Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de una maniobras militares realizadas en junio.

Las Bardenas Defensa se ampara en un decreto franquista para usar Las Bardenas como campo militar

Publicidad

El parque natural situado entre Navarra y Zaragoza volverá a ser escenario esta semana de entrenamientos de aviones de la Armada. Una plataforma reclama una consulta ciudadana sobre el futuro de este predio, mientras que el Parlamento navarro pedirá este lunes su “desmantelamiento urgente”.

España

Es un caso único en el mundo. La Reserva de la Biósfera de Las Bardenas, un inmenso espacio natural repartido entre Navarra y Zaragoza, es también un cementerio de municiones. Casi no ha habido guerra del último medio siglo que previamente no haya pasado por allí. Lo saben en la OTAN y también en EEUU: cuando hay que entrenarse para matar, sus soldados vienen a este parque. Entonces se produce un fenómeno que los vecinos de alrededor detestan: en Las Bardenas Reales, cada poco, llueven balas.

Publicidad

Hace ya 67 años que Francisco Franco, atendiendo los consejos de quien llegaría a ser su ministro del Aire, José Lacalle Larrañaga, decretó que este sitio sería utilizado como polígono de tiro por las Fuerzas Armadas del régimen. Lacalle sabía lo que elegía: este general franquista era natural de Valtierra, uno de los pueblos navarros situados alrededor del territorio semidesértico de Las Bardenas. Así empezó una historia que no encuentra final: desde entonces, las maniobras militares han sido tan habituales como las protestas en su contra protagonizadas por un amplio abanico de movimientos sociales, políticos y sindicales.

“Durante muchos años, este polígono fue utilizado también por el Ejército norteamericano, mediante acuerdos bilaterales. Su presencia en Las Bardenas y en la Base de Zaragoza duró hasta 1991, cuando la entrada de España en la OTAN hizo innecesario la tutela USA. A partir de entonces, el Polígono es utilizado por todo aquel Estado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), implicado en guerras, intensificándose su uso en días y noches previas a bombardeos a Libia, Guerra del Golfo, de los Balcanes o el reciente conflicto de Iraq”, señala un informe de Ecologistas en Acción, una de las organizaciones que se opone a su existencia.

Movilizaciones

La próxima ola de movilizaciones tendrá lugar esta misma semana, coincidiendo con unos nuevos ejercicios en el polígono de tiro. Del miércoles 7 al viernes 9 habrá maniobras con fuego real por parte de los aviones Harrier de la Armada española. En ese contexto, este lunes a las 20.00 habrá una concentración en Ejea, uno de los municipios aragoneses del entorno de Las Bardenas. Las protestas continuarán el día 9 en Tudela, Pamplona y Zaragoza.

Publicidad

Barcenas

Se trata de un año clave para el movimiento antipolígono, pero también para quienes pretenden seguir usando esas tierras como campo de entrenamiento militar: a lo largo de 2018, el ministerio de Defensa tendrá que volver a negociar la prórroga del convenio que mantiene con la Comunidad de Bardenas Reales, la entidad pública conformada por los 22 municipios o entidades de la zona que ostenta, al menos en los papeles, la titularidad histórica de este enclave.

día de hoy, nada hace creer que el Estado vaya a desprenderse de este polígono. No en vano, en 2000 el gobierno de José María Aznar decretó este sitio como “Zona de Interés para la Defensa”, dejando la puerta abierta a una posible expropiación. Ante ese escenario, varias organizaciones de distintos ámbitos han conformado la plataforma “Bardenas Libres 2018”, que defiende la realización de una consulta ciudadana sobre el futuro del campo militar.

Publicidad

“Nuestro objetivo es desmilitarizar Las Bardenas. Queremos acabar con la presencia del polígono militar y conseguir una desconexión programada, de manera que los pueblos de la zona puedan prescindir por completo del canon económico que implica la existencia del polígono”, afirman a Público la navarra Noemí Solanas y el zaragozano Chavi Roncal, vecinos de la zona y portavoces de Bardenas Libres. Ahí está otra de las claves de este asunto: según el acuerdo alcanzado en 2008, el ministerio de Defensa paga a la Comunidad de Bardenas unos siete millones de euros anuales en concepto de “alquiler”.

Uranio empobrecido

Hasta ahora, las vecinas y vecinos de la zona no han tenido la posibilidad de pronunciarse sobre este tema. Por eso mismo, Bardenas Libres 2018 defiende que ha llegado la hora de escuchar a la ciudadanía. En caso de lograr esa “desconexión”, la plataforma reclama también que el ministerio de Defensa se encargue de recuperar y limpiar estas tierras, que podrían esconder secretos inconfesables. “Cuando la OTAN realizó aquí los ejercicios militares previos a la guerra de Balcanes, hubo bastantes sospechas de que se estuviera utilizando armamento con uranio empobrecido”, afirma Solanas.

Publicidad

A lo largo de estos años tampoco han faltado los incidentes. Uno de los más graves ocurrió el 14 de marzo de 1972, cuando dos aviones del ejército americano chocaron en el aire y cayeron sobre El Buste, un pequeño pueblo de Zaragoza. Quiso la fortuna que no hubiese víctimas entre los pobladores. Los cuatro pilotos implicados murieron allí mismo. Otro episodio difícil de olvidar ocurrió el 13 de marzo de 2000 y tuvo como protagonistas a dos F-18 que impactaron en el cielo y cayeron a menos de dos kilómetros de la localidad de Ejea. “Sólo un segundo de vuelo evitaba la catástrofe”, recuerda el informe de Ecologistas en Acción.

En julio de 2015, un turista catalán que circulaba en su coche resultó herido por el impacto de una bala proveniente de un helicóptero del Ejército del Aire, lo que reavivó los cuestionamientos sobre los peligros que implica el campo de tiro para los civiles.

Reclamo del Parlamento

Todo esto volverá a plantearse este lunes en el Parlamento de Navarra, donde Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra aprobarán una declaración contra los entrenamientos previstos para esta semana. En ese texto, los grupos firmantes –que ostentan la mayoría en la Cámara- solicitarán “la suspensión de las maniobras militares con fuego real que están programadas por el ministerio de Defensa” para los días 7, 8 y 9 de febrero, al tiempo que mostrarán su apoyo a las movilizaciones que se realizarán por este tema. Además, exigirán que el ministerio de Defensa “proceda con urgencia al desmantelamiento del polígono de tiro de Las Bardenas”. Este reclamo será enviado por escrito al gobierno de Rajoy.

Publicidad

Publicidad