Cargando...

Secciones

Publicidad

José Manuel Baltar, presidente de la Diputación Provincial de Ourense. EFE

La Justicia investiga por qué Baltar pagó 2,7 millones a un periódico por un archivo que la Xunta valora en 150.000 euros

Publicidad

Democracia Ourensana denuncia el gasto en el que incurrió la Diputación de Ourense al comprar una copia de la colección de ejemplares de 'La Región' por un precio 18 veces superior al que en su día abonó la Consellería de Cultura por su cesión durante 15 años

España

La Diputación de Ourense ha gastado 2,7 millones de euros en adquirir una copia de la hemeroteca del diario local La Región, una colección de ejemplares del periódico desde 1910 hasta la actualidad y que la propia empresa editora ya cedió a la Xunta en el año 2015 por una cantidad 18 veces inferior: 150.000 euros. Así figura en una demanda contra la institución que preside José Manuel Baltar (PP) presentada por Democracia Ourensana (DO), una formación provincial que reclama la anulación de la compra y la devolución de las cantidades abonadas. La demanda ha sido admitida a trámite por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ourense.

Publicidad

La Región es un periódico provincial propiedad de la familia Outeiriño, fundado en 1910 y con unas ventas de 9.600 ejemplares diarios, según la Oficina de Justificación de la Difusión. De tendencia conservadora, suele ofrecer una amplia cobertura de las actividades de la Diputación Provincial y su presidente. Sus portavoces aseguran que no existe irregularidad alguna en la venta de su archivo, y que el precio era incluso inferior al que merecía.

En mayo del 2017, José Manuel Baltar anunció que el organismo que preside iba a gastarse 2,7 millones de su presupuesto (que asecendía a 87 millones ese año, aunque sólo 15 millones se destinan a inversiones reales), en adquirir una de las copias de la colección histórica de La Región, que se pagarían en tres plazos anuales de 900.000 euros. Se hizo mediante el procedimiento negociado sin publicidad y con cargo a la partida Proyectos culturales complejos de sus cuentas anuales. El acuerdo se selló con foto del presidente estrechando en su despacho la mano del actual editor, Óscar Outeiriño.

Baltar justificó el gasto alegando que se trataba de una “documentación periodística patrimonio de todos los ourensanos” que había que poner “a disposición de todos ellos”. Aunque lo cierto es que la hemeroteca del diario ya estaba desde hacía tiempo a disposición del público en varias bibliotecas de Madrid, Santiago y Ourense.

Publicidad

A finales del año 2014, la propietaria de la empresa y de la colección, Isabel Outeiriño, ofreció el archivo de La Región correspondiente a la etapa 1910-1967 a la Consellería de Educación y Cultura de la Xunta para su cesión y exposición. En el escrito que recoge la oferta a la Xunta, alude a su “contenido y valor” histórico.
Poco después, el jefe de Servicio de la Biblioteca de Galicia emitió una certificación en la que dice literalmente que la colección la componen “un total de 1.232 tomos para los que se hace una valoración de 150.000 euros en función de su interés”.

Una apreciación que confirmó en abril del 2015 el secretario del Consello Superior de Valoración de Bens Culturais de Interese para Galicia, organismo obligado a emitir informes consultivos para evaluar el precio del patrimonio que se le ofrezca a la Xunta en calidad de cesión de bienes culturales . En su certificación, el Consello acepta la propuesta de Outeriño y la valora en 150.000 euros “a efectos de depósito”.

Publicidad

La Diputación de Ourense, que ya ha enviado al juzgado su escrito de contestación a la demanda, se ampara en que no es lo mismo “un depósito” por quince años, como el que en su día aceptó la Xunta, que una adquisición directa. Pero lo cierto es que no ha facilitado los criterios que permitieron establecer el precio final del archivo. Este se basó en un informe de la empresa Taxo, del Grupo Tinsa, que lo fijó en una horquilla de entre 1.868.000 y 5.371.000 euros. En el expediente de compra, la institución que preside Baltar estableció un valor de 3.813.000 euros, ligeramente por encima de la media aritmética de ambas cantidades. Taxo cobró a la Diputación 5.600 euros por ese trabajo.

Público se puso ayer en contacto con el Grupo Tinsa, cuyos portavoces alegaron que las tasaciones son confidenciales, que no difunden los criterios que emplean los técnicos para hacerlas y que no es inusual que existan diferencias entre las que realizan expertos de distintas empresas e instituciones públicas. Lo cierto es que en el expediente de compra de la Diputación no figura alusión alguna a esos criterios, ni está anexa la “documentación analizada” por Taxo, ni se explicita si ésta fue aportada por la empresa editora del diario o por la propia institución provincial.

Publicidad

Según Democracia Ourensana, ni la copia del archivo hemerográfico que adquirió Baltar ni la que se cedió a la Xunta son, además, las únicas disponibles para su consulta en España. La Biblioteca Pública de Ourense, de la que es titular el Ejecutivo autonómico, dispondría de otra. Ese centro forma además parte del proyecto Biblioteca Digital Hispánica, que permite el acceso al histórico digitalizado de ejemplares de casi todas las publicaciones periódicas que se editan en el Estado, como La Región, y que gestiona la Biblioteca Nacional, que a su vez también archiva físicamente esos números en papel.

“Con la compra del archivo, la Diputación refuerza la compra de la línea editorial de La Región que ya hace a través de la inserción de anuncios, de la adquisición de ejemplares en bloque y de los convenios”, asegura Gonzalo Jácome, presidente de DO, portavoz de la formación en el municipio de Ourense y diputado provincial. Asegura que sólo en esos capítulos la Diputación ya abona una media de un millón de euros anuales a los medios del grupo editor de los Outeriño desde hace años.

En concreto, entre el 2012 y el 2015, La Región obtuvo del organismo que preside Baltar, entre suscripciones institucionales al diario y publicidad, una media de 928.645 euros al año. Jácome también subraya que no es casual que el gasto en la compra del archivo se haya presupuestado en tres plazos: “Baltar se asegura un buen trato hasta las municipales del 2019, pues el último pago de 900.000 euros será precisamente ese año”.

La demanda también abunda en el hecho de que, según un informe que la formación encargó sobre la situación financiera de La Región, ni las cuentas anuales ni los balances contables de la empresa reflejan que entre sus existencias de los últimos años haya activo alguno que la compañía valore en las cantidades que estimó Taxo, o que se aproximen siquiera al precio de lo que la Diputación pagó por su colección hemerográfica. “No existe evidencia alguna de que haya una partida relacionada con el supuesto ‘archivo histórico de La Región’ tasado entre un valor mínimo de 1.868.000 € y un máximo de 5.371.000 €”, asegura el experto.

Además, el informe contable aportado a la causa detalla que las deudas a corto plazo de la empresa, es decir las que obligaban al pago de manera inminente en el momento de la venta de la colección de periódicos, ascendían a 2.699.000 euros: “Sospechosa y sorprendente coincidencia con el precio de venta de su archivo histórico” [tan sólo mil euros de diferencia].

Fuentes de la empresa editora de La Región afirmaron ayer que “el uso e interpretación” que hacen DO y su presidente de la tasación realizada por la Xunta demuestran “un absoluto desconocimiento o un uso deliberadamente perverso y espúreo de la información, o tal vez las dos cosas”.

“El documento que esgrime contiene una valoración de un depósito temporal, con obligación de restitución, solo de una parte de la hemeroteca, y contempla variables como el precio de las compañías aseguradoras, entre otras. No es comparable la valoración que contiene con la tasación del archivo puesto que ni se habla de las mismas variables, ni del mismo contenido documental, ni de la misma temporalidad, ni mucho menos de los mismos términos. La administración autonómica asumía que ese mero deposito no suponía transmisión alguna de los derechos de explotación económica del archivo como la digitalización, tomando medidas la Xunta para que esta no se produjera, lo que obviamente influye en la diferente valoración”, aseguran.

Y añaden: “La tasación sobre la que giró la venta realizada para la Diputación ascendía a 3,8 millones de euros. El interés de La Región de que la colección quedase a disposición de los ourensanos hizo que fuese finalmente entregada por 2,7 millones de euros e incluye los derechos de propiedad intelectual del único periódico que contiene, como narrador único e ininterrumpido a lo largo del tiempo, más de un siglo de historia de la provincia, ya que están incluidos todos sus suplementos; además de 50 años de historia de la emigración española, narrada a través de La Región Internacional, periódico precursor en la información sobre la diáspora”.

Publicidad

Publicidad