Cargando...

Secciones

Publicidad

María Dolores de Cospedal e Ignacio Villa, en un acto de RTVCM.

Radio Televisión Castilla-La Mancha El Tribunal de Cuentas pide 100.000 euros a Nacho Villa y otro directivo por malversación

Publicidad

La instructora califica de “negligencia” que el directivo perdonara a una constructora 90.000 euros en las obras de reforma del edificio de Radio Nacional en Cuenca

España

El Tribunal de Cuentas ha pedido 100.000 euros a Ignacio Villa, director de Radio Televisión Castilla-La Mancha, y a otro directivo de la televisión manchega, por malversación al perdonar a una constructora 90.000 euros, según El País. La presunta irregularidad fue realizada durante la presidencia de María Dolores de Cospedal, actual ministra de Defensa con el PP . 

Publicidad

No es la primera vez que la gestión de Villa se cuestiona. En 2015 se supo que el periodista gastó 133.818 euros en cuatro años con las dos visas oro que le otorgó el ente público para gastos de representación. La gran mayoría fueron facturas en establecimientos de hostelería, muchos hoteles y restaurantes de lujo.

El Tribunal de Cuentas ahora investiga la gestión de Ignacio Villa de las obras de reforma del edificio de Radio Nacional en Cuenca. Se le acusa, su entonces director financiero y de recursos, Ramón Villaverde, de un alcance o malversación de fondos públicos. La instructora del caso cree que son responsables de no haber deducido de la factura final 89.184 euros. Además, piensa que fueron negligentes al autorizar el pago del total a la empresa Viales y Obras Públicas, S. A., sin tener en cuenta “la penalización que debía soportar” la constructora.

Fue el secretario general de Radio Televisión Castilla-La Mancha quien presentó la denuncia ante el Tribunal de Cuentas tras detectar la presunta irregularidad.En la primera vista del juicio se les reclama a Villa y a su directivo a 105.038,93 euros (el importe perdonado a la constructora más los intereses).

Publicidad

En 2015, cuando el PP perdió las elecciones, todo salió a la luz y fue cuando el Partido Socialista denunció el "agujero" ocho millones de euros que Villa había dejado en la televisión pública, por lo que Emiliano García-Page prohibió las tarjetas y anunció una auditoría

El sueldo bruto anual de Villa era de 120.000 euros, dietas aparte y además se le acusó de contratar a 35 directivos con sueldos que alcanzaban los 90.000 euros anuales. Una de sus contrataciones más polémicas fue la de una antigua compañera a la que contrató como corresponsal en Asia por 12.000 euros brutos mensuales. 

Publicidad

Está previsto que se presenten más denuncias de este tipo durante la gestión de Villa ante el Tribunal de Cuentas, según fuentes de la radiotelevisión manchega. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad