Cargando...

Secciones

Publicidad

Julián Muñoz y Juan Antonio Roca, en el banquillo de los acusados por el 'caso Golfinger'. EFE/Jorge Zapata

Caso Malaya Julián Muñoz vuelve a la cárcel tras ser cazado en una fiesta bailando sevillanas

Publicidad

El exalcalde de Marbella quedó en libertad por motivos de salud. Instituciones Penitenciarias ordena su regreso a prisión bajo el régimen de tercer grado tras la difusión de un vídeo en el que aparecía bailando sevillanas de madrugada.

España

Julián Muñoz pudo salir de prisión y disfrutar del tercer grado por motivos de salud, sin embargo, la semana pasada le pillaron marcándose unas sevillanas a altas horas de la noche. El exalcalde de Marbella fue condenado por ser el cabecilla del caso de corrupción Malaya.

Publicidad

Hace unos días El Español publicaba en exclusiva un vídeo en el que se podía ver al exalcalde bailando felizmente junto a unos amigos en un local nocturno de Calahonda (cerca de Marbella), unas imágenes que causaron gran polémica ya que Julián Muñoz salió de prisión tras aportar pruebas que confirmaban que su estado de salud era muy delicado.

Según elplural.com , tras ver el vídeo, Instituciones Penitenciarias ha confirmado que Muñoz volverá a ingresar en el Centro de Inserción Social (CIS) Manuel Montesinos de Algeciras y tendrá que dormir en un centro penitenciario.

Tras múltiples condenas por corrupción, Muñoz, de 69 años, consiguió el tercer grado y posteriormente la libertad con pulsera telemática. Según los informes médicos aportados por su defensa sufría una grave patología coronaria que apenas le dejaba respirar y que le daba una esperanza de vida entre el año y los cinco años.

Publicidad

Su imagen al salir de prisión era la de un hombre extremadamente enfermo, muy débil y deprimido. Nada que ver con la actitud y el aspecto con el que se le puede ver en el vídeo difundido en el que se muestra bailando de madrugada.

Por esto, se ha acordado retirarle la pulsera telemática y su ingreso en prisión para que cumpla lo que le quedaba de condena bajo el régimen de tercer grado; lo que significa que durante el día estará en el Centro de Inserción Social y tendrá que dormir en la cárcel.

Publicidad

Publicidad

Publicidad