública que gestiona Sierra Nevada incumplieron la norma que limita sus salarios al menos durante dos años, desde finales de 2014. Esto, sin embargo, se hace previo cese de los directivos, que pasan a reconvertirse en jefes de servicio, responsables de áreas. Por ejemplo, uno de los cinco altos cargos de Cetursa ganaba 68.977 euros en 2012, antes de la entrada en vigor de la ley de restricción salarial. En 2014 su sueldo había bajado a 61.307 euros, en aplicación de dicha normativa, sin embargo, al final de ese mismo año los gerentes de la sociedad pública alteran la estructura empresarial, y ese mismo directivo termina cobrando a final de año 71.841 euros, más incluso que antes de que se aprobase el tope legal salarial.

Publicidad

La modificación del organigrama se adoptó sin que el consejo de administración lo autorizase (el informe subraya que “no consta” dicho acuerdo), ni contó con el visto bueno de la Consejería de Turismo, responsable de Cetursa, “ni con el preceptivo informe favorable de la Consejería de Hacienda”. Las contrataciones, además, se realizaron sin convocatoria pública, incumpliendo los principios de “igualdad, transparencia e incapacidad, así como los de mérito y capacidad”.

El informe también revela que los cinco directivos de la empresa, reconvertidos en jefes de servicio, más un total de 51 trabajadores tienen reconocidos en sus nóminas “incentivos, complementos o gratificaciones extraordinarias” no recogidos en los convenios colectivos aplicables. El documento también menciona que existían “gratificaciones voluntarias” y “pluses a la constancia”, sin detallar en qué consistían estos complementos y cuál era su cantidad. Cetursa está dirigida por la exconsejera de Justicia, María José López.

Publicidad

Podemos y PP ya han anunciado que pedirán la comparecencia del Gobierno andaluz en el Parlamento para explicar los desfases en el gasto de personal de la empresa que gestiona Sierra Nevada.

Publicidad

Publicidad